La historia de Rubén

River, mi buen amigo

19/11/2018 | 07:00 |

Fotos: Gentileza Rubén Benítez

   Para Rubén Benítez, River significa muchas cosas. Pero sobre todo, amistad.

   Vio todos los clásicos a partir del 99, fue a Japón y presenció todos los partidos del Millonario en esta Libertadores. Entre tantos recuerdos, rescata uno muy especial que hizo que en 2015 la emoción por levantar la Copa sea mucho más grande.

   Ese recuerdo nos lleva a mayo de 2014. Rubén venía de celebrar el campeonato de River (Torneo Final) y tuvo un accidente con su amigo Sadi Gelos (actual concejal), quien se llevó la peor parte. Sus conocimientos en enfermería le permitieron asistirlo rápidamente. Lo que siguió no fue fácil: su estado era grave y la recuperación fue larga.

   Un año más tarde, Rubén y Sadi se subieron a un avión para ver la final de River por la Libertadores. Fue victoria 3-0 ante Tigres de México. Desde la Belgrano baja, los amigos puntaltenses gritaron campeón entre lágrimas y abrazos. Esta vez, nada empañó la consagración.

   —Fue el mejor recibimiento que vi. Esa Copa fue muy especial: magia, lluvia, amigos, mucha emoción. Tenía la certeza en la previa de que salíamos campeones.

   Crear amistades, conocer lugares, compartir con la familia y ayudar a la gente. River lo hace posible.

   Rubén tiene 47 años, es padre de Cristian, Ramiro y Thiago, y preside la filial "millonaria" en Punta Alta, donde desarrolla "un rol social muy importante" con el aporte de muchos.

   Cuenta que el lema es "La filial somos todos" y reconoce que sin el apoyo de su familia nada sería igual. Sus tres hijos, de 17, 22 y 28 años, son socios de River y lo acompañan mucho.

    —Compartimos Copas, clásicos... La química que se genera no se compara con nada.

   Ahora se preparan para ver juntos la próxima definición de la Libertadores. Viajará al Monumental con sus dos hijos mayores y tiene las mejores expectativas. Su fe está intacta.

   —Me siento feliz de disfrutar una instancia como esta y la espero muy tranquilo porque sé que mi equipo dejará todo. El resultado será solo eso, un resultado.

Mirá todas las historias superclásicas

Se viene la Superfinal, quién la gana

 

 
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias