Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Con Kevin Johansen, Liniers y la Omelette Gigante, Pigüé festeja a lo grande

Hoy se llevarán a cabo las actividades por un nuevo cumpleaños de la ciudad. También habrá un desfile, un patio de comidas y cervecero, y un paseo de artesanos y emprendedores. Todo será gratuito.

Fotos: Archivo La Nueva.

Con el cantante Kevin Johansen y el dibujante Liniers, el humorista Alejadro Gardinetti y la realización de una nueva edición de la Omelette Gigante, Pigüé cerrará este domingo los festejos por el 139º aniversario de su fundación.
Todos, absolutamente todos los eventos, se desarrollarán desde temprano en el parque municipal Fortunato Chiappara, con entrada libre y gratuita.

La ya clásica ceremonia de preparación de la omelette, que este año llega a su edición número 24, dará inicio sobre las 10, previa inauguración de la temporada estival en el complejo de piletas municipal. Para las 17 está prevista la realización del desfile por las calles del parque, mientras que los espectáculos darán inicio sobre las 18.30, con Gardinetti, seguido por Johansen + Liniers + The Nada.

También en el marco del 139º aniversario de la ciudad, desde ayer ya se vienen llevando distintas actividades alusivas, como la Expo Rural y Comercial, con carpa productiva y gastronómica y un patio cervecero con productores locales. También hay varias entidades locales ofreciendo distintas variedades de comida, junto a un paseo de emprendedores y artesanos.

Además, mañana, 4 de diciembre, fecha exacta del aniversario, se desarrollará el acto protocolar. Será desde las 8.30 en el mástil de la ciudad, frente a la plaza San Martín a partir de las 8.30.

Por supuesto, y como normalmente ocurre, todas las miradas estarán puestas en la nueva preparación de la Omelette Gigante por parte de los Grandes Maestros y Caballeros de la Cofradía, este evento que año a año convoca a la comunidad local y de toda la región a degustar, en forma gratuita, hasta 8 mil porciones en forma gratuita.

Su elaboración es un espectáculo en sí mismo y está organizado para que lo disfrute todo el público presente.

Los 20 mil huevos -19 mil para la omelette principal y el resto para la que se prepara especialmente para celíacos- se rompen y disponen en vivo, vertiéndolos en ollas más pequeñas para luego volcarlos sobre la sartén gigante. De este ritual participan también algunos invitados, familiares de los caballeros y amigos.

La sartén, que es rodeada a la distancia por el público que en buena cantidad se da cita sobre el mediodía pigüénse, tiene 4,2 metros de diámetro y es la que se usó desde la primera edición en 1999, y a la cual se le ha ido modificando la altura para permitir que ingresen más huevos.  Antes se la llevaba con una grúa –tipo zamping- pero desde hace un tiempo se desliza sobre rieles. No tiene teflón, por lo cual los Caballeros y sus colaboradores deben revolver la mezcla condimentada en forma constante con enormes utensilios.

A la preparación se suman unos 40 litros de aceite, 100 kilos de jamón, 5 de perejil, 5 de ciboulette y 5 de verdeo. A todo esto se agregan 5 kilos de pimienta y casi uno de sal.

Una vez finalizada, se dividen las porciones y el público se dispone de forma ordenada -la organización del evento es impecable- a recibir su ración. 

"Calculamos servir entre 7 y 8 mil porciones, todas acompañadas con una porción de pan. Los panes gigantes tienen 3 metros de largo y pesan 30 kilos cada uno", cuenta Florencia Bros, una de las referentes de la celebración.

La fiesta es única en Sudamérica y solo se realiza en siete lugares del mundo: Bessières (Haute-Garone, Midi Pyrénnées, Francia), Dumbéa (Nueva Caledonia), Abbeville (Louisiana, EE.UU.), Fréjus (Provenza, Francia), Granby (Canadá) y Malmédy (Liège, Bélgica), además de Pigüé.

“Tiene varias particularidades que la destacan: la primera son sus grandes dimensiones y cómo eso impacta visualmente en la gente. Además, es una de las pocas fiestas gastronómicas de estas dimensiones que permite a los asistentes degustar el plato principal sin costo alguno", destaca.