Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Caso Facundo: "Ante todo, hay que ser cauto", dijo el fiscal Horacio Azzolín

Uno de los instructores de la causa dio detalles de lo que secuestraron y los rastros que levantaron en el puesto policial.

   "Todo lo secuestrado debe peritarse para vincularlo o no con el caso. Ante todo, hay que ser cauto".

   Ese fue el balance del fiscal Horacio Azzolín, uno de los encargados de encabezar el allanamiento que se realizó durante todo el día y la noche de ayer en el puesto de vigilancia policial de Teniente Origone, en el marco de la causa por la desaparición seguida de muerte de Facundo José Astudillo Castro.

   "Lo importante es haber podido revisar el lugar, cosa que venimos pidiendo desde octubre del año pasado, en el marco del agotamiento de las diligencias de prueba para conocer lo sucedido", amplió Azzolín en contacto con La Nueva.

   La diligencia, autorizada por la justicia, se inició a media mañana del jueves y concluyó a última hora de la noche, ya que se aprovechó la oscuridad para el uso del luminol, un compuesto que reacciona ante la existencia de manchas hemáticas en distintas superficies.

   El fiscal confirmó que encontraron muestras biológicas que se van a peritar, lo mismo que algunas prendas y un trozo de piedra turmalina, similar a la que usaba Facundo en un colgante y que también se había hallado en un patrullero.

   La piedra apareció en la zona del fondo del destacamento, donde en agosto del año pasado, en oportunidad de la primera requisa en el lugar, se encontró un amuleto de madera (sandía) que, según Cristina Castro, también era de su hijo.

   También se van a analizar unos libros de guardia que fueron retirados por los peritos.

   Si bien no está definido, en principio serían especialistas de Gendarmería los que hagan los estudios complementarios, ya que vienen trabajando con la mochila y los celulares de Facundo.

   Sobre la entrega de los teléfonos personales y de función de los 4 policías que tuvieron contacto el 30 de abril del año pasado con el joven -medida también autorizada por la Cámara Federal-, se informó que el pedido está en proceso.