BAHIA BLANCA

Un gigante portuario intacto, que mira al futuro con ambición

3/10/2015 | 00:21 | Para el presidente del CGPBB, Hugo Borelli, la estación marítima local se encuentra en condiciones de ofrecer puestos laborales y ser el motor del crecimiento y desarrollo de la comunidad que lo contiene.

Cada día cobra mayor relevancia la función logística de los puertos: ya no son unidades aisladas que sólo esperan la llegada de la carga desde los centros de producción y se desentienden de cómo los productos llegan a quienes los demandan o consumen.

Los puertos son los principales nodos de la red física del transporte marítimo, pero -de acuerdo a lo expresado por el titular del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Hugo Borelli- también serán competitivos y cumplirán su función siempre y cuando sean capaces de ofrecer al comercio internacional y a las líneas navieras, servicios rápidos, flexibles y seguros.

“Los puertos modernos deben formar parte de las cadenas logísticas de producción, transporte y distribución, y no desarrollar sus actividades como un eslabón independiente”, señaló el directivo bahiense.

La consideración de una estación marítima desde una perspectiva logística -explicó- significa que no sólo se deben tener en cuenta las actividades que se desarrollan en el entorno del ámbito portuario, sino también la influencia que estas actividades tienen sobre el transporte anterior y posterior al mismo.

“La cadena logística no comienza en los puertos. En realidad, comienza en el lugar de producción de la materia prima y va hasta los centros de consumos en los países de destino”, indicó.

Según Borelli, es necesario recuperar el transporte de cabotaje marítimo, por ser más económico y sustentable con el medio ambiente; incrementar el transporte ferroviario y descomprimir la circulación de mercadería por camiones a largas distancias.

“Por último, debemos mejorar nuestra infraestructura vial construyendo autovías de varios carriles y con accesos especiales a los puertos”, manifestó.

“Tenemos muy claro, en una ciudad-puerto como Bahía Blanca, este desafío logístico, porque reviste una importancia trascendente donde deben confluir las mejores prácticas asociativas entre la inversión privada y los esfuerzos del estado para acompañarlas”, agregó.

El presidente del CGPBB reconoció que “pocas ciudades del mundo tienen el privilegio de contar con un puerto, y muchas menos contar con uno que sostenga una gestión exitosa durante tantos años como es nuestro caso”.

Por ello, manifestó que en Bahía Blanca existen sobradas razones para seguir sosteniendo que se está en presencia de un verdadero gigante portuario.

“Este gigante portuario está intacto y mirando al futuro con vocación y ambición de ser cada vez más grande e importante, contribuyendo al comercio exterior de la Nación, a dar empleo a mucha gente, y a ser un motor de crecimiento y desarrollo de la ciudad que lo contiene. Es un modelo probado y efectivo de gestión portuaria y hacemos votos para que continúe siempre de esta manera”, aseveró.

“Somos una ciudad-puerto, y seguiremos trabajando para que Bahía Blanca, la provincia de Buenos Aires y la Argentina en su conjunto sigan estando orgullosas de nuestro Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca”, recalcó.

Para responder a la demanda de alimentos, por incremento de población y mejoramiento de las dietas, el mundo deberá incrementar la producción de granos en mil millones de toneladas para 2030. Argentina, que hoy participa con un 14% del mercado mundial, deberá incrementar su producción en 140 millones de toneladas, duplicando la actual.

"Si tomamos en cuenta lo expresado anteriormente, y la transformación de la logística, con cada vez más presencia de grandes buques, nuestro puerto tendrá más que duplicar su capacidad de carga para 2030 porque es el lugar obligado de completamiento de cargas de estos navíos", finalizó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias