Un caso que toma temperatura

La entradera y sus consecuencias: fuego cruzado entre dos abogados

16/9/2020 | 21:30 |

Juan Vitalini, asesor de la familia afectada, pidió que Federico Montero, nexo regional del Ministerio de Seguridad, ponga a disposición su celular. Le respondió Sebastián Martínez.

Juan Ignacio Vitalini y Sebastián Martínez.

   El abogado de la familia Vélez, afectada por la millonaria entradera en la calle Maldonado al 300 —que ahora salpica a algunos policías— arremetió hoy contra Federico Montero, nexo regional del Ministerio de Seguridad, y pidió que ponga a disposición su celular.

   Juan Ignacio Vitalini cuestionó por LU2 el rol de Montero en esa “famosa” reunión entre los damnificados y la cúpula policial, que aparentemente fue gestionada por su hermano Nicolás, presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio.

   “El (por su hermano) fue como integrante del estudio. Se ha querido politizar el tema y le achaco toda la presión a Montero. Lejos de proteger a la familia Vélez, que fueron a pedir a esta reunión, no hizo más que exponerlos", dijo.


Federico Montero

   “No nos olvidemos que encima el señor Montero pertenece a un espacio político (Frente de Todos) que comparte con el doctor Sebastián Martínez que, justamente, es el abogado de uno de los detenidos en esta causa (Marco Antonio Ruiz), por lo que me parece todo muy desprolijo”, agregó.

   Incluso Juan Ignacio Vitalini fue más allá: “Sería muy interesante que ahora Montero ponga a disposición su celular, como el resto de los policías. Para ver qué ha hecho con ese teléfono”.

   A su criterio, al alertar sobre ese encuentro, no hicieron otra cosa que permitir que “los supuestos ladrones se llevaran el resto del botín”.

   Se le preguntó si hablaba de connivencia, pero Vitalini dijo que no, aunque remarcó que “un buen gesto sería que (Montero) entregue el celular ahora”.

“Cumplió con la carga de funcionario”

   También en LU2, recogió el guante el abogado Sebastián Martínez, asesor legal de uno de los presuntos asaltantes y, por otro lado, con afinidad política hacia Montero. Lo definió como un "amigo".

   “Me parecen un exceso algunas afirmaciones, Federico Montero cumplió con la carga que le corresponde del rol que ocupa como funcionario público: tomó conocimiento de una situación que merecía,y así fue, que fue transmitida a la Fiscalía”, dijo.

   Sostuvo que, según tiene entendido, en esa reunión se les hizo saber a Montero y a los comisarios Aldo Caminada y Gonzalo Bezos que la familia Vélez tenía conocimiento de una supuesta participación policial en el delito.

   “Montero cumplió con la carga que tiene como funcionario público: imagínese que si Montero no le hubiera dicho al fiscal de actuación lo que había pasado sería partícipe o cómplice de un posible delito”, agregó.

   También afirmó que fueron los Vélez quienes pidieron hablar con las autoridades policiales y de alguna manera se expusieron a esta situación.

   “Hubieran ido directamente a la fiscalía a hacer la denuncia penal. ¿Para qué fueron? Hay algo que a mí nadie me explica: ellos después sostuvieron que fueron para pedir mayor seguridad y demás. Bueno, hay dos versiones de la historia diametralmente opuestas, una lo que dice el personal policial que participó de esa reunión y otra lo que dicen las víctimas”, opinó.

   Finalmente, coincidió con Vitalini en que “se mezclan las cuestiones políticas con las policiales y no está bueno”, como tampoco “las chicanas y demás”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias