Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Ahora sí comenzó el juicio por la violenta muerte del pescador Dermit

La audiencia se había postergado, por distintas razones, lunes y martes. Son dos los acusados que llegaron a esta instancia.

Pablo "Paisa" Martínez es uno de los acusados que llegó a juicio.

   Luego de dos días con planteos y postergaciones que demoraron su inicio, finalmente hoy, poco después de las 11, comenzó el juicio por jurados por el caso de la violenta muerte del pescador Mauricio Dermit (45).

   Pablo "Paisa" Martínez y Omar Bacci son dos de los acusados que están siendo juzgados por 12 jurados populares, bajo la dirección técnica del juez Eduardo d'Empaire, del Tribunal en lo Criminal Nº 3.

Omar Bacci, detrás de su abogado defensor Mariano Jara.

   El debate debía comenzar el lunes, pero una demora en el traslado desde la cárcel de Azul de Martínez demandó un cuarto intermedio hasta el martes, aunque ayer hubo presentaciones de la defensa, que objetaron la selección de los suplentes de los jurados (poco cupo femenino).

   Por esa razón debió hacerse una nueva audiencia para el recambio y recién hoy se escucharán los testigos.

   Intervienen el fiscal Jorge Viego, los defensores Mariano Jara (Bacci) y Fabiana Vannini (Martínez) y el abogado Sebastián Martínez , en representación de la familia de la víctima.

   Según la investigación, a cargo de la UFIJ Nº 5, entre la tarde del 3 de junio de 2019 y las 2.30 del día siguiente, Martínez, Bacci, junto a Simón Alexis Ferreira y Sofía Ivanna Molina -quienes ya fueron condenados mediante la modalidad de juicio abreviado a 15 años de prisión- concertaron una cita con Dermit -a través de Facebook- en el domicilio ubicado en Brasil 1501.

   En esas circunstancias lo habrían privado de la libertad de manera violenta para luego golpearlo y exigirle la entrega de dinero y otros elementos de valor.

   El pescador, atado de pies y manos, murió sofocado porque le habían colocado una media en la boca.

   Con ese desenlace, el cadáver del hombre fue trasladado en su auto Fiat Uno, al que quemaron en un descampado de Belisario Roldán al 2900, con el objeto de eliminar pruebas.