San Martín, una calle de remate

23/9/2019 | 14:09 |

Caminar la ciudad con la mirada hacia arriba: un mundo distinto.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

Fotos: Pablo Presti / ppresti@lanueva.com

 

"Es el humor de quien mira la ciudad el que da su forma. Si pasas silbando, con la nariz levantada detrás del silbido, la conocerás de abajo para arriba: antepechos, cortinas que se agitan, surtidores. Si caminas con el mentón sobre el pecho, tus miradas se enredarán al ras del suelo en el agua de la calzada, las alcantarillas, las espinas de pescado, los papeles sucios".

Italo Calvino, de Las Ciudades Invisibles.

 

Italo Calvino, en sus Ciudades Invisibles, explica como pocos como las ciudades encierran varios y distintos mundos. Los que se perciben al alba, los del atardecer, los escondidos, los sutiles, los que encierran los signos, los que guarda la memoria.

Recorrer cualquier calle de Bahía Blanca genera propuestas artísticas inesperadas, renovadoras. Donde la arquitectura tiene mucho para decir cuando vemos por encima de la mirada horizontal que ensayamos de manera natural. Arriba, las casas muestran formas distintas, remates donde el diseño tiene algo distinto que decir.

Una terminación distinta a cualquier otra parte de la obra y que se ha preservado sin la afectación que suele afectar a las plantas bajas. Se descubren entonces cornisas, molduras, ornamentos, símbolos, marcas. Una ciudad que existe pero que no se impone: espera ser descubierta.

El ejercicio de encontrar esos detalles lo ensayó Pablo Presti, fotógrafo de este diario, en un recorrido por calle San Martín, entre Yrigoyen y avenida Cerri. Llevando la mirada y su talento hasta donde el ladrillo se recorta contra el cielo. Lo que sigue es parte de ese paseo.

La esquina que se curva y sube, cornisa y escalón.

El abanico art déco: glamour sobre un triglifo

Entre ostras y flores se insinúa el art nouveau.

Medallón art déco para la mueblería de los Taberner

Guirnaldas, flores y volutas jónicas: de todo un poco

Un frontis que se interrumpe en un óculo. Posmodernismo puro.

Aquí hubo una farmacia y productos de La Estrella.

La cornisa que esperaba ser balcón de altos que nunca llegaron.

El movimiento moderno: ventanales corridos y geometría.

En esta misma sección

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias