¿Por qué el proyecto Provincia Nueva debe incorporar un pensamiento estratégico?

En busca de los dos tercios

¿Por qué el proyecto Provincia Nueva debe incorporar un pensamiento estratégico?

10/11/2018 | 06:30 |

“Comprendimos que, para interesar a los dirigentes y a la población, debíamos ampliar el campo de acción e incorporar a otras regiones", dijo el doctor Víctor San Román.

¿Por qué el proyecto Provincia Nueva debe incorporar un pensamiento estratégico?

El río Negro (der.), desde la vista de Viedma y hacia Carmen de Patagones; y Bahía Blanca, hacia el puerto de Ingeniero White. / Diseño de imágenes: Guillermo Kluin-La Nueva.

Guillermo D. Rueda
grueda@lanueva.com

   “No tengo dudas de que, a lo largo de los 200 años desde que se habla de este proyecto, hubo oportunidades que, si se hubieran aprovechado correctamente, estarían concretadas. Pero para eso se requerían dos condiciones.

   “La primera. Si bien existieron proyectos, algunos de ellos muy bien fundamentados en la teoría política, no tuvieron continuidad en el tiempo   o no contaron con las propuestas estratégicas adecuadas para lograrlo y fueron superados por las resistencias.

   “La segunda. Fallaron las acciones políticas necesarias de la dirigencia, instituciones y la ciudadanía, con la debida continuidad para, en los momentos oportunos, impulsar el proyecto hasta lograr su aprobación”.

Dr. Víctor San Román.

   El doctor Víctor San Román sabe de lo que habla. Porque a su innata capacidad y trayectoria profesionales le suma una pasión que hace la diferencia entre las empresas imposibles y las imprescindibles, tal como alguna vez —salvando distancias— le aclaró el general José de San Martín a su par Juan Martín Pueyrredón, en la previa de la conformación del Ejército de los Andes.

   La Provincia Nueva, o las Provincias Nuevas, desvelan sus sueños. Ahora se propone volver a trabajar en un proyecto que, con firmeza, se inició en 1999, ya que, dice, “hay que estar muy atentos por si en algún momento por obra de Dios, el destino o el azar, se da la oportunidad”.

   Lo nuevo de San Román, y de no pocos que comparten este proyecto, es que sumar un pensamiento estratégico en procura de trazar nuevos objetivos es, por lo menos, sustancial.

   “Con el tiempo fuimos comprobando que, para interesar a dirigentes y a la población, debíamos ampliar el campo de acción e incorporar a otras regiones de nuestra provincia. Y de La Pampa; y hasta de Río Negro.

Mirá también: Provincia Nueva, un proyecto que requiere un tratamiento de carácter urgente

   “El dato del cual debemos partir es que la aprobación de un proyecto de este tipo requiere la sanción de una ley de la legislatura bonaerense con el voto de 2/3 de ambas Cámaras; es el paso más difícil. Y luego la aprobación, por simple mayoría, por parte del Congreso de la Nación”, sostuvo.

   San Román añadió que si aun todos los legisladores provinciales correspondientes a la Sexta Sección estuvieron de acuerdo, solo representan cerca de 1/8 de las bancas, una porción insuficiente para determinar una votación.

   “Pero qué pasaría si se ampliara la propuesta y la creación de una, o más Provincias Nuevas, alcanzara también a otras secciones electorales además de la Sexta. Entiendo que las cosas podrían cambiar y este es un pensamiento estratégico propio”, explicó.

   San Román comentó que Andrés Malamud, en 2004, en su artículo Federalismo distorsionado y desequilibrios políticos, hablaba de la creación de una nueva provincia en el interior del territorio y, en una posterior etapa, otra provincia más con parte del Conurbano.

   “Años después, Ernesto Sanz y Lucas Llach, como precandidatos a presidente y vicepresidente por Cambiemos en la campaña para las PASO de 2015, sostuvieron un solución similar como principal propuesta de su plataforma”, agregó.

   “Además de una provincia con el interior, podría considerarse la conveniencia de crear otra con el norte del territorio bonaerense, incluyendo sectores urbanos y rurales, evitando la concentración de poder que quedaría si el Conurbano se mantuviera como una sola juridiscción, la que, por su peso electoral, continuaría decidiendo la suerte del país”, manifestó.

Mirá también: El proyecto Provincia Nueva enfrenta un desafío comunicacional diferente

   San Román entiende que con este mecanismo se reduciría ese poder y se podría intentar poner fin a las relaciones de clientelismo que se han instalado a través de los años, desnaturalizando el sistema democrático y el federalismo.

   “La integración y ubicación de las capitales de estas nuevas provincias quedarían en la voluntad de estas poblaciones mediante consultas populares, y no por nuestras conclusiones y diseños académicos, por más elaborados que sean”, dijo.

   “Es por eso que no me preocuparía ahora por discutir cuál de los modelos es el mejor, sino que estimularía a todos a proponer los que imaginen, elaboren y fundamenten, pero sometiéndolos a la decisión de los ciudadanos”, aseguró.

   Uno de los puntos a considerar es la separación del Conurbano del interior.

   “La diferenciación existente entre el Conurbano y el interior lleva al esquema básico del proyecto”, señaló el doctor San Román.

   “Como se trata de la creación de una provincia nueva, quedando la actual con su capital (La Plata) ubicada en el sector lindero al conurbano, el territorio a ceder deberá corresponder al interior y allí se crearía un nuevo Estado provincial”, añadió.

La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires.

   “Un límite natural e histórico podría ser el sur del río Salado. Pero también se podría realizar en base a la división por secciones electorales. Conforman el interior la secciones Segunda, Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima, manteniendo la actual provincia las secciones Primera, Tercera y Octava, por La Plata”, describió.

   “De todos modos, esto solo tiene el alcance de la proposición de una idea que, a través de trabajos interdisciplinarios, podrá ser fundamentada. Pero las decisiones estarán en manos de la población, que podrá optar por conformar en este territorio una o más provincias que, por su superficie y población, serían similares a gran parte de las existentes”, dijo.

Mirá también: Provincia Nueva: identidad propia y viabilidad para volver a pensar en grande

   Con respecto a la nueva provincia del interior, San Román dijo que la ventaja estaría en su homogeneidad al no contener al Conurbano y sus notables diferencias.

  “La ubicación de la capital también sería de decisión de la población, existiendo razones lógicas para buscar una posición central para facilitar la comunicación”, manifestó.

   Las propuestas extendidas más difundidas que se conocen hasta el momento —con diferentes fuentes— respecto de la conformación de provincias nuevas son las siguientes:

   1) Crear una provincia nueva con los 22 distritos de la Sexta Sección Electoral.

   Se trata de los partidos de Patagones, Villarino, Puan, Bahía Blanca, Tornquist, Dorrego, Pringles, Saavedra, Adolfo Alsina, Suárez, Guaminí y Monte Hermoso.
También Rosales, Pellegrini, Tres Lomas, Salliqueló, Daireaux, La Madrid, Tres Arroyos, Laprida, Gonzales Chaves y Benito Juárez.

   2) Crear una provincia nueva con las Secciones Segunda, Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima.

   “Este modelo prevé hacer una provincia del interior y que el Conurbano quede como hasta ahora. La ventaja es que somos homogéneos, tenemos problemas parecidos y es mucho más factible que la del sudoeste”, dijo.

   3) Crear dos provincias nuevas: una con la Primera y la Segunda Sección, en el norte, y la otra con las Secciones Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima, por el interior.

   “Es el Conurbano norte, el sector más rico, como Olivos, San Isidro y Vicente López, junto a Pergamino y demás. La gente de allí está entusiasmada con el proyecto y trabajan en esto. Allí hay un tercio de los votos y en el interior debe haber otro tercio. Quedaría de La Plata y el conurbano sur”, sostuvo.

   4) Separar a la Sexta de la provincia de Buenos Aires y anexarla a La Pampa, o a Río Negro.

   Es una propuesta del doctor Sebastián Linares, actualmente a cargo del Magister sobre Política y Estrategia de la UNS.

   “Es una idea para ofrecerle un puerto a La Pampa, por ejemplo. Además, el costo de implementación no sería muy importante, así como la logística resultaría sencilla”, explicó San Román. 

   En casi todos los casos, como territorio remanente queda la ciudad de La Plata, en la Octava Sección, junto a la Tercera.

Agenda del Conurbano

   "Los problemas del interior bonaerense se agravan porque los gobiernos se dedican a los asuntos  del conurbano. Allí son más agudos, están los votos y los piquetes que los perturban con movilizaciones y se olvidan que existe un interior con problemas distintos que no llegan a tener atención", dijo San Román.

   "Esta crónica situación, que se acentuado, ha ido llevando a un distanciamiento del ciudadano común de sus representantes, tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo y la imposibilidad de su control, alterando el funcionamiento de la democracia en su sentido más amplio, que no es simplemente ir a votar cada dos años", añadió.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias