Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Susbielles: "Se consolida una tendencia en alza de nuestro liderazgo operativo"

El presidente del Consorcio de Gestión se refirió al movimiento que tuvo el puerto de Bahía Blanca en el primer semestre del año, impulsado por los buques graneleros.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   "El Puerto de Bahía Blanca ha estado a la altura y ha sido fundamental para mantener la economía y el comercio exterior del país”.

   Con esa frase, Federico Susbielles, presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, describió lo que sucedió en el primer semestre de este año, en el que se alcanzaron cifras históricas en la mercadería movilizada general, principalmente en granos, y en el marco de estricta seguridad sanitaria por la pandemia.

   “La foto positiva del período consolida una tendencia en alza de nuestro liderazgo operativo, con una promisoria perspectiva para lo que resta del año”, señaló Susbielles, avalado por las estadísticas presentadas.

   El movimiento de mercaderías en el Puerto alcanzó las 8.544.849 toneladas, marca superior en un 1.9% con respecto a 2020 y de un 6,6% al 2019.

   Si se incluye también la actividad de Puerto Rosales, por el estuario de Bahía Blanca se movilizaron 13.419.291 de toneladas, con un 2.4% de aumento con relación del 2020 y de un 8,9% del 2019.

   Así, transitaron en el estuario local 485 buques, siendo los buques clasificados como graneleros el porcentaje más alto. La afluencia del transporte terrestre alcanzó una significativa marca, movilizándose 137.739 camiones, que se complementaron con el transporte ferroviario que registró 33.575 vagones. 

   “Además, hemos logrado un Puerto más estrechamente ligado con la comunidad, entendiendo también que el desarrollo económico tiene que relacionarse con el desarrollo de la comunidad y en ese sentido creo que hemos avanzado y debemos seguir haciéndolo porque el puerto del futuro tiene que ser un puerto sustentable y en armonía con todos y todas”, agregó.

   Las buenas cifras se atribuyen principalmente a la carga correspondiente de granos, que evidenció un crecimiento del 2% con un total de 5.614.039 toneladas con respecto al 2020. Si se toma el mismo período, pero con referencia al 2019, la suba récord escala a un 10,4%.

   El tráfico de graneles ha batido un récord, respaldado principalmente por el maíz con 2.671.371 toneladas (suba del 1% con respecto a 2020), trigo con 1.695.285 toneladas (suba del 10.4% con respecto a 2020) y cebada con 766.124 toneladas (suba del 144% con respecto a 2020).

   “La verdad que es muy satisfactorio alcanzar estas marcas históricas tanto para nuestro puerto como para la ciudad. Seguiremos apostando a la mejora y renovación en la infraestructura portuaria para optimizar nuestros estándares y la capacidad logística. Nos enorgullece colaborar con nuestra competitividad y dinamismo al crecimiento de la provincia, alineados con el planeamiento estratégico de toda la actividad portuaria bonaerense”, añadió.

   Brasil, Vietnam, China, Corea del Sur, Malasia y Egipto fueron los principales destinos de las exportaciones en estos seis primeros meses del año.

   Uno de los motivos del crecimiento se debe a la bajante del río Paraná, que complicó las operaciones de amarre en el puerto de Rosario.

   “Nuestro puerto está preparado para absorber mayor cantidad de carga. El 90% de las operaciones de granos en el puerto de Bahía Blanca son de completamiento de carga, ya que siempre funciona como un esquema de complemento de todo el complejo Rosafe, de la hidrovía”, dijo Susbielles.

   Normalmente alrededor de 65% de los embarques de granos (poroto de soja, maíz, cebada) sale por Rosario y el 35% restante por Bahía Blanca; así que si un buque que cargaba 40 mil toneladas y hoy puede cargar sólo 32.000 toneladas, 20% menos por la bajante, podría llegar a ir a completar su carga en Bahía Blanca.

   Esto se explica, por un lado, en la severa bajante que afecta al Río Paraná, la más pronunciada en más de 50 años, y, por el otro, en que la producción de trigo y cebada en la región de influencia de los puertos marítimos bonaerenses no se vio afectada, a diferencia de la región norte y centro del país.

   Por eso los embarques de estos granos desde Bahía Blanca y Necochea no sufrieron la reducción que sí tuvieron los despachos del resto de las terminales portuarias.

   “Empiezan a verse más buques que hacen carga completa en el puerto de Bahía Blanca, tanto de trigo como de maíz o cebada. Esto empieza a demostrar que el puerto comienza a ampliar su hinterland y a consolidar este tipo de operatoria”, sostuvo Susbielles.

   El presidente del Consorcio de Gestión del puerto destacó que ha sido un excelente primer semestre.

   “El trabajo coordinado de todos los sectores portuarios permitió recuperar lo que fue un inicio de año complejo por la medida de los transportistas autoconvocados, pero estamos consolidando una suba de los volúmenes de granos donde se observa un crecimiento muy importante”, dijo.

   Susbielles también se refirió al crecimiento de participación de la estación marítima local, a nivel nacional, en la exportación de trigo, donde si bien el número de toneladas cayó por distintos factores, como en el resto del país, el porcentaje de Bahía Blanca creció un 6/7 por ciento.

   “Estamos con expectativas y esperamos seguir trabajando de esta manera, en un contexto que tiene sus complejidades por la pandemia, pero con el esfuerzo y el aporte de todos confiamos seguir consolidando este presente y futuro del puerto”, cerró Susbielles.