Estados Unidos

Escrutinio en New Hampshire confirma a Sanders ganador entre demócratas

12/2/2020 | 09:52 |

 Con 88% del escrutinio, obtuvo el 26%. Lo siguieron Buttigieg, con el 24,4%, y Amy Klobuchar, con 19,8%

Fotos: AFP y EFE

   El senador izquierdista Bernie Sanders ganó este martes por escaso margen las primarias demócratas de New Hampshire por delante del moderado Pete Buttigieg, según las proyecciones de los medios estadounidenses, mientras que el mandatario Donald Trump confirmó que es el precandidato republicano favorito indiscutido, con 80% de apoyo.

   Con 88% del escrutinio, Sanders obtuvo 26% frente a Buttigieg (24,4%). En tercera posición quedó la senadora Amy Klobuchar con 19,8%, en cuarta la también senadora Elizabeth Warren, que llega a 9,3%, y en quinto puesto se hunde el ex vicepresidente Joe Biden (8,4%).

   El revés fue tan contundente que Biden no esperó los resultados finales y, desde Carolina del Sur, advirtió: "No se puede ganar la candidatura demócrata sin los votos de las personas de color."

   Sanders, de 78 años, celebró una victoria más ajustada de lo esperado en un estado en el que en 2016 recibió un 60% de los votos frente a Hillary Clinton.

   "Nuestra campaña no va solo de ganar a (Donald) Trump, va de transformar Estados Unidos", dijo Sanders ante centenares de seguidores.

   La diferencia entre Sanders y Buttigieg (ex alcalde de South Bend, Indiana, de 38 años) es de poco más de 4.000 votos (69.956 a 65.649), un margen que durante gran parte del recuento hizo temer un escenario de empate técnico parecido al de Iowa.

   De hecho, según las proyecciones, Sanders y Buttigieg se llevarán 9 delegados cada uno de los 24 que había en juego este martes en el estado de Nueva Inglaterra. Los otros seis serán para Klobuchar (59), ya que ni Warren ni Biden alcanzaron el umbral del 15%, recogió la agencia de noticias EFE.

   Si se confirma este reparto, y sumados los ya asignados en Iowa, Buttigieg lideraría el cómputo global de delegados con 23, seguido de Sanders con 21, Warren con 8, Klobuchar con 7 y Biden con 6.

   La noche de Nuevo Hampshire se cobró dos víctimas, el emprendedor Andrew Yang y el senador Michael Bennet, que obtuvieron 2,8% y 0,3% respectivamente. Con sus campañas suspendidas, el número de candidatos en la oposición bajó de 11 a 9.

   New Hampshire es un estado relativamente pequeño de 1,3 millones de habitantes, que aporta solo 24 delegados nacionales a la convención que elegirá el candidato presidencial en julio, pero al estar al inicio del cronograma electoral, sus primarias se han vuelto una prueba de fuego muchas veces clave.

   Por ejemplo, la historia reciente muestra que es casi imposible para un demócrata ganar la candidatura presidencial si no quedaron primero o segundo en New Hampshire.

   Hace cuatro años, fue este estado el que instaló a Sanders como un candidato que podía hacerle sombra a Hillary Clinton.

   Pese a que Clinton terminó ganando la candidatura, la campaña de Sanders logró una movilización popular de jóvenes y votantes independientes que influyó en la agenda política demócrata y en la aparición de nuevos liderazgos progresistas, especialmente en el Congreso.

   Las próximas paradas de las primarias demócratas serán Nevada y Carolina del Sur los próximos 22 y 29 de febrero, dos estados demográficamente más diversos que se anticipa puedan arrojar resultados distintos a los de Iowa y Nuevo Hampshire. (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias