Puerto Belgrano

Perros en situación de calle en la Base Naval ¿qué se hace?

11/10/2019 | 10:15 |

La entidad civil Dejando Huellas-Punta Alta y autoridades de la Armada acordaron trabajar en conjunto.

Foto: Archivo-La Nueva.

   Los perros en situación de calle de la Base Naval Puerto Belgrano podrán tener una mejor contención y atención, tras un acuerdo de trabajo conjunto entre autoridades de la base y la agrupación proteccionista Dejando Huellas-Punta Alta, informaron desde la Armada.

   Según explicaron, el acuerdo surgió por la cantidad de perros abandonados y que vagan por las calles de la base y tras denuncias por mordeduras, accidentes de tránsito y animales en mal estado de salud.

   De este modo, la base y la agrupación civil Dejando Huellas trabajarán conjuntamente para protegerlos, ubicar a sus dueños si los tienen o conseguirles un hogar de adopción.

Cómo es el trabajo

   De acuerdo con lo acordado, una vez que un perro es encontrado en las calles de la base, se lo lleva a la Agrupación Perros de Guerra, donde un equipo veterinario lo revisa, lo atiende y lo alimenta. Luego, Dejando Huellas se ocupa de pasearlo y de publicar su foto en las redes sociales, durante 10 días, para conseguirle un hogar.

   “Si cumplidos esos diez días no aparecen ni dueño ni una familia adoptiva, se procede a castrarlo, identificarlo con un collar verde y soltarlo nuevamente, mientras la agrupación Dejando Huellas continuará intentando encontrarle un lugar”, explicaron desde la Armada.

   Aseguraron que esta nueva metodología de trabajo conjunto logró la adopción de 15 perros, en el último mes.

   “Se busca aunar esfuerzos, porque la problemática canina existió siempre y va a seguir existiendo. Los perros no surgen de la nada. Si hay un perro en la calle es porque alguien lo abandonó, porque alguien no castró o porque alguien descuidó su atención y las consecuencias están a la vista”, dijo por su parte Claudia Paganini, integrante de Dejando Huellas.

   “La intención es continuar trabajando de manera conjunta, desarrollando también otros proyectos participativos tendientes a la protección animal, sumando a otras instituciones y organizaciones que puedan aportar a una mejor solución de la problemática”, agregaron desde la Armada.

   La Agrupación Perros de Guerra, dependiente del Batallón de Seguridad de la Base, es la encargada de adiestrar canes para patrullado, rastrero de explosivos y narcóticos y búsqueda y rescate de personas, entre otras tareas. Además, tiene un servicio veterinario para atender a las mascotas de los habitantes de la base, y una guardería canina para el personal militar y civil.

   Dejando Huellas-Punta Alta está conformada por un grupo de personas que trabaja a diario en la protección animal con distintos objetivos que buscan acabar con el sufrimiento, el maltrato y el abandono de los animales; fomentar la adopción y la tenencia responsable; promover la importancia del cumplimiento de las leyes sobre los animales; e impulsar las castraciones para un mejor control de la reproducción.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias