Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

Obras en Belgrano-Donado: entre la preocupación y el optimismo

Comerciantes del sector aseguran que bajarán las ventas por la construcción de la semipeatonal, aunque esperan que los beneficie en el largo plazo.

Fotos: Rodrigo García - La Nueva.

Las tareas para la semipeatonalización del eje Belgrano-Donado están en marcha desde el lunes en el microcentro bahiense. La obra, que tiene un plazo de ejecución de seis meses, busca poner en valor el sector al añadir espacio para los peatones y vegetación, reduciendo el paso de los vehículos.

Desde los comercios se mostraron optimistas en relación a la medida: esperan que atraiga más público a esas cuadras y que haga más pintoresca la zona. Sin embargo, también manifestaron su preocupación por los meses en que se extenderán las tareas. 

“Siempre complica al comercio, porque ahora van a cortar toda la calle”, dijo Ivana Monasterio, empleada de un local de ropa femenina en calle Belgrano. “En Alsina estuvieron complicados cuando hicieron la peatonal”, recordó, sobre la obra realizada en 2018 que demoró 5 meses más de lo previsto.

“Ojalá que nos favorezca. Les pongo toda la ficha. Espero que no se equivoquen como hicieron con las macetas”, agregó.

En la misma línea se manifestó una empleada de un comercio de indumentaria masculina ubicado en la primera cuadra de calle Donado.

“Está buena la obra, pero van a bajar las ventas”, aseguró María Cechi, quien contó que el comercio ya pasó por una situación similar con la semipeatonalización de calle O'higgins, ya que en ese momento tenía una sucursal ubicada en ese lugar. “Cuando estaba la obra allá bajaron mucho las ventas. Es difícil. Está buena la obra, pero durante el tiempo que tardan en hacerla bajan las ventas, porque la gente no quiere pasar por el polvillo”, manifestó. 

María Cechi

Sin embargo, lo mira de manera positiva en relación a las macetas que en la pandemia se utilizaron para ensanchar la vereda. “Para nosotros las macetas eran un estorbo. Nos pasaba con el transporte: venía, tenia que parar a media cuadra, si tenía lugar; si no tenía, paraba en doble fila”, contó.

El dueño de un local de insumos tecnológicos también recordó esa medida provisoria. “Pusieron las macetas, que son lo más feo que puede haber. Después sacaron la parada de colectivos, que era un afluente, y la pasaron para la otra cuadra”, dijo Lucas Villalba.

En ese sentido, la semipeatonal “es mejor que no tener nada”, manifestó el comerciante, luego de afirmar que lo ideal sería poder estacionar y que exista una parada de colectivos en esa vereda. 

“Creo que va a ser positivo para nosotros, hay que pasarla en el rango de tiempo que va a demandar, que va a ser engorroso, pero después sí nos va a beneficiar”, señaló.

Lucas Villalba

Con ojos optimistas ve la semipeatonal Dardo Presiado, quien está al frente de un kiosco en calle Belgrano. “Yo pienso que todo cambio que viene aparejado va a traer buena energía. Lo estoy mirando de ese punto de vista. Hace 30 años que tengo comercio, ya he pasado por muchas cosas. Tendríamos que hacer una invitación mas a que venga la gente a participar en el centro”, sostuvo. 

“Estimo que este cambio va a traer a la gente a esta cuadra. Soy optimista”, afirmó el kiosquero, quien de la mano de esta obra planea darle una vuelta de tuerca a su comercio “para embellecer y hacerlo más atractivo”. 

Dardo Presiado

“Estoy cien por ciento a favor”, dijo por su parte Melisa Orosco, empleada de un local de ropa en calle Donado. “Me parece que la ciudad está quedando muy linda con la peatonal”, señaló. 

La mujer manifestó que la semipeatonal ordenaría el tránsito, ya que resulta confuso saber si en esa cuadra, frente al carril de colectivos, está permitido estacionar o no. “Con la peatonal la gente sabría que no se puede estacionar, entonces acomodaría el tema del tránisto”.

Orosco, quien trabaja en ese comercio hace varios años, observó que “el movimiento en el centro cambió un montón por el tema de que la gente no puede venir en auto”.

En esa línea, opinó que “lo que falta en la ciudad son lugares de estacionamiento, como pasa en otras ciudades, porque llega un momento en que es imposible venir al centro en auto”. 

La semipeatonal beneficiará sin dudas a una cochera ubicada en Belgrano. “Acá nos va a re favorecer porque no va a haber estacionamiento en ningún lado. Más que nada de noche, porque viene cantidad de gente al Bingo y no todas las cocheras son nocturnas”, dijeron.