Medidas extremas de seguridad

Con o sin cuarentena nacional, la zona está blindada al turismo

21/3/2020 | 06:30 |

En medio de la pandemia por el coronavirus, los principales puntos de esparcimiento del Sudoeste Bonaerense estarán cerrados y sin gente.

 

Fotos: Agencias Monte Hermoso, Patagones, Carhué y Tornquist

Por Hernán Guercio / hguercio@lanueva.com

Audionota: Romina Farías (LU2)

   De altos porcentajes de reservas, eventos multitudinarios y la presencia de figuras de renombre al #NoVengas y #QuedateEnCasa. La esperada foto de gente y más gente llenando todos los puntos turísticos del Sudoeste Bonaerense en el esperado segundo fin de semana extralargo del año, termina convirtiéndose casi en una imagen de cine posapocalíptico, con hoteles y cabañas casi vacíos, calles semidesiertas y comercios cerrados.

   Ni siquiera se verá gente deambulando de aquí para allá, después de las últimas disposiciones de la Nación. Quien hoy se encuentre en cualquiera de estas localidades turísticas -es más, en cualquier punto del país- no podrá salir a la calle a menos que demuestre que tiene una real necesidad de hacerlo; y quienes salgan, solo lo podrán hacer de a una persona por grupo familiar.

   Estas restricciones se venían aplicando desde mediados de semana en algunos sitios, pero desde hoy y por las próximas semanas, sitios como Monte Hermoso, Carhué o la Comarca Serrana de Torquist estarán blindados al turismo; incluso, a varios de ellos no se podrá ingresar y en otros no habrá posibilidades de pasear, hacer excursiones o sentarse a tomar un café; ni siquiera se podrá ir a la playa.

   Llegar hacia ellos tampoco será una cuestión simple: desde hace unas horas, ya no hay micros de larga distancia, trenes ni aviones que puedan traer potenciales turistas. En casi todos los casos, para acceder a la localidad habrá que demostrar ser habitante o que se posee una residencia en ella. Todavía no se habla de las pérdidas económicas que esto puede ocasionar en estas poblaciones, pero se descarta que van a ser cuantiosas.

   El #YoMeQuedoEnCasa será la bandera de las próximas semanas, como mínimo. 

   Para esto, es decir para la toma de conciencia de que se está frente a un escenario de pandemia por coronavirus, tuvo que ser el propio presidente Alberto Fernández quien utilizara la imagen de un aluvión vehicular en el ingreso de Monte Hermoso, como un claro ejemplo de lo que no había que hacer en este escenario de pandemia por coronavirus.

   En pocas horas, apareció la respuesta desde los principales puntos turísticos de la zona: en todos ellos se suspendieron las reservas ya hechas para este fin de semana y se instó a la gente a no viajar hacia ellos; también se restringieron la apertura de determinados comercios y su horario de apertura y cierre. Todo esto, claro está, previo a las disposiciones presidenciales.

   En algunos lugares hasta se pide que, en las redes sociales, no se publiquen fotos del destino en el último verano, con gente, para evitar malos entendidos o noticias falsas.

   Monte Hermoso, que durante unas horas estuvo en centro de la atención nacional, mantiene los controles en el acceso y decretó el cierre de todos los comercios que no estén asociados al turismo, además de multas y clausuras para quienes no cumplan la disposición. La imagen de la larguísima cola de autos contrasta con la de las calles y la playa vacías.

   “Hay una inconsciencia muy grande de no entender la pandemia que estamos viviendo y cómo tenemos que combatirla. Este fue un punto de inflexión y anticipó lo que podía haber pasado”, señaló el intendente montehermoseño Alejandro Dichiara.

   En Carhué, destino termal por excelencia de la zona, directamente se clausuraron todos los espacios públicos que son un atractivo turístico, y se cerraron hoteles, alojamientos y el parque hidrotermal.

   “La mayoría de las reservas que había, se terminaron cayendo por la pandemia –aseguraron desde la comuna-. No impusimos que los hoteles cierren, sino que ellos mismos llamaban para cancelar reservas”.

   En Tornquist cerraron el ingreso a no residentes y turistas, aunque permitieron permanecer en la Comarca a aquellos que habían llegado antes del lunes, en una decisión que generó críticas de una parte de los prestadores.

   “Nos costó mucho concientizar a la gente, porque hay una cuestión económica de por medio –aclaró la secretaria de Turismo de Tornquist, Susana Dos Santos-. La decisión no fue bien recibida, pero la gente va tomando conciencia. Además, somos un destino chico y con el turismo la cantidad de gente se triplica, por lo que las consecuencias serían muy graves”. 

   “A Monte Hermoso muchos lo ponen de ejemplo, como para explicar lo que no debía pasar. Pero, a pesar de esto, a nosotros nos llamaban porque igual querían venir a la Comarca y no quedarse en Capital Federal. Los teléfonos estaban al rojo vivo”, añadió.

   En Bahía San Blas, directamente se cortó el único acceso a la localidad, a través del puente por el que se ingresa a la isla.

   Además, en todo Patagones, más allá de las disposiciones del gobierno nacional, se había dictaminado un estado de emergencia sanitaria.

   “Tomamos la decisión de cerrar el ingreso a San Blas, actuando de manera preventiva permitiendo únicamente el ingreso a residentes, personas que tengan propiedades o quienes ingresen para el abastecimiento de distintas necesidades”, indicó el delegado Ricardo Angos. 

   En Claromecó, los prestadores hicieron una suerte de piquete en el ingreso y motorizaron la idea de #YoNoAlquilo entre los dueños de inmuebles en alquiler. Necochea directamente anunció que no iba a recibir turistas este fin de semana y hasta prohibió la presencia de gente en la playa.

   En tanto, en Villarino se estableció el cese de toda actividad turística dentro del partido por los próximos 15 días, tanto en Fortín Mercedes, Chapalcó y La Salada. Puan hizo algo similar, y cerró también el acceso a sus lagunas, impidiendo la pesca.

Operativos, piquetes y la cuestión económica

“Es mucho el dinero que se perderá por el cierre del turismo, pero no podemos evaluar esto cuando hay una emergencia sanitaria -dijo Susana Dos Santos-. Es un gran negocio, pero debe ser cerrado”.

En Patagones, por prevención, se hacen operativos dentro del distrito en los ingresos de las localidades de Villalonga, Stroeder y en el kilómetro 920 de la ruta  3.

En todos los destinos, aún antes de las decisiones del gobierno nacional, ya habían determinado el ingreso selectivo de habitantes y de personas que pudieran demostrar contar con una vivienda en la localidad en cuestión.

En la semana, los comerciantes de Claromecó habían hecho un piquete en el ingreso, para impedir la llegada de turistas.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias