Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Un hogar de adolescentes necesita ayuda para subsistir

Se trata de la única ONG local que alberga a menores de edad de ambos sexos y con los subsidios que recibe cada vez le alcanza para menos. Dónde está ubicado y cómo colaborar.

Fotos: Archivo La Nueva.

Por Federico Moreno / fmoreno@lanueva.com

   El Hogar Rincón de Nuestros Sueños, que nació hace diez años para albergar a nueve chicos que iban a quedar en la calle ante el cierre del Patronato de la Infancia, hoy necesita de la ayuda de la comunidad bahiense, así como también de los funcionarios.

   Primero estuvo en Ingeniero White, pero desde hace cuatro años funciona en una casa de Villarino al 800, donde actualmente residen siete adolescentes y, producto del fuerte atraso en el aumento de los subsidios, un solo cuidador.

   “Es el único hogar que tiene nenes y nenas de 0 a 18 años, hay otros mixtos en Bahía pero son de 0 a 12 y son estatales, nosotros somos la única ONG de este tipo en la ciudad. Ahora particularmente tenemos chicos de entre 13 y 17 años, pero hemos tenido una nena de 3 años, por ejemplo”, explicó Alejandro Otero, quien fue director del hogar durante diez años y finalizó su mandato a principios de este mes.

   “Los chicos que viven en el hogar fueron retirados de sus hogares por haber sufrido alguna vulneración de sus derechos, son pocos los que tienen contacto con algún familiar o referente con el que puedan hacer algún plan o que los pueda visitar los fines de semana. Hacen vida totalmente normal, como en cualquier casa de familia: van a la escuela, cada uno hace su deporte o su actividad, pasean, hacen los deberes, etc.”, agregó el psicólogo.

   Rincón de Nuestros Sueños se sostiene gracias a diversos aportes económicos, los que cada vez resultan más escasos.

   “Desde que arrancamos, siempre nos apoyó de una manera u otra el sindicato de trabajadores de AFIP, entre otros voluntarios, y también contamos con la Municipalidad que nos da un subsidio mensual de unos $130.000 mensuales y un convenio con el organismo de Niñez de Provincia, que nos da una beca de $8.000 por cada chico. El problema es que el subsidio muncipal tuvo un aumento ahora del 15 % con el que tenemos que tirar hasta 2020 pero que recién sirvió para ponernos al día con la inflación de octubre de 2018”, lamentó el presidente de la ONG.

   Entre los principales perjuicios por la situación económica del hogar, su fundador explicó que “mientras que hace pocos años teníamos dos personas las 24 horas más una tercera a la tarde, el año pasado pasamos a tener dos personas las 24 horas y ahora directamente una sola persona las 24 horas y una más a la tarde”.

   “Es gente que hace todo, limpia, cocina, da clases de apoyo, saca a pasear, vive y duerme ahí, y están ganando nada más que 100 pesos la hora”, lamentó Otero, quien explicó que además de la cuidadora full time y la otra persona que va de tarde, el hogar cuenta con una directora –-lo reemplazó a él hace pocas semanas-- y una trabajadora social”.

   Sobre la ayuda, que por una cuestión de privacidad de los jóvenes el presidente de la ONG prefiere que no se acerque al domicilio, este aclaró que “además del dinero, lógicamente, todo lo que se necesite o sirva en una casa es bienvenido, por ejemplo sábanas, toallones, elementos de limpieza, alimentos, etc.”.

   Por donaciones o consultas comunicarse con Alejandro Otero, teléfono 0291-154-317062.