Insigne le ofrendó un ramo de flores a la imagen del 10

Napoli le ofreció otro emotivo homenaje a Maradona

29/11/2020 | 19:18 |

Los futbolistas del exequipo de Diego se vistieron con los colores del seleccionado argentino en la goleada ante Roma 4 a 0.

   Napoli, la segunda casa futbolística de Diego Maradona después del seleccionado argentino, se vistió hoy justamente con la camiseta nacional albiceleste con la que se convirtió en el máximo referente histórico del fútbol de su país, y su capitán, Lorenzo Insigne, que le ofrendó un ramo de flores a su imagen antes del partido con la Roma, después paseó su histórica casaca número 10 cuando convirtió un golazo de tiro libre.

   Como si hubiese estado guionado, exactamente a la media hora del primer tiempo Insigne clavó la apertura de un marcador que terminaría con goleada napolitana por 4 a 0, como refrendando aquellos tiempos reivindicatorios que desde el fútbol impulsó Diego para que el Sur dejara de ser postergado por el Norte de Italia también en este deporte.



   Insigne, nacido justamente en Nápoles hace 29 años, corrió antes del encuentro desde la mitad de la cancha hasta una de las graderías laterales del estadio San Paolo, que próximamente pasará a llamarse Diego Armando Maradona y donde estaba una gigantografía del "Diez" y depositó debajo de la misma un enorme ramo de flores amarillas y blancas.

   Posteriormente regreso a la mitad de la cancha y luego de que los futbolistas se formaran en círculo para brindarle un minuto de silencio a esa imagen y a otra, ubicada a igual tamaño en las gradas de enfrente con la palabra mezclada con números AD1OS, también de fondo amarillo y letras negras, colocó al borde el círculo central la camiseta con la que después celebraría su primer tanto.

   Toda la circunferencia del círculo central también estaba ocupada con la misma imagen de Diego que aparecía en las tribunas, vistiendo una camiseta azulada de Napoli.

   Le lesión que padece Javier Pastore, que con su buen trato de pelota supo hacerle honor también a la camiseta argentina, impidió que estuviera presente en la Roma y por lo tanto ningún compatriota de Diego participó de este partido histórico, ni siquiera como suplente.

   La que tampoco estuvo en los dorsales de ningún jugador del equipo local fue la camiseta número 10, que según se empezó a manejar con más fuerza hoy en las entrañas del San Paolo que vive sus últimos días con tal denominación, desaparecería definitivamente de los equipos napolitanos justamente en homenaje a Maradona. Mientras afuera, en las adyacencias, las ofrendas al "altar de Dios" se seguían multiplicando. Todo por Diego. (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias