Bahía Blanca | Jueves, 21 de septiembre

Bahía Blanca | Jueves, 21 de septiembre

Bahía Blanca | Jueves, 21 de septiembre

Esteban Mancini, confiado: "Creemos que vamos a lograr algo bueno"

El medanense volverá a utilizar motores de Patricio Venturino, aspirando retomar la senda puntera y la candidatura al título. 

No es una fecha más para el Patito. La sexta y última convocatoria del Torneo Invernal de Midget, si bien lo encuentra sin chances matemáticas de alzarse la corona del ciclo, podría decirse que representa una prueba de fuego para Esteban Mancini.

El medanense hará estreno esta noche, desde las 20, de un nuevo motor concebido por Patricio Venturino, en lo que representará el resurgimiento del vínculo entre el dos veces campeón y el preparador de nuestra ciudad. 

En diálogo con Diario Deportivo, Esteban se refirió al cambio en cuestión y de cómo afronta lo que se viene; no solo el cierre del ciclo de invierno, sino la cita esperada por todos, el Campeonato Estival.

"Encaramos este viernes (por hoy) con muchas ansias, será una fecha invernal distinta, con un piso parecido a lo que seguramente el Estival, y por el estreno del nuevo motor que construyó Patricio Venturino. Con todas las ganas como siempre, pero más aún por eso", contó Mancini.

No fueron tiempos sencillos para el dos veces campeón. Una apuesta que no rindió como esperaba y, consecuentemente, la pérdida de protagonismo y confianza. "Más de una vez pensé que el problema era yo", mencionó alguna vez, 

Sin embargo, el volantazo a mitad de campeonato estival pasado reavivó las ilusiones en Mancini y los suyos, aunque todavía restaba recobrar la fiabilidad motriz. Allí asomó nuevamente en el radar Venturino, el encargado de propulsar su máquina en esos grandiosos años. 

"El estival pasado, la primera parte del campeonato no fue buena. Cambiamos de chasis y volvimos a andar adelante, con un motor de Martín (Saldamando) que andaba muy bien. Después, lamentablemente se rompió, perdimos el auto y no volvimos a ser protagonistas", detalló.

"En este el invierno cambiamos de chasis, apostando al que usaba mi viejo, que se reformó todo, pero en ciertas ocasiones, cuando faltaba piso, notábamos que nos faltaba motor. Eso nos llevó a charlar con Patricio y apostar otra vez. Siempre dijimos que, más allá de la amistad, nos íbamos a volver a encontrar. Confiamos en que vamos a lograr algo bueno", destacó.

No hay lamentos ni reproches. Por el contrario, más allá que la cosa no funcionó, en Mancini reina la tranquilidad por haberlo intentado y darlo todo. Hasta incluso mira hacia el futuro con cierto dejo de revancha por ese proyecto trunco...

"La Avispa fue un proyecto que nos ilusionó mucho pero que no se dio. Pensamos que íbamos a tener resultados rápido, se laburó mucho, pero no funcionó. Y la frustración fue para todos por igual, y duele también por todo lo que se dijo, cosa que te hace laburar mucho la cabeza y jugándote en contra", apuntaló.

"No me arrepiento para nada de lo que hice. Es más, me quedó la espina y en algún momento me gustaría intentarlo otra vez para poder funcionar realmente bien junto a Fer (Saldamando). Los dos teníamos muchas ganas de hacer algo juntos, pero las cosas se dieron al revés. El Midget es muy atípico, comprando el mejor chasis y motor no tenés garantizado nada, y eso es lo que lo hace atractivo", cerró. 

La nota completa: