Buenas expectativas de cara a la cosecha fina en Villalonga

15/8/2006 | 09:00 | Grandes expectativas existen en el sector productivo de la zona de Villalonga, ya que este lugar fue uno de los pocos en donde precipitó en el momento justo y necesario para los campos, y se aguarda que durante este mes caigan algunos milímetros más que ayuden a consolidar el crecimiento de los cultivos.

Buenas expectativas de cara a la cosecha fina en Villalonga . Punta Alta. La Nueva. Bahía Blanca


 Grandes expectativas existen en el sector productivo de la zona de Villalonga, ya que este lugar fue uno de los pocos en donde precipitó en el momento justo y necesario para los campos, y se aguarda que durante este mes caigan algunos milímetros más que ayuden a consolidar el crecimiento de los cultivos.


 Si bien consideró que 2006 se trata de un año "atípico" debido a las temperaturas primaverales que se dieron durante algunos días del presente invierno, Juan Pedro Recondo, representante de Agropecuaria Villalonga, indicó que estas variaciones climáticas han permitido que, en algunas hectáreas en las que se sembró tarde, ya se puedan observar plantas en crecimiento.


 "En la zona de secano hubo dos etapas de siembra: la primera de ella coincidió con las lluvias de abril, que permitieron que muchos productores (alrededor de un 30%) pudieran implantar en la época ideal, mientras que otros lo hicieron casi en seco; luego, volvió a llover a fin de mayo, dando la posibilidad a que el resto de los chacareros pudieran terminar con los laboreos", comentó.


 Recondo manifestó que esto se pudo llevar a cabo porque la fecha de siembra en este sector de la provincia de Buenos Aires es "un poco" marginal respecto a los demás, ya que lo ideal es que para fin de mayo ya esté todo implantado, cuando en otros lugares recién se comienza a trabajar en junio.


 "De ahora en adelante son necesarias condiciones óptimas para que todo crezca bien, por lo que tendría que llover a mediados de este mes, porque no tenemos humedad de fondo en el suelo", aclaró.


 En cuanto al pastoreo, Recondo reconoció que el sector productivo no está pasando un buen momento, puesto no se llegaron a preparar los verdeos.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 "Esto se nota en los remates, porque se está yendo una importante cantidad de ganado del distrito. Además, en los campos que antes tenían muchas vacas, ahora ya casi no quedan más animales", lamentó.


 "También se han dado casos de personas que pagan altos alquileres a aquellos que tienen algún yuyo en el campo, para usarlos para pastoreo", añadió.

Graves repercusiones




 Juan Carlos Recondo resaltó que las medidas gubernamentales que limitan la exportación de carne vacuna al exterior tuvieron graves repercusiones en la zona y provocaron un descontento general por parte de los productores.


 "En esta región se han hecho inversiones importantes y se han realizado bien las cosas con respecto a la trazabilidad de los rodeos para exportación", señaló.


 "Entonces, este tipo de medidas se sienten. El impacto es muy fuerte, porque la mayoría de los chacareros estaban organizados y con sus lotes de hacienda pesada listos para vender", añadió.


 Al respecto, recordó que cuando se podía exportar, la gente invertía, trabajaba "en serio" con la hacienda y planificaba su producción de cara al futuro, lo que permitió un aumento del número de cabezas existentes en la región.


 "En cambio, hoy existe una imprevisibilidad total, porque aunque siempre se luchó para conseguir mercados en el exterior y mejorar los rodeos, con medidas como estas el ánimo de la gente empieza a flaquear, porque no sabe a qué va a apuntar la producción", consignó.


 "Si hubiera una política ganadera a futuro, uno podría pensar en invertir, o en cambiar el sistema de producción", finalizó Recondo.



Mustang Cloud - CMS para portales de noticias