Confesó en el juicio y se anotó la décima condena en casi una década

10/11/2019 | 07:55 |

Luis Eduardo Solca recibió 4 años de cárcel por un asalto que se registró a comienzos del año pasado. Desde 2010 registra múltiples sanciones de tipo penal, la mayoría por delitos contra la propiedad.

Fotos: Archivo LN.

   “El pibe me pasó un arma y fuimos a robar. Me dijo: ‘querés hacer algo de plata’, y yo le dije: ‘bueno, vamos’”.

   De esa manera, Luis Eduardo Solca confesó que el 1 de enero de 2018, minutos después de las 2, junto a otra persona que dijo haber conocido esa noche, y con quien consumió alcohol, asaltó a una chica que caminaba por la zona de Saavedra al 900.

   La simple admisión del hecho determinó que el  juez del Tribunal en lo Criminal Nº 3, Eduardo d`Empaire, lo condenara a 4 años de prisión y le impusiera una sanción única de 5, comprensiva de una sentencia anterior dictada a mediados del año pasado.

   Desde enero de 2010 y hasta la fecha, Solca, según se indicó en el fallo al describir sus antecedentes, recibió otras 9 sentencias condenatorias por delitos como robo, hurto, lesiones leves y resistencia a la autoridad. 

   Víctima del saqueo por el que ahora fue sentenciado resultó Flavia Soledad Ibarguren, quien esa madrugada fue abordada por dos personas, una de las cuales comenzó a increparla para arrebatarle las pertenencias.

   Describió que uno de los ladrones intentó sustraerle el teléfono celular, pero que comenzaron a forcejear y que en un momento el desconocido se levantó la remera y le exhibió un arma de fuego.

   En las mismas circunstancias, el otro delincuente cortó la correa de la mochila que llevaba y se la arrebató.

   La joven fue despojada de un perfume, auriculares, anteojos de sol, llaves, unos 3 mil pesos y documentación.

   Ambos sujetos escaparon corriendo.

   A partir de la tarea investigativa llevada adelante por la policía y pruebas reunidas por la fiscalía, se logró determinar la posible participación de Solca en el hecho.

Arrepentido

   A poco de ponerse en marcha el debate oral, el imputado pidió declarar y confesó su responsabilidad.

   Refirió que esa noche concurrió a un boliche donde conoció a su cómplice, de quien solo sabía que le decían "Pepe" y estaba "parando en una pensión".

   Señaló que tomaron y al retirarse del local "Pepe" le ofreció llevar adelante el robo.

   Solca finalizó diciendo que estaba arrepentido y que lo hizo porque había tomado alcohol, ya que “estaba bien, trabajando en chapa y pintura”.

   A partir de estos elementos, el magistrado entendió que la participación del procesado en el hecho “se desprende sin dudas de la declaración prestada por el mismo en el debate, oportunidad en la que admitió haber llevado a cabo el robo por el que el fiscal formuló su acusación”.

   Al momento de establecer la pena, el juez, a pedido del fiscal, valoró como agravantes la nocturnidad, la pluralidad de intervinientes, la circunstancia de tratarse la víctima de una mujer que caminaba sola por la calle, y los antecedentes penales que registra el encausado.

   Por todo ello, Solca fue hallado responsable del delito de robo con armas y declarado reincidente.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias