“La confianza que nos brindan los afiliados nos obliga a superarnos”, dijo Aolita

7/5/2018 | 11:59 |

El puntaltense analizó su presente al frente de Empleados de Comercio, a más de seis meses de las elecciones. “No me propongo ser como Ezequil Crisol, pero sí seguir su legado. Y creo que hoy estamos cumpliendo con ese objetivo”, dijo el secretario general.

Foto: Sebastián Cortés-La Nueva.

    En octubre del año pasado, los empleados mercantiles eligieron por primera vez a Miguel Aolita como secretario general de Empleados de Comercio a través de su voto. Dándole, nuevamente, todo el apoyo a la gestión que ya había comenzado cuando secundaba al histórico dirigente Ezequiel Crisol, quien falleciera tras ganar las elecciones de 2013.

   “Más allá de que había una sola lista fueron muchos los que participaron en las elecciones (NdR: recibió más de 4 mil votos) y eso nos da la obligación de seguir haciendo las cosas como las veníamos haciendo, o tal vez mejor. Y superarnos días a día, porque la confianza que nos brindan ellos (los afiliados) nos obliga a superarnos y a llevar a adelante de la mejor manera la organización sindical”, explicó Miguel.

   Tras cerrar el 2017 eleccionario superando algunos escollos –según explicó-, Miguel y todo su grupo de trabajo ya desandan un 2018 lleno de actividades, objetivos y logros, cumplidos y por cumplir. Que él mismo repasó y analizó.
Además, nos contó de sus inicios en la actividad, sus proyectos y más…

   “Si bien los tiempos que hoy vivimos no son los mejores para lo que respecta al mundo laboral. Hemos venido de superar algunos escollos, el año pasado, que han hecho que tengamos un cimbronazo en el mundo gremial, puntualmente en Empleados de Comercio”, contó el puntaltense.

   Actualmente, la Asociación Empleados de Comercio de nuestra ciudad cuenta con un padrón de más de 10 mil trabajadores afiliados al mismo, que la posiciona como una de las más importantes en Bahía y la región.

   “Lógicamente tenemos altas y bajas todos los meses, más siendo un padrón tan grande. Pero sí estamos preocupados, porque se nos viene un año en el que vamos a tener que cuidar el empleo. Estar atentos defendiendo los derechos de los trabajadores, buscando que haya la menor cantidad de baja posibles y buscando fomentar la defensa del trabajo. Que, en definitiva, es lo que hace que los trabajadores puedan tener la tranquilidad de mantener la fuente laboral es, nada más y nada menos, que llevar la paz a su casa. Al funcionamiento general de la vida. Esa es la tarea mutua que tenemos que tener en todos los sindicatos”, señaló Aolita quien es también –desde el año pasado- el secretario general de la Confederación General de Trabajo (CGT), delegación Bahía Blanca, en reemplazo del fallecido Carlos Arrigoni, tras ser recibir el aval de más de 50 gremio.

   --¿El ser elegido por los afiliados contundentemente, es un gran apoyo y, también, un desafío?

   --Sí, en lo personal no me canse de decírselo a los compañeros mercantiles: siempre les agradecí. Porque yo llegué a Bahía a un sindicato que lo conducía, nada más y nada menos, que el compañero Ezequiel Crisol, y que había que darle una continuidad, y que si estaba convencido que había que darle una modernización a esa continuidad. Pero me tenían que aceptar los empleados de comercio. La vara estaba alta y sabía a qué me exponía. Y, hoy por hoy, solo tengo palabras de agradecimiento porque hay cosas internas que para el público no le dan la magnitud pero nosotros sí. Cuando yo llegué a Bahía había 17 delegados, hoy hay más de 100 en distintos comercios de la ciudad. El delegado es el nexo de comunicación del gremio para sus compañeros de trabajos. Nosotros tenemos presencia en más de 100 lugares, en donde hay un comercio con más de 10 empleados, tenemos un delegado que nos representa. Eso hace que cuando tenemos que informar, transmitir, decir alguna novedad, o lo que sea, el mismo cuerpo de delegados hace el boca a boca. Eso es tener presencia. Ese fue el primer objetivo: tener más presencia; y hoy la tenemos. 

   --¿Ésta es un poco la fórmula del éxito?

   --La presencia ha hecho que nos ganemos la confianza, la confianza ha hecho que nos genere más afiliaciones y la afiliación ha hecho que el gremio vaya creciendo día a día. Y en esto no puede dejar de agradecer al cuerpo de delegados, a la comisión directiva, a todos los trabajadores del gremio, de la obra social OSECAC, del hospital Raúl Matera. De todos los que componen el equipo, porque no es sólo Miguel Aolita. Porque Miguel Aolita solo no hubiera podido hacer todo lo que se hizo y lo que se está haciendo. Y, en especial, a los empleados de comercio que nos brindan día a día la confianza. Eso hace que me sienta orgulloso, satisfecho y me da la obligación de que tenemos que seguir adelante y caminando en la misma senda.

   --¿Cómo secretario general y como gremio, se sienten un poco referentes en Bahía y la zona?

   --No soy yo quien lo tiene que decir, pero sí me lo hacen saber los gremios hermanos, que trabajan en forma conjunta con nosotros. Cuantitativamente si somos el gremio más grande, pero cualitativamente somos conscientes de que empleados de comercio en Bahía y la zona tiene una referencia muy importante y que hay muchos gremios que toman como referencia las actitudes o los hechos que lleva adelante empleados de comercio. Eso, para nosotros es una gran satisfacción.

Obras, el Parque y la salud

   El ir proyectando y concretando obras es una de las características de Empleados de Comercio.

   Un claro ejemplo es el Parque Acuático inaugurando el verano pasado en el predio de Aldea Romana, que resultó un rotundo éxito durante toda la temporada estival.

   “La verdad, si vos me preguntás si creía que iba a tener la repercusión que tuvo, la verdad no lo sé. Yo lo que quería es que los empleados de comercio pudieran disfrutar de tener toboganes acuáticos en nuestra pileta. Ahora, luego de finalizar la primera temporada, nunca me hubiera imaginado tanta repercusión como tuvo. Tanto en los trabajadores mercantiles, en los afiliados, en los hijos de los afiliados y en la ciudadanía. Tuvimos que limitar el ingreso porque era un montón de gente que quería concurrir. Porque si bien era algo para los empleados de comercio, no podemos de dejar de dar algo para la ciudadanía de Bahía Blanca. Este verano fue impresionante la participación de la gente, con un promedio de mil personas los días de semana y más de 2 mil los fines de semana. Lo que más destaco es que el trabajador mercantil ve todas las mejoras. Pero te puedo garantizar que no solo valoran, sino que se dan cuenta del trabajo que venimos haciendo”, señaló Aolita.

   --¿Las obras son un poco la marca registrada?

   --Es un legado que me dejó el compañero Crisol. No vamos a desconocer lo que fue y la estructura que ha dejado. La cual nosotros estamos continuando y profundizando.
Con el Hospital Raúl Matera como lugar principal y una gran cantidad de consultorios externos y dos farmacias sindicales, la salud es otro de los temas principales en el día a día del gremio.
“El hospital es una de las frutillitas del postre. Cuidar a nuestros trabajadores es el objetivo principal. Y nuestra obra social, OSECAC, junto con Empleados de Comercio, ha hecho siempre mucho hincapié en eso”, admitió el secretario general.

Sus inicios y su futuro

   Aolita tuvo la difícil tarea de reemplazar a un emblema del mundo gremial como Ezequiel Crisol, quien lo acompañó desde sus inicios en Punta Alta.

   “Ezequiel es irreemplazable, es un prócer; siempre fue mi guía. Yo empecé a su lado y estuve a su lado hasta el último día. Para mí fue una sorpresa muy grande fue cuando él me convocó, primero para que sea interventor, y después, para que sea Secretario Adjunto. Él falleció siendo secretario general, que para mí era un objetivo primordial. Ezequiel era soltero y para él, la novia siempre fue el Sindicato. Hasta el último día, si bien yo asumí como Secretario Adjunto y él me dio la plena libertad, el secretario general seguía siendo él. Que me parece que era el mejor reconocimiento que podía tener un prócer como él, que fue 48 años secretario general.

   "Él las sabía todas, a mí me gustaba escucharlo. Yo tampoco me propongo ser como él, sí me propongo seguir su legado. Y creo que hoy estamos cumpliendo ese objetivo.

   --¿Qué significa empleados de comercio para vos?

  --Pasó de ser una cuestión meramente de beneficio social, por empezar a usar el hotel de Mar del Plata con mi familia a hoy tener la responsabilidad de estar al mando. Que para Bahía y la región es una referencia importantísima. Así que no estoy más que orgulloso de todo esto.

   "Hoy me levanto pensando en el gremio y me acuesto pensando en el gremio. Y, esto se lo debo, en gran parte a mi familia. Que son los que te bancan cuando llegás a tu casa. Y yo la verdad que tengo una leona al lado mío, que es mi esposa. Que no solo me banca en casa sino también en el trabajo, porque trabaja al lado mío; camina a la par mío. Estoy agradecido de mi señora, de mis hijos; que por ahí a veces, he dejado de estar presente. Traté y trato como padre de estar, en la medida que puedo. Tengo un hijo y una hija hermosos, estoy enamorado de ellos dos.  A ellos son a quienes les debo también un agradecimiento profundo.

   --¿Con qué soñás a futuro?

   --El objetivo principal que tengo grabado en mi cabeza es al menor tiempo posible estar cortando la cinta de la inauguración del autódromo. Que es una de las deudas que Crisol me pidió y que la tomé y adopté como propia para poder lograrlo lo más rápido posible: que Bahía Blanca vuelva a tener autódromo. Eso en lo que respecta a obras y, en lo que respecta a funcionalidad del gremio, seguir de esta misma manera y seguir consolidando el grupo; consolidando la comisión directiva; seguir afianzando el gremio y tener el desarrollo que tiene hoy el sindicato.

   "Siempre hay cosas para seguir haciendo y los empleados de comercio nos dan la confiabilidad y la garantía como para poder seguir haciendo y creciendo", cerró Aolita.

Miguel Aolita en frases

1
   Fiesta del Día del Trabajador: "Es una fiesta divertida y los empleados de comercio la disfrutan mucho. Sobre todo en una fecha tan especial. Es el único día de año que la podemos hacer, porque al otro día es feriado para todos. Es el quinto año que la hacemos y nos ha dado un excelente resultado. Y año a año se convierte en una obligación hacerla, pero no hacemos nada más y nada menos que estar presente junto a los trabajadores".


2
   El sueño del Autódromo. "Está dentro de los plazos que en su momento teníamos previstos. Podrá ser un mes más, un mes menos. Se esperaron tantos años, que si tenemos que esperar unos meses más para que el autódromo se inaugure de la mejor manera; lo haremos sin problemas".
3
   El legado de Crisol. "Ezequiel es irreemplazable, es un prócer; siempre fue mi guía. Yo empecé a su lado y estuve a su lado hasta el último día. No sé si a la misma altura de los mejores momentos de Crisol, porque él salía en cualquier medio y todos hacían lo que él decía. Yo tampoco me propongo ser como él, sí me propongo seguir su legado. Y creo que hoy estamos cumpliendo ese objetivo".
4
   Tiempo de balance. "Haciendo un resumen del año: tuvimos buenas y malas, pero que compensamos un año de una actividad, en lo que respecta a lo gremial, con mucho apoyo".
 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias