Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Francisco Sánchez Berriex, el primer piloto argentino en realizar un vuelo nocturno

En diciembre de 1952 falleció en nuestra ciudad.


 

   Nacido en 1886, Francisco Sánchez ingresó en 1905 en el Regimiento Nº 2 de Caballería, donde se destacó como jinete hasta su baja, en 1915. Dos años antes, le había picado el "bichito" de la aviación --boom del momento-- y formó parte de la primera promoción de pilotos del país, con el brevet Nº 31. Retirado del Ejército, ingresó como instructor en la escuela de aviación de Quilmes, donde protagonizó una página singular de la historia de la aviación.

   Mientras volaba con un alumno, en marzo de 1915, lo sorprendió la noche, en una época en que ni aviones ni campos de aterrizaje estaban preparados para la oscuridad. Sin perder la calma, observó los chispazos del tranvía que desde Constitución llegaba a Quilmes. Esa mínima luz le permitió ubicarse y, enfilando sobre el coche eléctrico, aterrizar sin percances.

  Entusiasmado con la experiencia, un día después ubicó unas lámparas debajo de las alas de la nave y otras en el campo de llegada. Durante 45 minutos, voló sobre Retiro ante el asombro y los aplausos de los transeúntes. Se había convertido en el primer argentino en realizar un vuelo nocturno en el país.

   En 1925, Sánchez se radicó en Bahía. Aquí fundó la Ingeniero White Autobús, primera línea entre el puerto y la ciudad, y la Mensajería Icaro, que llegaba a Pigüé, Coronel Suárez y Carhué. La muerte lo sorprendió en diciembre de 1952, en su casa de Moreno 860.