Berni dijo que muchos policías en la quinta de Olivos estaban drogados y alcoholizados

14/9/2020 | 09:42 |

El ministro bonaerense de Seguridad agregó que nunca se comprometió a no sancionar a los policías que participaron de las movilizaciones.

Sergio Berni

   El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró ayer que la protesta de policías en reclamo de mejores salarios “nunca puso en riesgo la institucionalidad” y afirmó que no presentó su renuncia ni tampoco se la pidieron.

   Además, destacó que muchos de los efectivos que protestaron frente a la residencia presidencial estaban bajo los efectos de algunos estupefacientes y drogas, según consigna el portal Infobae.com.

   “La protesta fue hecha por unos pocos policías locales”, explicó el funcionario de Axel Kicillof en una entrevista con la periodista Romina Manguel. Sin embargo, reconoció que “se sabía” que un conflicto así podía desatarse porque los policías no tienen sindicatos y “el malestar en la fuerza estaba latente”.

   En ese sentido, agregó que “no hace falta ser un especialista para saber lo que iba a pasar, estaba en las redes sociales”.

   Según Berni, el problema con la policía no se gestó hace uno o dos años sino que es “estructural” y hasta ahora “nadie tuvo la voluntad, los recursos o la intención” de solucionarlo. Incluso denunció que anteriormente con reclamos similares se “extorsionaba” a los ministros de Seguridad para desactivar los conflictos.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El ministro afirmó que a pesar de todo siempre se mantuvo intacta la cadena de mandos y que no se vio comprometida la seguridad de los bonaerenses.

   Respecto de quienes tomaron la calle, negó que se haya tratado de una “rebelión policial” y señaló que había una “mezcla” que incluía a policías retirados, exonerados y sumariados, “gente que no tenía nada que perder porque sabía que tarde o temprano quedarían afuera”.

   Para el ministro el conflicto se gestó con los policías locales, a quienes criticó por su falta de instrucción, poca disciplina y ausencia de vocación. “No se hizo una selección, entró lo que venía, se reclutaban policías como si se dieran planes sociales”, aseguró.

   Berni dijo que nunca negoció con los policías que se movilizaron y advirtió que si bien “con la infantería se solucionaba todo más rápido” prefirió “no usarla para no contar muertos”.

   “Había gente armada, bajo efectos de drogas, alcohol y con gente infiltrada, podía terminar en cualquier cosa. Lo podría haber resuelto en minutos con la Infantería pero podía terminar con muertos”, explicó.

   Tras el fin de la movilización, el ministro dijo que nunca se comprometió a no sancionar a los policías que no cumplieron con la ley. (Infobae)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias