Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Gay: “Ingeniero White tiene todo para seguir creciendo”

El intendente resaltó la importancia de la localidad, que el martes festejará su 138 aniversario, y anticipó la ejecución de varias obras.

“Ingeniero White es ese ejemplo de una localidad que progresó en torno a su Puerto, pero básicamente a partir de la influencia de muchos inmigrantes, sobre todo italianos, que desarrollaron una serie de actividades en torno al puerto que lo hicieron grande”.

El intendente Héctor Gay graficó de esa manera a una localidad que el martes celebrará su 138 aniversario.

Precisamente, un repaso por la historia de White permite afirmar que creció de la mano de inmigrantes trabajadores que llegaron a estos lares. Y eso dio paso a este presente pujante, con muchos proyectos en pos de seguir creciendo

“La historia de Ingeniero White es, en muchos aspectos, la historia de la Argentina misma. El fuerte impulso que la llegada de los inmigrantes en determinada época de la historia le dio para el crecimiento y el desarrollo. Hay lugares emblemáticos surgidos por una gran corriente inmigratoria”, señaló el jefe comunal.

“Y eso fue un paso determinante en una época, aunque hubo un corte en los ’80 y ’90 porque cambiaron las políticas y no hubo más inmigrantes. Se cambió todo el proceso de privatizaciones, sobre todo en la década del ’90, y que incluyó a la ex Junta Nacional de Granos, el Ferrocarril e YPF, entre otras. Hizo que la cantidad de trabajadores, que diariamente movilizaban a Ingeniero White, tuvieran un freno”, reveló.

--Fue un corte abrupto, que se sintió en la comunidad.

--Sí. Aunque luego llegó una nueva ola de inversiones, en especial referida al Polo Petroquímico, con otro perfil. Es decir, más tecnología y menos empleados directos. Empleos para gente más capacitada, formada en niveles universitarios que reemplazaron al trabajador común que durante años fue el emblema de Ingeniero White.

“Ahora también es cierto que a partir de los ’90, con el perfil que cambió absolutamente para Ingeniero White, comenzó una nueva época en la que el Puerto básicamente se constituye en el principal ícono de crecimiento de Bahía Blanca. Y esto se ha seguido desarrollando con creces; los 30 años del Consorcio del Gestión es una prueba de ello y hoy el futuro se mira distinto, con inversiones, donde la energía y los alimentos salen por el principal puerto de aguas profundas del país”, refirió.

“Es así que este nuevo concepto de ciudad-puerto tiene mucha más vigencia, pero con un perfil distinto. El Ingeniero White de estas épocas, con toda la importancia que tiene, es muy distinto al Ingeniero White de mediado del siglo anterior, donde había miles de trabajadores que cada día estaban en la localidad, el puerto, las refinerías y todo el entorno. Ha habido un cambio muy importante desde ese punto de vista”, puntualizó Gay.

--¿Qué le aportó a Ingeniero White, en la década del ’80, el arribo de la Industria Petroquímica?

--El cambio de perfil a comienzos de esa década del ’80 , cuando se inaugura Petroquímica Bahía Blanca, es el inicio de la primera ola de inversiones en el Polo que le dio una fisonomía distinta para consolidar a Ingeniero White y a Bahía Blanca como el principal Polo Petroquímico del país.

“Luego llegó una segunda ola de inversiones y quizás estemos en las puertas de la tercera. Sin dudas la consolidación del Polo Petroquímico es algo muy importante en la historia de Ingeniero White y tiene todo para seguir creciendo, máxime ahora con la disponibilidad de gas, que en algún momento de este invierno fue un insumo escaso, todo el proceso que empieza en Vaca Muerta y que tiene necesariamente como destino de industrialización a Bahía Blanca y todo el ámbito portuario e industrial”, subrayó.

“Es un proceso consolidado y deberá crecer. Está faltando una estabilización de la economía en general para que las empresas tengan seguridad jurídica porque hay muchos proyectos de inversión dando vuelta y sólo se espera el momento de la concreción. Hoy la Argentina tiene los dos elementos que el mundo demanda: alimentos y energía. En ellos hay un papel muy preponderante del Puerto de Ingeniero White”, resaltó.

--¿Hay un futuro prometedor para su comunidad teniendo en cuenta los vaivenes económicos de estos últimos años que afectaron al bolsillo de los trabajadores?

--Ha sido un proceso complejo porque se dice con razón que mientras se invierten miles de millones de dólares puertas adentro, tanto del Puerto como del Polo Petroquímico, la población más cercana sigue teniendo carencias importantes de infraestructura y personales. Y no ha sido fácil compatibilizar esas dos circunstancias.

“En primer lugar ya no está el empleo que había para el habitante medio de Ingeniero White, incluso de sectores aledaños de Bahía Blanca. Hoy las empresas toman personal muy calificado, generalmente egresados de las universidades nacionales, y esto deja al margen a mucha gente que en la otra época anterior de Ingeniero White tenía trabajo. Y no es algo fácil de remediar”, subrayó.

“Hay expectativas porque se ha logrado trabajar en esta articulación municipio-CGPBB, del concepto de ciudad-puerto, y se han mejorado muchas cosas. No obstante, la población de White siente que no es partícipe plena de todo lo que significa el avance y el crecimiento de las áreas portuarias e industriales. Es una de las tareas que hay que seguir realizando; hoy las fuentes de empleo no están, para la mayoría de la gente, en la Industria Petroquímica o en el sector portuario y esta es una cuestión a solucionar, aunque no vislumbro que pueda ser en el corto plazo”, aseveró Gay.

--¿En qué habría que poner mayor énfasis para que White se transforme en una ciudad que sea del agrado de todos los visitantes que llegan a Bahía Blanca?

--Ingeniero White es distinta al resto de las localidades del distrito, ya sea Cabildo, Cerri y también a la ciudad de Bahía Blanca. Pero en el mundo hay muchos casos de poblaciones cercanas al mar que tienen una impronta particular y las hacen atractivas, sobre todo para el turista que recrea aquellos conceptos de los hombres de mar o de los inmigrantes que llegaron desde Italia para recrear un ambiente diferente.

“Eso se perdió en los últimos 30 años y no es fácil recrearlo. Hay que hacer una fuerte inversión, el concepto ciudad-puerto tiene a eso, pero es un proceso que lleva su tiempo. Se ha empezado a lograr con algunas características e inversiones, como la Avenida Dasso, el cambio de la iluminación y la llegada de obras en el Hospital Menor, el bulevar Juan B. Justo, sitios que fueron degradados por el tiempo. Pero eso requiere seguir invirtiendo”, apuntó.

Invertir para llegar más fácil al mar

--¿Hay más obras, como fue el caso de la Avenida Dasso, contempladas en el corto plazo desde el municipio que puedan ser de gran utilidad para los whitenses?

--Hay proyectos sobre la mesa de trabajo. No de la envergadura de lo que fue Dasso en su momento, pero además de haber trabajado en cambiar todo el sistema de iluminación en gran parte de White que va a seguir avanzando, hay obras en sala médica, en la zona del Saldero y el Bulevar, en espacios públicos y en el Hospital Menor, donde hay un trabajo aprobado para realizar en conjunto.

“Ha quedado pendiente, aunque con intenciones de avanzar, un proyecto para facilitar que más gente llegue al mar. Que el paseo costero y marítimo sea sólo una realidad en el puerto, algo que ocurría en otra época. Requiere de una inversión, pero está dentro de los proyectos en conjunto para afrontar entre el municipio y el CGPBB”, afirmó.

--¿Se nota en White, como en otros lados, el sentido de pertenencia de sus habitantes en la defensa de sus instituciones? ¿Cómo hacen hoy los jóvenes para quedarse a pelearla ante las dificultades por falta de recursos?

--Hay una identidad que se quiere conservar y está muy bien que así sea, sobre todo de parte de las instituciones de Ingeniero White, un pilar fundamental para defender esta característica distinta que tiene la localidad. El trabajo de las instituciones es fundamental y ojalá siga así, incluso más allá de las diferencias que en algún momento hubo entre una y otra.

“El objetivo es el crecimiento y la recuperación de un mejor Ingeniero White. También es importante el trabajo conjunto con el puerto y el municipio, porque de ahí saldrán las ideas y las obras para recuperar esa identidad y mejorar el perfil de Ingeniero White”.

“A veces es un poco más complejo en el caso de los jóvenes porque muchos no ven salidas desde lo laboral y procuran irse a Bahía Blanca u otros lugares para tener otra perspectiva. Sin embargo es muy importante el trabajo que se hace en las escuelas, que son también un motivo de contención y de orgullo para recuperar esa identidad. Hay que trabajar mucho en eso, porque los jóvenes hoy no ven ese futuro y no se quedan.

“Esto tiene que ver hoy con una realidad nacional que estamos viendo claramente y que tiene su punto más dramático en los cientos de chicos que se van del país buscando un horizonte mejor. No es un buen momento del país en general y nuestro distrito no es la excepción”, remarcó.