Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Incendio en Mendoza al 500: "Nos quedamos sin un lugar para vivir", dijo la víctima

El fuego comenzó en un automóvil que estaba en el garaje y se extendió al inmueble.

   "Aún estamos shockeados por lo que pasó. Hemos afrontado como familia muchas situaciones y salimos adelante, entonces estoy preparada para enfrentar todo esto. Lo más importante es que estamos vivos, pero nos quedamos sin un lugar para vivir".

   Así describió Sofía Pino lo sucedido anoche, alrededor de las 23, en su vivienda ubicada en Mendoza al 500, cuando tomó fuego su automóvil marca Peugeot.

   Indicó que el vehículo estaba guardado en el garaje cuando se produjo el incendio y que las llamas afectaron también gran parte de la vivienda.  

   "Aparentemente, según nos dijeron, tuvo un desperfecto eléctrico, comenzó el fuego y en pocos minutos empezó a tomar la casa", agregó en declaraciones al programa Panorama de LU2.

   Al momento del hecho se encontraba acompañada por su esposo y sus hijos Uma, de 10 años, y Ramiro, de 6.

   La mujer explicó que la pequeña sufre una enfermedad y lleva adelante una serie de tratamientos médicos en el Hospital Italiano de Buenos Aires, por lo que lo primero que hicieron fue rescatar todo lo concerniente a su salud.

   "Uma tiene un problema de salud y estamos viajando mucho a Buenos Aires. Tuvo una internación hace poco y ahora en dos días tenemos que volver con unos estudios".

   Sofía manifestó que afortunadamente estaban despiertos al momento del siniestro, lo que les permitió salir ilesos del lugar.

   "Estábamos cenando y levantados. La casa tiene rejas y si nos hubiera agarrado durmiendo no sé qué podría haber pasado. En unos minutos había una nube negra y no podíamos ver nada".

   "Enseguida retiré a los nenes y mi marido ingresó a la casa a ver de dónde venía. No sabíamos en ese momento qué pasaba. Vinieron rapidísimo los bomberos, pero mi marido, que había entrado para ver qué era lo que pasaba, no salía y me asusté mucho. En un momento me pudo gritar y me dijo que estaba en el patio, ahí me volvió el alma al cuerpo", siguió diciendo.

   Más adelante agradeció el accionar de uno de los integrantes de la guardia de Defensa Civil que ingresó a la casa y pudo recuperar un estudio médico que recientemente le habían realizado a su hija.

   "Venimos sustenado como podemos lo de la salud de Uma y ahora nos quedamos sin la única movilidad que teníamos, que habíamos comprado con mucha ayuda de un amigo de un familiar", lamentó.

   Aquellas personas que puedan colaborar con la familia deben comunicarse al teléfono (291) 156465113.