Bahía Blanca | Miércoles, 28 de septiembre

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de septiembre

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de septiembre

Pascual Ángel Pietracatella será reconocido como Personalidad Destacada de la Ciudad

La ceremonia será mañana a las 11, en la sede del Concejo Deliberante de Sarmiento y Estomba.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   La cita es mañana, 20 de septiembre, a las 11, en dependencias del Concejo Deliberante, de Sarmiento y Estomba. A esa hora, en ese lugar, Pascual Ángel Pietracatella será reconocido como Personalidad Destacada de la Ciudad, una distinción que identifica a aquellos vecinos que se han destacado en el campo de la política, la cultura, las ciencias, el deporte y los Derechos Humanos.

   A sus 91 años de edad, Pascual acaba de cumplir 65 años como profesor de la Escuela de Recibidores de Granos, cuyos alumnos lo recuerdan con profundo cariño y respeto. Su relación con los cereales comenzó siendo muy joven, trabajando en la Junta Nacional de Granos y siendo protagonista de la creación de la Bolsa de Cereales, que lo tuvo como primer presidente.

   Ha tenido además una vida social activa, demostrando un profundo sentido de pertenencia a través del deporte, una de sus grandes pasiones. Hincha de su querido Bella Vista, presidió en distintas oportunidades al Club Napostá, barrio en que el vive, bajo cuya presidencia se techó la cancha de básquet.

De saco y corbata, presidente del club Napostá

Una vida de amor y sacrificio

   Completados sus estudios primarios, Pascual comenzó a trabajar para ayudar a su familia. Con su bicicleta recorría las calles de Bella Vista como cadete de varios almacenes de ramos generales del barrio. Fiel ejemplo de una época, es un hijo de inmigrantes que pudo, con sacrificio, esfuerzo y voluntad, progresar sin resignar jamás su espíritu solidario.

   Excelente hijo, hermano, marido, padre y abuelo, sigue inculcando valores eternos a su familia. Respetuoso y medido, escritor por vocación ha publicado infinidad de notas dando cuenta de su sensibilidad y amor a su familia, a sus nietos, al recuerdo de sus padres, a sus amigos.

   Es posible que en la ceremonia de mañana se lo mencione. Pascual ha ocupado gran parte de sus últimos años cosiendo y bordando, de manera artesanal, pelotas de trapo. Las mismas que de chico su mamá le hacía para jugar hasta tarde en las calles del barrio. Es un trabajo que hace con tela que va juntando y que obsequia a personas por las cuales siente un profundo cariño. Cada pelota es personalizada, lleva un número de serie, tiene distintos colores de acuerdo a quien su destinatario y van bordados el nombre del elegido y la firma “Pietra”.

Pelotas de trapo: una tarea artesanal para obsequio de sus amigos y allegados

   Es posible que haya muchos vecinos que merezcan recibir esta distinción. Es posible y deseable. Pascual es, por lejos, uno de ellos. Por su trayectoria profesional, claro, pero sobre todo por su enorme corazón, por su belleza como persona y por maravillosa manera de transcurrir su vida.