Bahía Blanca | Domingo, 04 de diciembre

Bahía Blanca | Domingo, 04 de diciembre

Bahía Blanca | Domingo, 04 de diciembre

Aristóbulo Barrionuevo, el médico del milagro

El 5 de octubre de 1939, falleció el médico Aristóbulo Barrionuevo, uno de los vecinos más prestigiosos de la historia bahiense.

   Nativo de Catamarca, Barrionuevo llegó a nuestra ciudad en 1902, a sus 29 años de edad, apenas un año después de recibir su título de médico. Pronto se convirtió en una verdadera personalidad, en base a sus conocimientos, su humanismo y una enorme vocación de servicio. Junto con los médicos Narciso Mallea y Tomás Varsi, se especializó en cirugía, fundando el Sanatorio Bahía Blanca, en Patricios 347, el primero de la provincia de Buenos Aires.

   Casado en 1911 con Zelfa Muñoz, ejerció durante cuatro años la dirección del Hospital Municipal.

    En 1925, a poco de cumplir sus 52 años de edad, enfermó de uremia, con tanta urea en su sangre que los facultativos anunciaron su muerte inminente. Fue entonces que su familia decidió rezar a la Virgen del Valle. Ocurrió algo que conmovió a la sociedad bahiense: Barrionuevo se curó de manera repentina, sin ninguna explicación científica. En agradecimiento, el médico construyó un altar en la catedral, donde ubicó una imagen de la Virgen traída desde Europa.

    Afiliado al radicalismo, fue concejal y presidente del cuerpo. Fue el primer presidente de la Asociación Médica local y médico del Patronato de la Infancia. Atendía de manera gratuita los martes y jueves a todos los carenciados.

   Se retiró de toda actividad en 1936 y hace 65 años agotó los 66 asignados a su vida. En nuestra ciudad, aún vive su hija Noemí, en un departamento frente al palacete Canessa (actual Cámara Federal de Apelaciones), vivienda que su padre adquirió en 1930.