Qué necesita Bahía Blanca para volver a fase 3

3/5/2021 | 19:01 |

Hay dos circunstancias principales que permitirían un ascenso. Qué revisión pedirá la Municipalidad a la Provincia en los próximos días.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

   Comenzaron a regir hoy las restricciones de fase 2 en Bahía Blanca, lo cual incluye la suspensión de las clases presenciales, el cierre de todos los comercios no esenciales a las 19 horas, impedimento para funcionar en los gimnasios y prohibición de circulación a partir de las 20, entre otras medidas.

   La situación epidemiológica de la ciudad, con récord de casos y ocupación de terapias intensivas para COVID-19 en las últimas semanas, motivaron al gobierno nacional a incluir a nuestro distrito en la categoría de Alarma Epidemiológica, la más crítica de todas.

   Si bien la normativa está planteada hasta el 21 de mayo, la Provincia de Buenos Aires actualiza la ubicación de cada distrito en el sistema de fases todas las semanas, de acuerdo con la evolución de los principales indicadores.

   En la Municipalidad bahiense, según pudo averiguar La Nueva, solicitarán sobre el fin de semana la revisión de esos parámetros centrales a la Gobernación, en tanto mejoren los números, para intentar un regreso a fase 3 desde el lunes próximo.

   ¿Cuáles son esos indicadores? El decreto de Alberto Fernández dice:

   "Los grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300.000 habitantes serán considerados en SITUACIÓN DE ALARMA EPIDEMIOLÓGICA Y SANITARIA cuando la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos CATORCE (14) días por CIEN MIL (100.000) habitantes sea igual o superior a QUINIENTOS (500) y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva sea mayor al OCHENTA POR CIENTO (80 %)".

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En el caso de la ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva (UTI), el fin de semana en la ciudad se llegó al pico máximo desde el inicio de la pandemia, con 42 camas ocupadas sobre un total de 45 disponibles entre todos los hospitales públicos y privados (93% de ocupación).

   El detalle es que el número de camas disponibles es móvil, tanto como, obviamente, la eventual ocupación. La posibilidad de agregar camas en los sectores críticos podría redondear un mejor porcentaje, debajo del 80% de ocupación, tal como establece el decreto.   

   La otra variable es la cantidad de casos cada 100 mil habitantes. Bahía Blanca necesitaría durante 14 días tener un promedio igual o inferior a 110 casos diarios para lograr un ascenso de fase. Hoy ese número se encuentra en 227 de promedio, con lo cual el ritmo de contagios debería bajar a la mitad. 

   Sin embargo, en la Municipalidad bahiense consideran que cierto amesetamiento de la curva en los últimos días es un indicador favorable y que, centralmente, se necesita solucionar el problema de las camas de terapia para pedir la modificación.

   Lo cierto es que el año pasado, a medida que las restricciones se fueron relajando, comenzaron a surgir excepciones para diferentes actividades pese a que el sistema de fases no las admitía. En 2021 este es el inicio del endurecimiento de las normas, con lo cual la posibilidad de que las aperturas y cierres se negocien con cierta flexibilidad es historia por escribirse.

   Más importante en lo inmediato: el nivel de cumplimiento o no que tendrá la normativa en Bahía Blanca. Y la voluntad de las autoridades de controlar para que se cumpla a rajatabla. Será el gran tema de las próximas horas.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias