Macri se despide con un mensaje que iría por cadena nacional

26/11/2019 | 16:51 |

La columna semanal de Eugenio Paillet, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

Archivo La Nueva.

Por
Eugenio Paillet

   ¿Se viene un mensaje por cadena nacional de Mauricio Macri para despedirse de la Casa Rosada gestión con balance incluido de cuatro años de gestión? El tema no está cerrado en cuanto a la modalidad, habida cuenta del ancestral rechazo que siempre generaron en el macrismo las largas cadenas nacionales de Cristina Fernández, pero en el fondo todo está decidido: Macri le hablará al país, probablemente antes de los dos últimos viajes al exterior que emprenderá a España y Brasil entre el 2 y el 5 de diciembre.

   "Puede haber cadena nacional. Acá no es un sistema de comunicación que nos agrade, pero algunos quieren convencerlo a Mauricio porque tiene un alcance nacional y obligatorio", dicen en despachos de la Jefatura de Gabinete.

   Justamente lo de "obligatorio" es lo que hace dudar a quienes están detrás de la organización de ese último mensaje al país, con el ministro del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, a la cabeza. Refiere directamente al hartazgo de la población y el malhumor que les generaban las constantes cadenas nacionales de Cristina, y los famosos "patios militantes" con los jóvenes de La Cámpora.

   El tema se terminará de decidir en estos días entre Lombardi, el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco, y los responsables de la Jefatura de Gabinete que responden a Marcos Peña. Y se manejan dos fechas tentativas, el sábado 30 de noviembre o el domingo 1º de diciembre. Una variante que se maneja es que el mensaje al país de Macri se realice a través de la cadena oficial de radio y televisión, que incluye a la TV Púbica, Radio Nacional y sus respectivas repetidoras en el interior del país, y de cuya señal los medios privados pueden "engancharse" si es que deciden sumarse a ese discurso en vivo.

   En caso de no prosperar la idea del mensaje por cadena nacional en la Casa Rosada le ponen unas cuentas fichas al otro sistema de comunicación, más tradicional para los comunicadores macristas y que fue utilizado en varias oportunidades por Macri, que es el mensaje a través de las redes. "Se está viendo también la posibilidad de grabar un mensaje y emitirlo en vivo a través del canal de la Presidencia en Youtube, que también es una buena herramienta para llegar a la gente", dicen cerca de Lombardi.

   Cabría recordar que el presidente y su mesa chica idearon un sistema de despedida del poder mediante mensajes a la población que tiene tres patas, una de las cuales ya se cumplió. Fue el 22 de noviembre pasado cuando Macri utilizó la red social Instagram para mantener un chat en vivo con los usuarios, durante el cual respondió numerosas preguntas de sus seguidores, una de las cuales lo hizo lagrimear al tener que responder qué cosas se llevaría de la gestión que le parecían importantes.

   La segunda etapa del proceso de despedida será, entonces, o la cadena nacional o el mensaje grabado en aquella red social, que Macri por caso utilizó en dos oportunidades luego del fatídico 11 de agosto, tras la derrota de las PASO, primero para recriminar a los votantes por su elección en favor de Alberto Fernández, y 24 horas para disculparse por tamaño exabrupto.

   Sea por cadena o por Youtube, lo que resta decir es que el propósito del mensaje presidencial es hacer una suerte de mensaje "sobre el estado del Estado", es decir la herencia que el macrismo le dejará al gobierno que viene aunque también con enumeración incluida de todas las cosas que se hicieron bien, en especial por el lado de la mayor calidad institucional y de la independencia del poder judicial, y aquellas en las que no pudieron cumplir con promesas de campaña, como la pobreza cero y "lo fácil" que les resultaría bajar la inflación.

   La siguiente y última etapa, sobre la que mayores esperanzas guardan los organizadores y en general el macrismo duro, es el tan promocionado 7D, el acto en la Plaza de Mayo del sábado 7 de diciembre. Esta vez, al revés de concentraciones anteriores como la del 24A, en las que el gobierno buscaba mostrarse prescindente aunque por lo bajo las alentaba, no ha habido pruritos para aceptar que desde la Jefatura de Gabinete para abajo todos los ministerios afines están involucrados en la organización de la marcha hacia el histórico paseo, y el acto central en el que Macri le hablará por última vez a sus simpatizantes en su carácter de presidente.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias