Brecha mueve mercado

Gallego: “Hay autos que se venden al 40 % menos en dólares”

22/8/2020 | 06:30 |

Lo dijo el vicepresidente de Acara. El inicio de gama se puede conseguir por menos de U$S 6.000, aunque la estrategia de las terminales obliga a recorrer concesionarias.

Concesionarias de automotores en Bahía Blanca. / Fotos: Pablo Presti y Emmanuel Briane-La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   — ¿Es conveniente comprar hoy un auto?

   — Claramente. Es muy barato. Para una persona que tiene dólares atesorados, y no importa el precio al que los haya adquirido, hoy tiene un auto a un 40 % menos. Aquella unidad que valía 11.000 dólares, hoy la consigue por U$S 6.500.

   La respuesta de Luis Gallego, vicepresidente primero de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) y titular de la Regional Bahía Blanca, no da lugar a dobles interpretaciones.

   Además, ratifica que el actual contexto económico --que surge a partir de la brecha del dólar-- le da una gran oportunidad al sector, algo impensado hace tan sólo unos meses.

   Este viernes 21, la unidad de moneda oficial estadunidense cerró a 77,5 pesos respecto de $ 138 del mercado informal que, en sólo 24 horas desde el jueves, se incrementó en $ 6.

Luis Gallego, vicepresidente primero de Acara y titular de la Regional BB.

   Si bien Gallego se refería a los autos de inicio de gama, como los modelos Gol, Onix, Kwid, Sandero o Cronos, que giran en torno a los $ 900.000, las bonificaciones respecto de otras unidades de mayor valor también hacen atractivo al negocio.

   “Incluso, hay marcas que tienen créditos con un costo inicial de otorgamiento, pero a tasas muy accesibles y por eso se justifica tomarlos. Es decir, se compra barato y se paga el resto a un precio congelado. También hay gente que está comprando planes de ahorro con herramientas nuevas de las terminales”, dijo.

Cuestión de stock

   “¿Si se consiguen esas unidades? Cuesta un poco; hay que recorrer concesionarias. ¿Por qué? Nuestro capital de trabajo, el de los concesionarios, son los autos y si tenés 50, querés mantener el capital de los 50”, contó.

   “La fábrica te dice que vendas, que luego te va a dar (más autos), pero al final no lo hace y hoy casi no hay reposición. Incluso, la famosa moneda de cambio, que el Gobierno no tiene, complica la liberación de vehículos de la Aduana”, explicó Gallego.

   “Está claro de que el cliente compra, porque es un negocio y quiere capitalizarse invirtiendo en algo porque es un buen momento, pero también que el concesionario quiere seguir teniendo capital”, admitió.

   También aludió a otro mercado afín que se moviliza. “Los autos usados se están vendiendo muy bien. Está activo y cotizado”, indicó.

   El año pasado, en el país se comercializaron 452.200 unidades, entre autos y camiones. Y, en los primeros siete meses del corriente, se vendieron 179.777 unidades.

   Los picos —según las cifras oficiales de Acara— fueron en los meses de abril, con 4.164 y de junio, con 36.526. En julio, en tanto, se vendieron 29.698.

   “Estimamos que este mes (por agosto) se tendrá un mercado de venta, en el país, de entre 28.000 y 29.000 vehículos, más allá de la contención por parte de los concesionarios para no desprenderse y quedar descolocados”, admitió.

   “¿El futuro? Es muy difícil prever. En la Argentina, como empresario, hay que aprender día a día para saber manejarse. Todo es extremadamente cambiante y volátil", definió.

   "Hoy vemos, desde Acara, que el Gobierno autorizará la importación de unas 80.000 unidades hasta fin de año”, afirmó.

   Se considera que el 2,5 % de esos vehículos correspondan a marcas importadas que no están instaladas, con fábricas, en la Argentina.

   “El otro porcentaje se empezará a distribuir entre el resto de las terminales, a partir de un programa presentado. Las fábricas se han comprometido a producir 20.000 autos nacionales más, para ver si se puede llegar a los 300.000 en el mercado a diciembre venidero”, sostuvo.

Incentivos para exportar

   Gallego también señaló que el Gobierno pretende que las terminales exporten vehículos nacionales y así abrir mercados, no sólo en Brasil, sino en Chile, Colombia, Perú y hasta Sudáfrica.

   “La idea es hacer autos con la mayor cantidad de piezas nacionales que, hoy, ocupan alrededor del 30-40% de la unidad. Y que, acaso, se incremente porque varias firmas se fueron a Brasil por cuestiones que van más allá de lo impositivo”, explicó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

  “¿Si estamos en condiciones de exportar? Entiendo que sí. El Gobierno está trabajando mucho con Acara y con Smata para encontrar mejores convenios laborales y adecuadas condiciones impositivas, a fin de que el auto tenga menores costos y las fábricas se entusiasmen”, comentó.

   Gallego dijo que, más allá de la coyuntura, las terminales siguen apostando a incrementar el volumen del negocio.

   “En 2019 se vendieron alrededor de 450.000 unidades. Para este año se pretende algo menos: entre 280.000 y 290.000”, estimó.

   “Lo que sí se nota es que bajó mucho la atención de los vehículos”, expresó, en otro tramo de la charla con La Nueva.

   “Como se circula menos, se hacen menos kilómetros, los servicios se pasan para más adelante y los talleres están sufriendo la falta de trabajo. Es un tema que preocupa”, afirmó.

La situación en la ciudad

   Gallego dijo que el mercado automotor bahiense sigue las mismas características que suceden en el país durante la cuarentena por la pandemia del Covid-19.

   “En la ciudad tenemos la ventaja de que todas las concesionarias están abiertas y trabajando, siempre cumpliendo con los protocolos, por supuesto. Esto no sucede en todo el país”, sostuvo el empresario, quien es el titular de las firmas Lago SA, Corcel y Bahía Automotores.

   En la ciudad de Bahía Blanca se han vendido, hasta este mes de julio inclusive, 1.350 unidades, mayormente autos; unos 193 por mes. En comparación con el año 2019, a esta altura se habían comercializado 2.379 (340).

   Los picos de venta del corriente año son los meses de abril, con 33 y de junio, con 316. Una referencia: en todo el año 2019 se habían comercializado 3.309; unos 276 por mes.

Marco de referencia

   Algunos precios de referencia --de automóviles-- en dólares (de $ 138 para ayer, viernes 21, en el mercado informal), y en pesos, de vehículos de inicio de gama (sin bonificaciones de terminales ni de concesionarias, según Acara e Infobae), son:

— Chevrolet Onix, 973.900 pesos y 7.057 dólares.

— Volkswagen Gol Trend, 1.090.800 pesos y U$S 7.904.

— Ford Ka, 803.500 pesos y 5.822 dólares.

— Toyota Etios, 815.900 pesos y U$S 5.912.

— Volkswagen T-Cross, 1.401.700 pesos y 10.157 dólares.

— Fiat Cronos, 971.100 pesos y U$S 7.037.

— Renault Nuevo Sandero, 803.900 pesos y 5.825 dólares.

— Renault Kwid, 712.900 pesos y U$S 5.166.

— Peugeot 208, 928.000 pesos y 6.724 dólares.

— Jeep Renegade, 1.295.400 pesos y U$S 9.387.

 

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias