Ya concluyó la etapa de siembra

Buenas y malas noticias para el trigo

8/9/2019 | 06:30 |

El área implantada a nivel nacional es la más importante en los últimos años. Si bien se espera una cosecha récord, el contexto internacional empuja los precios a la baja. La sequía también es un problema.

Fotos: Emmanuel Briane, Pablo Presti - La Nueva y Archivo

 

Hernán Guercio / hguercio@lanueva.com

   Para el trigo, hoy la única buena noticia es la superficie: el área sembrada alcanzó en todo el país a 6,6 millones de hectáreas, mientras que en los distritos del sudoeste bonaerense creció casi un 5% respecto del año pasado.

   Las malas noticias, en tanto, llegan desde arriba y desde el exterior, y no se puede hacer mucho para modificarlas; salvo rezar.

   Una de ellas es la falta de lluvias, que ya está empezando a complicar el desarrollo de las plantas, casi con ausencia de humedad en el sector del perfil cercano a la superficie, pero con una mejor carga en la parte profunda. La situación, advierten, no es todavía crítica, pero debería llover en las próximas dos semanas para evitar problemas.

 

   Por otro lado, y aunque las proyecciones de producción final son más que interesantes -desde el gobierno pronostican 21 millones de toneladas-, los buenos números que está arrojando la cosecha de trigo en el hemisferio norte del planeta hacen suponer una fuerte caída en los precios a futuro. Si para muestra solo es necesario un frasquito, entre el primer y el último día de agosto, el valor de la tonelada cayó casi 20 dólares en el mercado de Chicago.

   Las perspectivas, entonces, no son las mejores.

   En nuestra región, en la última siembra se plantaron unas 555 mil hectáreas, un 4,7% más que en la anterior campaña, cuando se habían implantado 530 mil hectáreas. Extrapolando estos datos al área que actualmente cubre la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, el área total alcanzó las 1,65 millones de hectáreas, lo que termina representando el 25% del total en todo el país.

 

Se espera que los próximos días se revierta la situación de sequía en la región: en los dos últimos meses apenas cayeron 6 milímetros.

 

   En general, en esta zona los cultivos fueron implantados con buena humedad y hoy el 75% de ellos está iniciando el macollaje, con una condición que va de buena a regular. Una pequeña parte de estos lotes, de cualquier modo, ya se encuentra en emergencia.

   Sin embargo, ese perfil cargado en plena siembra se ha visto fuertemente afectado por la falta de lluvias importantes: aunque hasta junio las precipitaciones acompañaron y fueron más que oportunas, en los dos últimos meses apenas se registraron 6 milímetros en promedio en toda la zona.

   Esto, sumado a las bajas temperaturas y heladas, está ocasionando un atraso generalizado en el desarrollo de los cultivos, con los consiguientes síntomas de estrés hídrico, y posterga también la fertilización.

 

   “El trigo se implantó con buena humedad y emergió muy bien, pero hoy está sufriendo en la etapa de macollaje, sobre todo en el sudoeste bonaerense. Y a toda esta complicación hay que sumarle las heladas”, advierten desde el equipo de Estimaciones agrícolas de la BCP.

   El estado del cultivo es bueno a regular, pero hace tan solo una semana era de muy bueno a bueno, por lo que la falta de agua está haciendo mella. Hace un año, el registro acumulado era de 460 milímetros; hoy apenas supera los 270, un 40% por debajo.

   “Al estar en una etapa de macollaje, si llueve en los próximos 15 días el cultivo se va a recuperar, ya que no estamos en un período crítico como puede ser la floración o el llenado de grano. No es una situación caótica, pero los campos necesitan agua; si llueve, todo esto se revierte”, explican.

 

Las exportaciones argentinas de trigo representan apenas entre el 7 y 8% del volumen que se maneja en todo el planeta.

 

   En esto ayuda también la falta de evapotranspiración por el momento del año en que estamos: los primeros centímetros del suelo están complicados, pero las raíces pueden absorber el agua que hay en la parte profunda del piso.

   Además, los pronósticos meteorológicos coinciden en la llegada de lluvias generalizadas en los próximos días, sobre todo en esta zona.

   En algunos distritos, como Coronel Dorrego, la aparición de la lluvia es esperada con ansias.

   “En algunos sectores del partido la falta de agua es preocupante, porque está comenzando a afectar la producción de pasto para la hacienda y a los cultivos de trigo y cebada”, señaló la presidenta de la Sociedad Rural, Lucía Merino.

 

Valores

 

   En cuanto a los valores del cereal de cara al futuro, las buenas cosechas que se están registrando en los principales países productores de trigo seguramente empujarán el precio a la baja. De acuerdo al MatBA, el viernes el valor de la tonelada era de 157 dólares a diciembre, un valor que -explican los especialistas- va en línea con el contexto internacional y la buena perspectiva de producción nacional.

   A esto -advierten algunos productores- hay que sumarle (o restarle) la posibilidad de que se vean modificados los porcentajes de las retenciones en diciembre, en caso de un hipotético cambio en el color del gobierno nacional.

   “El valor internacional del trigo cayó 7% en un mes -se indicó desde la dirección de Estudios Económicos de la BCP-. Hay una clara tendencia a la baja. En Argentina esperamos una producción récord, de entre 20,6 y 21 millones de toneladas, pero posiblemente no sea con precios altos”.

   Según las proyecciones, la producción mundial de trigo se incrementaría alrededor del 4,2%, alcanzando las 764,1 millones de toneladas. El consumo también crecería 20 millones de toneladas, y el stock final del cereal llegaría a 271 M/T, 6M/T más que la campaña pasada.

 

En forma oficial

 

   El ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, a través del  Monitor de Estimaciones Agrícolas del mes de agosto, anunció en la semana que proyecta una producción de 21 millones de toneladas de trigo para la presente campaña, muy por encima de las 18,5M/T obtenidas en la campaña 17/18 y las 19,46M/T del año pasado.

   Según los números oficiales, se implantaron en todo el país 6,6 millones de hectáreas y la siembra alcanzó al 100% del área esperada. En este caso, la superficie también es mayor que el área de la cosecha 17/18 (5,96M/h) y 18/19 (6,29M/h).

   De los lotes sembrados, se estima que el 88% se encuentra en un estado entre bueno y muy bueno.

   Además, en cuanto a los valores, sitúa al trigo disponible en 196,3 dólares por tonelada en septiembre, y al de la próxima cosecha en 163,5 dólares por tonelada en enero 2020.

 

Los números de la cebada en la zona 

 

En emergencia. Según el informe de la BCP, el 10% de los lotes de cebada de la región está en emergencia, el 55% en estado vegetativo y el 35% en macollaje. 

Millones de hectáreas. En la zona de influencia de la BCP se sembraron 1,01 M/h de cebada. El total del país fue de 1,33 M/h, 3% menos que en la campaña anterior.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias