Hoy está en libertad

Suris y las pruebas que lo pueden comprometer con el lavado de dinero

4/5/2021 | 06:15 |

El Juzgado Federal N° 1 debe resolver si acepta el pedido de la fiscalía para su prisión preventiva. Cuáles son los argumentos en su contra.

   Más de 16 informes, pericias y análisis contables, entre otras pruebas, llevaron al doctor Santiago Ulpiano Martínez a creer que Juan Ignacio Suris y otros ingresaron en el circuito legal dinero de la droga y las facturas truchas.

   Las evaluaciones que tuvo en cuenta el fiscal federal para pedir la prisión preventiva de Suris y el procesamiento de otros 6 acusados corresponden a la Procuraduría contra el Lavado de Activos (Procelac), la Unidad de Información Financiera (UIF), la Unidad de Investigaciones de Activos Ilegales de la Policía Bonaerense y otros organismos como AFIP, ANSES, ARBA y DNRPA.

   Suris, procesado desde 2014 como supuesto comercializador de estupefacientes y jefe de una asoacición ilícita fiscal, espera en libertad el juicio por ambos delitos.

   El juez federal Walter López Da Silva deberá resolver si acepta o no el pedido de Martínez, que tiene que ver con el lavado de activos del dinero, tanto del narcotráfico como de la maniobra tributaria.

Juan Ignacio Suris: “Reconozco que hice pillerías, pero nunca fui el jefe de una banda”

   En este último caso, se acusa a Suris de crear, administrar o presidir al menos 6 firmas: CVP Industria, M-Magna, Áttimo Bahía Blanca, E&J Argentina, Scarsur, y Bahía Acoplar, las dos últimas en formación.

   Las mismas estaban registradas pero no tenían movimiento ni capacidad económica o financiera, aunque facturaban, a través de prestanombres, supuestas obras y servicios, a fin de proveer crédito fiscal a más de 190 empresas y gobiernos municipales y provinciales (por más de 14 millones de pesos) y así permitirles evadir tributos.

Lo contó él

   El propio acusado lo reconoció en su indagatoria por la asociación ilícita fiscal, con una explicación concreta.

   "El titular de cada empresa me extendía un cheque de la misma a la orden de una de mis empresas la cual era la que supuestamente le había realizado el trabajo u obra que nunca existió.

   "Luego el valor era endosado por mi empresa, cobrado en su totalidad según cual fuere el monto de la factura negociada, dado que así la ley lo exige, que la operación tiene que ser bancarizada.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Una vez cobrado el valor se le devolvía en su totalidad el dinero al titular del cheque o de la empresa que se había hecho la venta de la misma y mi empresa se quedaba con un porcentaje, previamente acordado, que oscilaba entre un 15, 20 o 30% del 21% del IVA", detalló Suris en su declaración. 

   Por ejemplo, un día en la sucursal de la avenida Alem del Banco Provincia se hizo un depósito por 500 mil pesos a las 13 horas y a las 13.02 fueron retirados. Es decir que ni siquiera existió el físico del dinero, dado que esos 120 segundos no son suficientes para contarlos.

Acreditaciones e incosistencias

   La UIF detectó acreditaciones bancarias entre 2008 y 2011, por un monto superior a los 14 millones de pesos a favor de Suris, y otros 18 millones a través de las citadas empresa fantasmas.

   También notaron 225 cheques rechazados de estas sociedades, por más de 1,2 millones de pesos, e inconsistencias entre los ingresos declarados y las acreditaciones bancarias, de más de 6,4 millones de pesos.

   Entre 2006/2012 Suris tenía a su nombre solo un auto Toyota Corolla, aunque se acreditó que había asegurado una gran cantidad de rodados de alta gama, que estaban a nombre de sus presuntos "lavadores", su padre Eduardo, su hermano Guillermo, los contadores Domingo Tomás Goenaga y Rogelio Alberto Chanquía, Nicolás Ibarra Gutiérrez y Flavio Rodrigo Carrano.

   Por ejemplo, un Mitsubishi, un Volkswagen Scirocco, un Mercedes Benz, un BMW, dos motos y otros varios vehículos de industria nacional.

"Cartas" millonarias

   El fiscal Martínez también tuvo en cuenta, como elemento indiciario, el secuestro, durante los allanamientos que se hicieron por la causa de asociación ilícita fiscal, de 24 cartas de crédito de un banco extranjero, por un valor de 42.566.000 dólares.

   Se trata del Bank of Switzerland LTD y que figuraban a favor de Juan, Eduardo y Guillermo Suris, así como E&J Argentina y CVP Industria.

   Las cartas de crédito son instrumentos de pago para el comercio internacional. En este caso no se pudo determinar hasta el momento si estaban autorizadas o no, aunque se cree esto último.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias