Un apasionado de sus colores

Emanuel Vogel, el hombre orquesta de Pacífico de Cabildo

12/7/2020 | 07:05 |

El delantero lleva el club de la vecina localidad impregnado en la piel. Además, colabora desde la parte dirigencial y es el encargo de mantener el muy buen piso de la cancha.

   El “Peque” Emanuel Vogel es futbolista, dirigente y canchero de Pacífico de Cabildo. Respira fútbol y lo demuestra en cada respuesta.

   --¿Qué significa Pacífico de Cabildo para vos?

   --Es mi segunda casa y te diría que mi mayor preocupación, incluso por sobre el trabajo. Pienso más en el club que en cualquier otra cosa.

   --¿Es por ser dirigente, jugador e hincha?

   --Porque le meto mucha pasión. Lo más difícil es ser jugador, pero porque no tengo las condiciones. Como hincha se sufre porque siempre uno siempre quiere ver ganar a su equipo. Y ser dirigente lo disfruto mucho, a pesar de muchos enojos y diferencias. Pero cuando uno lo hace por pasión, no hay nada más lindo que estar ligado a un club.

   --¿Esa misma pasión te trajo de regreso de México?

    --Fue por una decisión que tomamos con mi señora (Florencia Porte). Estábamos cansados del frío y de las pálidas. Estábamos cómodos, pero nos fuimos a probar algo diferente. Nos fue bárbaro, pero nos volvimos por algunas cuestiones. De hecho, me costó relacionarme con la gente de allá porque extrañaba. Pero la puerta para volver siempre está, porque seguimos viendo cosas del país que no nos gustan y la calidad de vida de allá es superior.

   --Seguramente cuando te retires, vas a continuar emparentado con el club.

   --Sí porque a uno siempre le gusta estar cerca. No sé de qué, pero me gustaría seguir ligado al fútbol.

   --¿Cómo está el piso de la cancha?

   --Está hermosa, como siempre. Es verdad que ahora se le está dando poco uso por la pandemia, pero está muy buena. No la arruinan ni las heladas que están cayendo.

   --¿Y cómo vivís el fútbol?

   --Como todo futbolero: con mucha pasión y mucho amor, pero por sobre todas las cosas lo disfruto mucho, que es lo más lindo.

   --¿Qué te gusta y qué no del deporte?

   --Me gusta la pasión con la que se lo vive, pero no me gusta la corrupción que se ha instalado y las injusticias.

   --¿Es verdad que una vez te expulsaron estando en la tribuna de Pacífico?

   --Esas cosas sólo me pasan a mí. El asistente no levantó la bandera en un offside y se me escapó un grito, ja, ja. Mi voz es inconfundible, así que se dio vuelta y me conoció. En la semana me informaron con el árbitro. Lo peor de todo es que estaba afuera porque me habían expulsado, por lo que me dieron cuatro fechas más.

   --¿Y alguna vez te agarraste a trompadas con un compañero o rival?

   --No, pero si nos hemos empujado con algún que otro manotazo de por medio, pero no paso más que eso. No tuve problemas ni con compañeros ni con rivales.

   --¿Qué balance hacés de tu carrera? 

   --Estoy muy contento. Me quedó pendiente el hecho de haber jugado algún Federal “C” con Pacífico o haber ganado un campeonato largo en la A con mi club. Pero me di el lujo de salir dos veces campeón en el Promocional y eso me llena el alma. Llegué a casi 250 partidos aproximadamente y más de 40 goles, así que no pido más.

Hablemos de fútbol
   --¿Cómo recordás el debut en primera?

   --Fue hermoso. Yo tenía 19 años, no era tan chico, y Pacífico venía de cinco años de inactividad en la Liga del Sur. Sinceramente, lo disfruté muchísimo. Me acuerdo que fue en la cancha de Tiro Federal.

   --Pasó mucho tiempo. ¿No?

   --Ufff... Si hasta me acuerdo cuando jugué con pelo largo y vincha, cuestión que después no ocurrió nunca más porque ya no había pelo, ja, ja.

   --¿El mejor gol con la casaca de tus amores?

   --Fue en un 3 a 3 en cancha de Tiro Federal. Le enganché al 'Ruso' (Pablo Schmidt) y se comió el amague. Otro lindo fue de tiro libre a Luján (Luciano), en cancha de Bella Vista.

   --¿Cuál fue el gol de Pacífico que más gritaste?

   --El de Diego Rodríguez en la final del 2011, cuando ascendimos.

   --Imagino que ese título tuvo un gran significado para vos.

   --Tal cual. Fue una felicidad enorme. Había arrancado bien el año y con el correr de los partidos no terminé jugando, pero me tocó ser titular en la segunda final de titular y me fue bien. La verdad que fue hermoso llegar al pueblo con la gente en caravana y participar de la fiesta que se armó después. Fue algo mágico.

   --¿Qué sueño te gustaría cumplir?

   --Me di varios gustos. Fui a un Mundial (Brasil 2014) y pude vivir tres meses en otro país, pero me gustaría ver a Argentina campeón del mundo.

A un toque
   --Tu mejor partido.

   --El mejor fue en cancha de San Francisco. Perdíamos 2 a 0 y se lo dimos vuelta con tres goles míos. Hay otros partidos que me marcaron, pero haber hecho tres goles fue especial porque no me pasó nunca más.

   --¿Y la otra cara de la moneda?

   --El peor, en cancha de Olimpo. Perdíamos 1 a 0 y tuve una muy clara para empatarlo. Terminamos perdiendo por goleada, pero ese gol hubiera cambiado el partido.

   --¿Virtudes y defectos?

   --Creo que era rápido y, en su momento, tenía chances de goles. Metí varios cuando comencé, pero después me volví más errático. Y mi mayor defecto ya lo sabés, no necesito decírtelo.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   --¿Cuál fue el mejor gol que viste?

   --Fue en cancha de Liniers. Lo anotó el “Topo” (Esteban Angelini), desde la mitad de la cancha a Comercial. Otro espectacular fue el de chilena de Nico Abot, en Cabildo.

   --¿Qué amigos te dio el fútbol?

   --Sinceramente son muchísimos. Si me pongo a nombrar, seguramente voy a quedar mal con varios. A pesar de ser uno de los jugadores más odiados de la Liga por mi carácter, el que me conoció afuera de una cancha sabe que soy buen tipo.

   --Bueno. Al menos decime quién fue el que más te sorprendió.

   --Nunca me dejó de sorprender el “Topo” (Esteban Angelini). Mucha facilidad para hacer goles, para meterte un caño, para gambetear, para todo. Creo que no llegó más lejos porque no quiso. También me sorprendió el 'Flaco' (Alejandro Delorte). Me di cuenta que llegó a jugar en Primera porque en cada entrenamiento se rompía el c... y hoy lo sigue haciendo.

   --¿Quién fue el DT que más te marcó?

   --La verdad es que no puedo nombrar a uno. Me marcaron todos y mucho. Tuve cuatro o cinco técnicos que, para mí, hoy están en la elite de la Liga del Sur.

   --¿Hincha de?

   --Simpatizante de Independiente e hincha de la Selección.

   --¿Te hubiese gustado jugar en…?

   --Como a todo jugador, en la Selección Argentina, obviamente.

   --¿Quién es tu ídolo?

   --Futbolísticamente, Messi.

   --¿Qué rival te hubiese gustado tener de compañero?

   --Sin ningún tipo de dudas: Pablo Arriagada. Lo tuve de compañero, pero no llegué a jugar porque mis tres meses en Bella Vista fueron muy rápidos y no pude debutar. Lo vi hacer cosas impresionantes; un extraterrestre.

   --¿Maradona o Messi?

   --Gracias a Dios los dos son argentinos, pero elijo a Messi.

   --¿De qué jugador te gustaría tener la camiseta?

   --La de Messi.

   --¿A qué tres personajes invitarías a un asado? 

   --No puede faltar Ruggeri (Oscar). Después, el “Tato” Zapata (Juan Carlos) y el “Topo” Angelini (Esteban), un amigo para que disfrute la charla.

   --¿Cómo te fue en la Liga Comercial?

   --Lo disfruté. Tenía un grupo de compañeros que iban al frente y metían mucho. Me di el lujo que me dirija el periodista Peyssé (Sergio), así que más no podía pedir.

   --¿Qué te genera el presidente Alberto Fernández? 

   --Cuando arrancó la pandemia me gustaron las medidas y cómo llevó la situación. Me genera esperanza, aunque ahora no tanto. No me gusta la gente que lo rodea, pero trato de no hablar de política.

   --¿Cómo te llevábas con el estudio?

   --Terminé el secundario e hice un año y medio de periodismo deportivo, pero dejé. No me gustaba y me volví al pueblo.

   --¿Creés en Dios?

   --A veces uno recibe golpes o injusticias que lo hacen dudar, pero sí creo en Dios.

   --¿Cuál es tu lugar en el mundo?

   --Creía tenerlo, pero mi ideal es viajar, por lo que sería arriba de un avión.

   --¿Cómo te llevás con la cuarentena?

   --La verdad que la llevo bastante bien. Lógicamente, estoy empezando a extrañar un poco el hecho de entrenar con mis compañeros, jugar al padel, comer algún asado, la cancha…

El personaje de varias anécdotas

   1-- A la comisaría. "Una vez tuve que escuchar un Pacífico de Cabildo 2, Olimpo 2 desde una comisaría tomando mates con el Oficial. ¿Qué pasó? Jugamos contra Rosario y tuvo un cruce de palabras con Iván Mesa camino al entretiempo. La cuestión fue que se me vino, pensé que me iba a tirar un manotazo y le toqué la cara, al tiempo que me tiró una patadita. Se armó el tumulto, pero no pasó a mayores y nos separaron. Pero me enteré que nos habían expulsados a los dos. Y cuando llegué a casa después del partido, vino la policía a comunicarme que me habían aplicado la ley del deporte, de acuerdo al informe del árbitro. Después me enteré que había sido la policía. Lo feo fue que nos iniciaron una causa y nos citaron a declarar. Tuvimos que declarar, con un abogado que nos otorgó el Estado, y nos dijo que no declaráramos porque era una pavada. Incluso, lo hablamos con Iván y tenemos la mejor. Pero resulta que salió el fallo, me dieron 8 fechas a mí y 6 a Iván. Y llegó la primera fecha para cumplir y fui con termo y el mate a la comisaría".

   2-- Juego peligroso. "En la combi, camino a los partidos, hacíamos un juego. Cuando salíamos del pueblo, antes de llegar a la ruta, el actual presidente del club (Marcelo Angelini) manejaba y los que estaban atrás, entre ellos el 'Topo' Angelini), y nosotros con Francisco Zimermann, en la parte de adelante, jugábamos a cambiar de lugar cuando yo bajaba la música, como el juego de la silla. La cuestión fue que yo estaba del lado de la ventanilla, bajé la música, rotamos todos de asiento y terminé manejando y Marcelo al lado mío. Todavía íbamos despacio porque era la salida del pueblo, pero igual no es recomendable".

La "compu" de "Cocho"

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias