Zonas Francas en la OCDE: buenas prácticas para promover el desarrollo

12/12/2020 | 06:30 |

La posibilidad de crecimiento de las Zonas Francas está directamente ligada a las buenas prácticas, la seguridad y la creación de un ambiente óptimo para generar buenas condiciones de inversión.

   Las Zonas Francas son por excelencia el instrumento ideal para la promoción del comercio exterior, el dinamismo económico y la atracción de inversión extranjera. Son un área donde se aplica el principio de extraterritorialidad donde, según el régimen, los impuestos de comercio exterior y obligaciones arancelarias están exentas. Los países miembros de la OCDE han sabido capitalizar esta herramienta y demuestran con números el crecimiento que puede generar aprovecharla.

   La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico es una organización internacional que tiene como misión diseñar políticas para una vida mejor. Su objetivo es promover políticas que favorezcan la prosperidad, igualdad, oportunidades y bienestar para todas las personas. Actualmente cuenta con 37 países miembros, de los cuales 26 cuentan con Zonas Francas.

   En el mundo hay más de 5.000 Zonas Francas de las cuales 923 se encuentran en países pertenecientes a la OCDE, lo que representa casi el 20% del total. Sólo en Zonas Francas, estos países generan 1.085.000 empleos, con EEUU a la cabeza (400 mil) y Polonia por detrás (300 mil).

   Las Zonas Francas de Servicios y las Cloud Free Zones han evolucionado como modelos adicionales donde los servicios, medios digitales, información, simplicidad y eficacia en los procesos son protagonistas. Además, por la pandemia, el nearshoring ha entrado en auge poniendo el foco en la relocalización de cadenas de valor de cercanía. Las ZF tienen una gran oportunidad para establecerse como áreas con regímenes atractivos para las empresas que buscan las mejores condiciones.

   En términos de seguridad, las ZF son reconocidas a nivel mundial por tener un ambiente ideal para la creación de negocios. Según se desprende del documento de la World Free Zones Organization ‘Zonas Francas en la OCDE’, las ZF “cuentan con una ventanilla única que se encarga de agilizar y facilitar los procesos que es entendida como una alfombra roja para los empresarios”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   También, “para evitar actos contrarios a la ley se estableció un mecanismo que ya había demostrado éxito, la certificación de Operador Económico Autorizado (OEA). Un OEA define a una parte involucrada en el movimiento internacional de bienes que ha sido aprobada por una administración nacional de aduanas, o en su nombre, conforme a la OMA o normas equivalentes de seguridad de la cadena de suministro. La etiqueta de OEA puede aplicarse a cualquier tipo de operador que cumple con esta definición. Más de 70 países tienen programas operativos OEA y otros 30 están en proceso de aplicación”. La aplicación de este programa es clave para la transparencia, la fiabilidad y la búsqueda de un comercio limpio.

   Martín Ibarra (foto), vicepresidente de la WFZO y autor del documento mencionado anteriormente, dejó una reflexión sobre la importancia de las ZF para nuestro país.

   “Las Zonas Francas presentan una tremenda oportunidad para la Argentina, en la medida que permiten construir una fantástica propuesta para atraer nuevos productos y servicios que se derivan de las cadenas regionales de valor, que se han impuesto recientemente en el mundo como consecuencia de la combinación de la guerra comercial entre China y EEUU y de la nueva normalidad del Covid-19.

   Si Argentina desea incursionar en nuevas exportaciones de valor agregado que complementen los productos agrícolas, energéticos y mineros, deberá brindar tanto la nivelación fiscal internacional como la infraestructura y seguridad de clase mundial que aportan las Zonas Francas.”

   En la búsqueda de generar certificaciones globales, en julio de 2019 la WFZO introdujo el concepto de Safe Zones, con la posibilidad de generar un certificado de escala internacional, el cual actualmente se encuentra activo en varias ZF del mundo.

   La alianza entre la WFZO y la OCDE será clave. Siguiendo esta lógica, los pasos a seguir serán continuar promoviendo la inclusión del e-commerce y las nubes de información ya que han demostrado ser un mecanismo ideal para la adaptación, la transformación y la credibilidad para asegurar transparencia y trazabilidad en las operaciones dentro de las Zonas Francas. El ejemplo de la ZF en los países OCDE está presente y es un momento apropiado para seguirlo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias