Por segundo año consecutivo

El bahiense que figura entre los 100 líderes tecnológicos más influyentes

17/10/2020 | 07:00 |

Pablo Cella fue escogido por el Consejo Ejecutivo Hispano de Tecnología de la Información de USA como uno de los ejecutivos hispanos más notables en el sector tecnológico de ese país.

Audionota: Florencia Albanesi

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

 Por segunda vez en forma consecutiva, el bahiense Pablo Cella fue distinguido por el Consejo Ejecutivo Hispano de Tecnología de la Información de USA (Hispanic Information Technology Executive Council, or HITEC) como uno de los 100 líderes ejecutivos hispanos más notables e influyentes en el sector tecnológico de los Estados Unidos 2020/21.

   Graduado en Computación en la Universidad Nacional del Sur en 1991 y radicado en Atlanta, el estado de Georgia, en 1998, se desempeña como alto ejecutivo de Amdocs Global Business.

   La lista de galardonados, que se denomina HITEC 100 (#HITEC100), se difunde desde hace más de 10 años y es un reconocimiento al talento, calidad de trabajo e impacto positivo que los ejecutivos hispanos representan en el sector de la tecnología.

   Esta nómina tiene como misión celebrar, formar y aumentar la representación de los hispanos como líderes ejecutivos y tecnológicos en un sector que aún cuenta con insuficiente diversidad cultural hispana.

   “Me sorprendió este nuevo premio. Así como es muy gratificante, también representa una gran responsabilidad, especialmente cuando se ven más compañías que forman parte del consejo de tecnología, y hay más hispánicos que son o merecen ser reconocidos”, señaló Cella a “La Nueva”.

   Y agregó: “El Consejo de Tecnología realiza una gran labor promoviendo el talento y otorgando becas a jóvenes hispánicos. Hay un gran camino por recorrer, pero año a año vemos como la comunicad hispánica está creciendo en los niveles ejecutivos medios y altos. Es un orgullo estar acompañado de semejante talento y poder contribuir”.

   Precisamente, los 100 galardonados fueron evaluados por sus logros en el siempre cambiante panorama global de la tecnología y por sus actividades de desarrollo profesional y mentoría.

  Según afirmó Cella, esta distinción le otorgó una mejor plataforma para crear lazos y oportunidades para otros hispanos que trabajan o estudian en el área de tecnología en USA, y conectarlas con personas y empresas influyentes para mutuo beneficio.

   “La repercusión del premio y de la nota en “La Nueva Provincia” el año pasado fue increíble, y me abrió los ojos. Con lo ocupado que siempre estuve en mi trabajo y carrera, nunca me había puesto a pensar en el impacto positivo que esto podía tener en estudiantes que, como yo en su momento, no sabían que esperar después de graduarse”, señaló.

   Fue así que Cella participó en los últimos días de distintos seminarios organizados por la Universidad Nacional del Sur y la UTN, de los que tomaron parte muchísimos alumnos de nuestra ciudad y la región. 

   “No tenía idea de la repercusión que iban a tener; recibí muchos mensajes emocionantes de muchos alumnos. Debemos estar orgullosos, es que el talento y el nivel de nuestras universidades es excepcional”, manifestó.

   Pablo recibió con beneplácito la posibilidad de transmitir sus experiencias y conocimientos.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Es muy gratificante. La Universidad del Sur me dio mucho, sin pedirme nada a cambio y me gustaría seguir colaborando en lo que pueda. Una de las cosas que más me gustan, son las sesiones de preguntas y respuestas. Una de las preguntas que me hicieron fue si " ya estoy hecho en la carrera", y la respuesta fue un NO contundente; estoy listo para aprender, cambiar y adaptarme a nuevos desafíos”. 

   --¿Cómo viviste estos tiempos de pandemia en Estados Unidos, tanto desde lo personal como lo laboral?

   --Aquí la pandemia nos afectó a todos en diferentes niveles; mayormente de abril a julio. Ahora la economía se está abriendo de a poco, pero está todo muy confuso y enlodado por el tema electoral, que también agregó tensión social y polarización en los medios. Muchos la han y lo están pasando mal; mientras los medios narran los indicadores económicos generales, estos enmascaran el hecho que las pequeñas empresas, muchos rubros y muchísima gente no tiene ingresos.

   Según afirma, un movimiento porcentual positivo en las empresas mas grandes de la economía, no deja ver translucir lo que le pasa a la gente.

   “En lo particular, a mí me sirvió para estar mas tiempo en mi casa, sin viajar y, utilizando la oportunidad que puedo hacer ejercicio afuera, tener una vida más saludable y activa. El tiempo que pude recuperar también lo utilice para aprender nuevas áreas técnicas que tenía en mi lista de cosas  para hacer, y pude armarme de tiempo para crear seminarios”.

   “En lo laboral, por suerte el segmento en el que trabajo (telecomunicaciones) pudo hacerle frente a la pandemia, porque servicios de conectividad y entretenimiento se volvieron imprescindibles al trabajar y vacacionar desde las casas”.

¿Quién es?

   Pablo cumplió la primaria en la  Escuela Nº 3 de Terrada al 400, y más tarde la secundaria en el Colegio Don Bosco.

  Años después, formó parte de la segunda promoción de licenciados en Ciencias de la Computación de la Universidad Nacional del Sur, de la que se graduó en 1991.

   Hincha de Estudiantes de Bahía Blanca-- suele seguir a la Liga Nacional de Básquet-- y también de River Plate, está casado con Corina Albisu, también bahiense y egresada de la UNS en Ciencias de la Computación.

   Tienen tres hijos, dos de los cuales ya son egresados universitarios: Carla es master en Estudios Internacionales (Duke University); Gian es geólogo (University of Georgia); y Luca cursa la carrera de Negocios Internacionales en la University of South Carolina.

   “También hemos vivido cuatro años en Sao Paulo, Brasil; dos años en Houston, en el estado de Texas; y dos años en Melbourne, Australia”.

   Amdocs, donde actualmente trabaja, es una compañía multinacional de origen israelita, que factura aproximadamente US$4.000 millones de dólares por año y tiene oficinas en todo el mundo.

   “Desarrollamos software y proveemos servicios para las operadoras de telecomunicaciones más grandes del mundo, como AT&T, Comcast, Telefónica, Claro, Vodafone, T-Mobile, Telecom Italia, Telstra”, enumera.

   Actualmente se desempeña como vicepresidente en el área de Negocios Globales, responsable de la Operadora COMCAST/NBC Universal basada en Filadelfia. Pero desde que se radicó en USA ha trabajado internacionalmente en decenas de países.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias