Día de la Exportación

Con la partida de Conte, se fue un líder del crecimiento portuario

8/11/2020 | 06:15 |

Fue el primer presidente del Consorcio de Gestión, pero antes y después de ello fue un generador permanente de proyectos portuarios.

   Hace pocos días atrás falleció José Egidio Conte, pionero y líder de la autonomía portuaria de Bahía Blanca.

   Allá por la década del '50, cuando empezó a trabajar en la Administración General de Puertos, un ente del Estado creado para administrar y explotar los puertos del país, imaginó que el puerto de Bahía Blanca podía dar un salto cualitativo y cuantitativo.

   Algo que finalmente sucedió y en lo que su tenacidad y conocimientos tuvieron mucho que ver.

   Con su desaparición física se fue también una parte muy importante de la terminal marítima local, ya que en 1993 se convirtió en el primer presidente del primer puerto autónomo del país.

   Tras ostentar el cargo máximo de la Administración General de Puertos durante más de 30 años, el gobernador Eduardo Duhalde le pidió que se hiciera cargo de la presidencia del flamante Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, algo por lo que luchó denodadamente a lo largo de su vida.

   Desempeñó esa tarea hasta 1998.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Buena parte de esa historia está condensada en su libro “Mi vida y pasión por el Puerto”, aunque años atrás, compartió con este diario varios de los hechos que hicieron de Bahía Blanca el primer puerto autónomo del país, dejando atrás el atraso que le significaba estar atado al centralismo porteño.

    “Un día me llamó el administrador general (de la AGP) y me dijo `Conte, vaya preparando una organización porque le vamos a devolver los puertos a las provincias, con la condición de que sean autónomos'. Hacía poco tiempo, había conocido el puerto de Le Havre (Francia) y me había comunicado con mi colega de allá para pedirle toda la documentación. Estábamos frente a una gran oportunidad. Nos pusimos en contacto con el ex diputado Dámaso Larraburu y él nos dio una gran ayuda. Nos pidió letra para poder preparar la ley de puertos. Tuvimos la fortuna de que fuera aprobada por el Senado y llegó el 2 de septiembre de 1993, cuando se puso en marcha el Consorcio”, dijo aquella vez.

   En septiembre de 2018 el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca reconoció su trayectoria imponiendo su nombre a la posta de inflamables Nº 3, de Puerto Galván.

   Proveniente de una humilde familia de pescadores ponzeses, inició su vida laboral a los 16 años en la ex Agencia Marítima Dodero.

   Su espíritu de superación lo lleva a capacitarse por sus propios medios en el Puerto de Buenos Aires porque aquí “nadie podía enseñarle nada”. Allí aprendó los conceptos fundamentales de la administración y explotación portuaria, siendo promovido más tarde al cargo de Administrador Portuario.

   Hacia fines de los ‘80 se constituyó en un férreo impulsor de la descentralización del sistema portuario nacional, que culminó con el dictado de la Ley de Actividades Portuarias 24.093. 

   A su vez, fue el primero argentino en presidir la Delegación Latinoamericana y ser miembro del Board of Directors de Asociación Americana de Autoridades Portuarias. También fue el primer argentino en obtener el título de Professional Port Manager (PPM Latino) otorgado por dicha Asociación.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias