Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Crece la polémica entre Villarino y Patagones por las aguas del río Negro

Concejales y dirigentes de Patagones le habían pedido al gobernador Kicillof que se reserve para ese distrito la mitad del cupo que le correspondería a la Provincia. La solicitud no cayó bien en Villarino, cuyos ediles pidieron desestimarla y reclamaron un reparto "equitativo".

Las maravillosas vistas del majestuoso río Negro desde los cielos de la comarca Viedma-Patagones. Fotos: Archivo La Nueva.
imagen
layout="fixed-height">

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com
Audionota: Guillermo Crisafulli (LU2)


   Si bien la provincia de Buenos Aires aún no tiene asignado un cupo definido de las aguas del río Negro, la polémica por el futuro reparto del valioso recurso volvió a instalarse en la región.

   El desencadenante de esta nueva polémica fue la decisión de Patagones de reclamar para sí la mitad del cupo de 200 metros cúbicos por segundo (200m3/s)  que le corresponderían a la provincia de Buenos Aires.

   Ese reclamo se había planteado a fines de agosto, durante la reunión de la Comisión en Defensa de los Derechos sobre el Agua del Rio Negro, conformada por ediles, funcionarios, instituciones y vecinos de Patagones.

   Durante ese encuentro se resolvió solicitar “la imputación preventiva de 100 metros cúbicos para Patagones, de los 200 cúbicos solicitados por la Provincia de Buenos Aires”.

   El pedido se elevó a Javier Reyes, quien se desempeña como representante de la Provincia en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) -el organismo que regula el uso del recurso hídrico-, para que lo traslade al gobernador Axel Kicillof.

   Además, la Comisión sugirió que se conforme dentro de la estructura municipal “un área jerárquica para administrar el riego y los proyectos de desarrollo, con un consejo asesor de técnicos”.

   Reyes estuvo esta semana en Patagones, donde mantuvo reuniones con la comisión de dirigentes, vecinos y ediles. Durante el encuentro se debatió sobre los proyectos presentados durante los últimos años para aprovechar las aguas del río Negro y su posible costo, así como las potenciales fuentes de financiamiento.

 

Concejales, dirigentes y vecinos en alerta

   El pedido de Patagones a las autoridades provinciales no cayó para nada bien en Villarino. De hecho, encendió todas las alertas. “No entendemos por qué se cortaron solos”, repiten en el distrito que conduce Carlos Bevilacqua.

   El concejal oficialista Gonzalo Silva (Acción por Villarino) recordó en la sesión del CD de esta semana que hay “antecedentes muy recientes” de acuerdos entre su distrito y el de Patagones para trabajar en conjunto por los proyectos tendientes a utilizar las aguas del río Negro. 

   “Debemos poner en conocimiento al gobierno nacional, a través del ministro del Interior Wado (Eduardo) De Pedro, que en 2016 y 2017 hubo actas acuerdo firmadas por los intendentes José Luis Zara (Patagones) y Carlos Bevilacqua (Villarino) para trabajar en forma conjunta en los proyectos que surgieran”, señaló, dejando ver la sorpresa que aún persiste en su distrito por la postura asumida por dirigentes de Patagones.

   Por toda respuesta a la posición de Patagones, en la misma sesión se aprobó por unanimidad una resolución que intenta poner un freno al reclamo de los maragatos. 

   En ella se pide a autoridades provinciales y nacionales que “en la definición de la ampliación del cupo en metros cúbicos de agua que corresponda a la Provincia de Buenos Aires, el mismo sea distribuido de manera equitativa y igualitaria entre los distritos de Villarino, Patagones, Coronel Rosales y Bahía Blanca”.

   Se solicitó también que ese reparto dé “prioridad absoluta a los proyectos de abastecimiento de agua potable para consumo humano”.
En cuanto a la posibilidad de destinar el recurso a ampliar o crear nuevas zonas de riego productivo, el CD de Villarino reclamó que se haga sin perjudicar o actuar en desmedro de algún distrito en particular.

   El pedido fue dirigido no sólo al gobernador Axel Kicillof y al jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde, sino también al ministro del Interior Eduardo De Pedro, el mencionado Javier Reyes y “demás integrantes de la AIC”.

   De la misma forma, se resolvió solicitar al representante de la Provincia en la AIC, Javier Reyes, que concurra al recinto del concejo villarinense para “brindar detalles acerca de las actuaciones que se vienen llevando a cabo y los avances obtenidos en lo que respecta a la definición de cupos de agua del río Negro”.

   Por último, se instruyó a la presidenta del CD de Villarino, Susana Velasquez,  que mantenga una reunión con su par de Patagones, Julio Costantino, para “conocer el verdadero alcance de la reunión” en la que se decidió solicitar los 100m3/s del río Negro para ese distrito.

   Este último punto apunta a dejar en claro cuál es la postura de Patagones, y en algún punto a propiciar que la dirigencia de ese distrito reflexione al respecto y, eventualmente, dé marcha atrás o modifique su pedido.

   En los fundamentos del proyecto que aprobaron, los ediles villarinenses sostuvieron que la actitud de Patagones “hace pensar” que el objetivo es “avanzar en forma unilateral” sobre el reparto del recurso “en detrimento de los proyectos integrales para la región del Sudoeste Bonaerense”.

   También se recordó que Villarino ha mantenido la postura de impulsar proyectos integrales de alcance regional que prioricen el uso de agua para consumo humano y el desarrollo productivo “sin mezquindades ni distinción de cupos entre los distritos involucrados (Patagones, Villarino, Bahía Blanca y Coronel Rosales)”.

   En tal sentido, se recordaron actas firmadas en Hilario Ascasubi el 8 de septiembre de 2016 y 4 de diciembre de 2017, en la que los intendentes de Villarino y Patagones -entre otros actores- fueron dando pasos en conjunto para propiciar que se determine el cupo del río Negro que le corresponde a la provincia de Buenos Aires y se defina a qué proyectos se destinará.

Bevilacqua: “Hay que tener una mirada regional integral”

   El intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua, reconoció que en Villarino hay “preocupación” por la solicitud que elevó el CD de Patagones a la Provincia.

   “Cuando vino el gobernador hace unos días le pedí hablar en privado para transmitirle la preocupación que tiene el gobierno y el sector productivo de Villarino, especialmente la zona de Corfo Río Colorado, por el pedido que ha hecho el Concejo Deliberante de Patagones en forma institucional”, señaló el jefe comunal.

   Desde su punto de vista, el pedido de reserva de 100m3/s para un solo distrito no se condice con el espíritu que siempre han tenido las negociaciones para lograr que la Provincia acceda al cupo de agua que le corresponde del río Negro.

   “Lo que le dije al gobernador Kicillof es que la asignación del recurso, una vez que sea determinado, debe ser definida por una mesa regional de la que tomen parte los intendentes de Patagones, Villarino, Bahía Blanca y Coronel Rosales”, dijo.

   “Los cuatro distritos tienen necesidades, y deben ser analizadas en el marco de una mesa regional. Los cuatro municipios necesitan garantizar agua para consumo humano; en Patagones y Villarino hay proyectos no sólo para ampliar las zonas productivas bajo riego, sino para crear nuevas; y Bahía Blanca necesita el agua para uso industrial”, añadió.

   Según el intendente de Villarino, el gobernador Kicillof “compartió la idea” de que se debe abordar el reparto del cupo de agua del río Negro “con una mirada regional integral”.

   “Una vez definidos los cupos, será la mesa que conformen los cuatro municipios la que analice qué proyectos priorizar. Será en base a la visión política de los intendentes, pero con un fuerte apoyo técnico y con la idea de dar respuesta justa y equitativa a las demandas de todos los municipios”, dijo.

   “No puede ser que se beneficie a un distrito en particular en desmedro de las necesidades históricas de los otros tres, ya sean de agua para consumo humano o para uso productivo o industrial”, añadió.

   Bevilacqua dijo que promoverá una reunión de los cuatro intendentes involucrados –él, Zara, Héctor Gay y Mariano Uset- con el gobernador Axel Kicillof para seguir puliendo la idea e involucrando con los distintos proyectos tanto a organismos provinciales como a sectores técnico-académicos.

   “Todos los intendentes tenemos necesidades para resolver y se entiende que cada uno debe rendir cuentas ante sus vecinos, pero de todas formas se debe tener una visión amplia, equitativa y solidaria”, indicó.

   El jefe comunal recordó que lograr un trasvase del río Negro al Colorado y traer de allí el agua a Bahía Blanca y Coronel Rosales “es una obra de miles de millones de dólares”.

   “Por eso no se pueden abordar las gestiones por estos fondos, o siquiera el proyecto previo, sin tener una mirada integral, amplia y regional de las iniciativas que se van a desarrollar”, cerrò.