Entre tanta incertidumbre

En la comunidad midgista llegó la hora de cambiar el chip

9/8/2020 | 06:30 |

A un mes y medio de la reanudación de la actividad, los pilotos se preparan para bajarle el telón al Estival 2019/20. Dado el contexto y la falta de rodaje, ¿cambiará la ecuación?

Fotos: Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa de hoy)

   A casi un mes de la vuelta al derrape, para la ansiada conclusión del Estival de Midget 2019/20 (siempre y cuando no sucedan contratiempos sanitarios), en la atmósfera comienza a respirarse aires de definición.

   Deportivamente hablando, para de a poco ponernos en clima (en otra oportunidad detallaremos la novedosa propuesta televisiva y los protocolos), el escenario plantea interrogantes de todo tipo.

   La mayoría, en torno a dos principales factores: las atípicas condiciones de competencia pautadas para proclamar un campeón de "verano" y las posibles secuelas de la extensa inactividad obligada.

   Por supuesto, en este plano hipotético plateando, no podremos ignorar el abanico de posibilidades que contemplan las matemáticas.

   ¡Sí!, Luciano Franchi es el gran candidato. Pero no por ello habrá que subestimar a Fernando Caputo, Claudio Roth y Esteban Mancini, los potenciales adversarios en una eventual definición en la última fecha (matemáticamente hay 11 pilotos con chances).

"La pista aguantará"

   Por segunda ocasión consecutiva, Luciano Franchi depende de sí mismo para ponerle el broche a su primer campeonato veraniego. La tranquilizadora diferencia de 20.50 puntos sobre su más inmediato perseguidor es el principal respaldo de Lucho para encarar la definición.

   Incluso imaginando que el circuito se asemejará más a una concepción invernal que estival, el favoritismo del líder del playoff puede que sea aún mayor.

   "Seguramente trabajen para que sea una pista más parecida a un estival. No tengo dudas que harán lo posible para mantener la humedad, y que la máquina motoniveladora pasará antes de la final. En ese sentido estoy seguro que saldrán buenas carreras", aseveró el medanense.

   "Y con respecto a que se corra de día, no me cambia nada. Justamente, en ese horario, siempre obtuvimos buenos resultados. Hay que tener en cuenta que, en este caso, no habrá dos categorías como en el invierno. Es decir que serán menos  carreras, por lo que la pista aguantará más", explicó el bicampeón invernal.

   —¿Creés que cambiará la tendencia competitiva de las últimas carreras? 

   —Seguro todos estaremos a la altura, no creo que cambie mucho el panorama. Después habrá que sortear los roces, la aparición o no de algún problema mecánico; pero seguro estemos peleando adelante los mismos pilotos. Mi auto sé que es muy bueno, pero los que me siguen también son rápidos y contundentes. En ese sentido dudo que se defina antes de la última fecha, no me animo a pronosticar eso.

“Dependemos de él”

   La misión por defender el título obtenido en la temporada anterior aún es posible para Fernando Caputo, el principal perseguidor del medanense en la tabla.

   Aunque Feti afirme que “está todo perdido”, aún hay margen (54 puntos) para tratar de descontar terreno perdido. Claro que mucho tendrá que ver la performance de Franchi, quien, según su visión, saldrá a pista con la ventaja de una mejor adaptación al piso característico del horario vespertino.

   “Su auto quedó demostrado que funciona muy bien en suelo pelado. Aunque en realidad, más allá que en alguna oportunidad no traccionó tan bien cuando el piso estuvo pesado, se termina adaptando a cualquier circunstancia”, afirmó.

   “Tiene bastante diferencia a favor. En ese sentido está difícil. Pero también tendrá que saber cargar con esa mochila. Si, por ejemplo, podemos descontarle algo y llegar a 10 o 12 puntos a la última fecha, calculo que no estará tan tranquilo y ahí nosotros debemos jugar con eso. Dependemos que él se equivoque básicamente. Perdido por perdido, hay que jugársela”, agregó.

   —¿Cómo te imaginás la pista y el escenario de la definición?

   —Para ser sincero, no me gusta nada correr en ese horario. Pero obviamente nadie lo hizo a propósito, y son casos especiales que hay que afrontar y que nunca vivimos. De todas maneras, creo que la máquina la pasarán como lo venían haciendo, antes de los repechajes y de la prefinal, por lo que no sería como un invierno. Poder probar sería bárbaro, para así tener una referencia de todo. Hace mucho que no nos subimos al auto, además que la última vez corrimos de noche y en verano.

“Estamos jugados”

   Por octava vez en nueve ediciones, Claudio Roth formará parte de la definición de un playoff; instancia que se adjudicara en dos oportunidades (2015 y 2018).

   Dos magras producciones en las últimas dos competencias desarrolladas (dos vuelcos consecutivos) pusieron en jaque las matemáticas del Ruso, tres veces ganador del certamen.

   No obstante eso, en el Midget nunca está dicha la última palabra.

   “Los que venimos atrás de Lucho (Franchi) estamos jugados. Él, con sumar, tiene todo encaminado. Tendrá que acordarse lo que pasó el año pasado, que por ir a buscar un puesto perdió el campeonato. Las últimas carreras se lo vio tranquilo, es muy llegador y eso es fundamental”, contó Roth, 3° a 28,25.

   “No creo que cambie mucho el nivel competitivo--agregó--. Más allá de la diferencia de Franchi, imagino que los 4 o 5 que estamos peleando ahí arriba seguiremos en el mismo nivel. Habrá que ser competitivo y esperar que pasa algo para tratar de arrimar. Las carreras hay que correrlas. Por eso, la esperanza nunca se pierde”.

   —¿Cómo te ves corriendo en esas condiciones?

   —Siempre me complicó correr de día y en pista de invierno. Nunca me gustó. Ir finito por adentro, con suelo pelado, me cuesta horrores. De hecho, la mayoría de las veces que lo hago me llevo algún cono. Y si me abro a buscar piso capaz me calzo y me vuelco. Espero que no sea ese el caso en las dos fechas que quedan. Confío en que trabajarán para lograr algo parecido al verano.

“No me favorece”

   No muy distinto al panorama de Roth es la situación del medanense Esteban Mancini, también tres veces ganador en el campeonato, quien encarará el tramo final del ciclo con su propia unidad y no con el nuevo chasis construido por Fernando Saldamando.

   Una rotura mecánica y un fuerte golpe contra los neumáticos de la curva de boxes, en las fechas 14 y 16, respectivamente, relegó al Patito a la incómoda posición de “depender del resto”.

   “La esperanza nunca se pierde. Dependemos que Lucho no sume puntos gordos y que nosotros podamos revertir la mala suerte de las últimas fechas. Tengo que ganar todo lo posible y esperar. Ojalá se llegue a la última con chances, pero la veo complicada”, confesó Mancini, 4° en el playoff a 35 puntos.

   “El piso es una de las cosas que, considerando que se correrá de día, no me favorece. Mi auto tenía la tendencia a ir más rápido por piso pesado, pero habrá que trabajar para adaptarlo. Ojalá Polenta (Daniel Vicente) pueda acomodarla lo más parecida a un estival. No sé qué habrán pensado”, agregó.

   Lo dicho, el bicampeón se jugará sus últimas cartas con la veloz unidad que ganara consecutivamente la primera y segunda fecha, y también la novena. La avispa deberá esperar.

   “Ahora vamos a lo seguro. Tenemos mucha confianza en la avispa, pero me tengo que adaptar y agarrarle la mano. Así que correré con mi auto, que funciona bien y es ganador. En esa fecha (NdR: la decimosexta), cuando quedé contra las gomas, se me vino el mundo abajo. Estaba todo dado para sumar fuerte. Esa es la bronca, contaba con la herramienta para estar más arriba”, cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias