Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Desacuerdo entre los organismos artísticos del sur y el municipio

El OAS denunció que no puede hacer uso de las instalaciones del remodelado teatro Municipal y que debe ensayar en lugares inadecuados.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   “Los organismos artísticos del sur (OAS) hemos sido desalojados del teatro Municipal, a pesar de un convenio existente entre el municipio y la provincia que exige que sea ese el lugar de ensayo y actividades de la Orquesta Sinfónica Provincial, Ballet del Sur y Coro Estable”. 

   En estos términos han dado a conocer su situación, mediante un comunicado, los casi 600 integrantes de OAS, quienes debieron dejar las instalaciones del teatro en 2019 –cuando se procedió al cierre del edificio para realizar obras de acondicionamiento—y a las cuales no pudieron regresar desde la reapertura de la sala, en noviembre último. 

   Ninguno de los tres organismos ha retornado, tanto en lo que refiere al uso para sus ensayos como a ocupar espacios para sastrería, peluquería, zapatería, utilería, guardado de partituras y depósitos. 

   “Es un desmembramiento, una dispersión que ataca directamente nuestro núcleo de producción que es un teatro lírico para conciertos, óperas y ballets”, agrega el escrito.

   Mencionan que la municipalidad argumenta que es por un tema de seguridad que los organismos no pueden volver a montar sus talleres en el teatro, aunque fue el propio jefe comunal, Héctor Gay, quien habló, señalan, de un teatro “seguro y confiable”.

   “La municipalidad está destruyendo “nuestro pequeño Colón”, al impedir su desenvolvimiento esencial”, agrega el escrito al tiempo de mencionar que “a corto plazo” desaparecerán las producciones líricas que llevan a cabo los tres cuerpos.

Un salón sin acústica 

   Otro punto preocupante para OAS es que tampoco la provincia les ofrece espacios donde trabajar, un sitio que pueda agrupar las producciones conjuntas entre los tres cuerpos. 

   “El Coro Estable ensaya fuera del teatro, en una sala con pésima acústica, un problema similar aqueja a la Orquesta mientras que el Ballet lleva dos años inactivo”, señalan.

   En la actualidad, tanto la orquesta como el ballet utilizan un salón alquilado a la Corporación del Comercio, en Alsina 19, aunque el mismo es señalado como inadecuado para los ensayos.

   Natalia Martirena, coordinadora general de OAS, explica esa situación. 

   “El salón de la Corporación no permite realizar actividades que sí permite el teatro, que es lírico, por caso el ensayo de la orquesta con una acústica adecuada. En realidad no hay ningún lugar en la ciudad acorde a esas necesidades, muchos menos para preparar óperas o un repertorio del ballet. La Corporación es un espacio para ensayar por grupos y entrenamiento. El teatro, en cambio, es un espacio orgánico ideal, para escuchar todos los sonidos de la orquesta y donde los bailarines tienen las dimensiones espaciales necesarias para sus movimientos”, dijo.

   Finalmente los organismos sugieren que la solución de fondo al tema es la necesidad de contar con otro teatro. 

   “El Municipal no debe ser sobrecargado con presentaciones que pueden realizarse en otros ámbitos. Descomprimirlo sería preservarlo. Las presentaciones de OAS representan el 10 por ciento de la programación anual. No se nos puede adjudicar un uso intensivo”.

La respuesta oficial

   El titular del Instituto cultural, José González Casali, que fue coordinador de OAS entre 2018 y 2019, aseguró que “no hay ningún inconveniente” en que los conjuntos artísticos “regresen al teatro”, aunque “no en las mismas condiciones que lo venían haciendo antes del cierre”.

   “Los organismos ocupan el 70% del tiempo y del espacio del teatro. El ensayo de la orquesta, por ejemplo, se estira hasta las seis de la tarde, lo cual dificulta la organización de espectáculos por parte de artistas y agrupaciones locales, que no alcanzan a hacer las pruebas necesarias antes de una función”, explicó González Casali.

   Por eso el municipio espera que la provincia les consiga un espacio donde realizar sus prácticas, de modo de ocupar el teatro sólo los días previos a una presentación.

   Distinta es la situación de los espacios de históricamente ocupaban los OAS con sus talleres, vestuarios, maquillaje o zapatería. 

   “Esa es una situación más compleja. Un informe de seguridad indica que las dependencias donde funcionaban estos sitios son inadecuadas para esos usos. Originalmente eran habitaciones donde se alojaban los artistas. Además esos sitios estaban en poder de los organismos mientras que ahora han pasado a ser lugares de uso común, compartidos”, detalló.

   Por último Casali insistió en que cada organismo tendrá lugares adecuados para sus ensayos en los días previos a una presentación. 

   “Estas decisiones tienen que ver con tener un teatro para todos, no se trata de ningún capricho”, finalizó el funcionario municipal.

Dos detalles

--Los Organismos Artísticos del Sur fueron creados en 1999 y agrupan la actividad de la Orquesta Sinfónica, el Ballet del Sur y el Coro Estable. Cada año realizan entre 25 y 30 producciones de ballet y ópera.

--Canje. En 2005 la provincia cedió a la municipalidad el edificio de Sarmiento y Estomba para servir como sede del Concejo Deliberante. A cambio, la comuna entregó el sexto piso del mercado Municipal para ser utilizado por el coro estable y se comprometió a alquilar un salón que sirva como depósito del material escenográfico y de las producciones de OAS.