Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Los 8 escalones: una jubilada que es programadora informática se llevó el millón de pesos

Graciela derrotó en la final a Jefferson, un vendedor ambulante en Once que también tuvo una gran participación. El día de mañana va por los dos millones de pesos.

Captura de pantalla

   Dos participantes destacaron anoche en el programa Los 8 escalones: Jefferson, un vendedor ambulante de Once y Graciela, una jubilada que es programadora informática y logró imponerse en la final. 

   Llegando al final del programa conducido por Guido Kaczka, la participante reveló un dato que sorprendió a todos: además de ser cosmetóloga, es programadora informática y se sigue capacitando.

   Según su relato, actualmente se encuentra estudiando nuevos lenguajes de computación como Phyton y big data, a través de cursos online. "Grandes datos me interesa. Fui programadora en un laboratorio muy importante, era un colegio en realidad. Si te digo el lenguaje te vas a dar cuenta que soy un dinosaurio, era cobol", contó.

   Además de su pasión por la computación, comentó que le gusta tejer, la artesanía, el macramé y la jardinería. Declaró también que le gustaría tener un trabajo freelance y trabajar desde cualquier lugar del mundo.

   "Mi sueño es trabajar freelance, me gustaría viajar, conectarme y listo. El programador argentino es uno de los más buscados del mundo. Porque somos los más económicos, además de que somos muy buenos", detalló. 

   "Me jubilé y dije 'me voy a tomar mi descanso'. A la semana despierto y digo '¿y esto es todo?'. Entonces arranqué de nuevo", afirmó la mujer, oriunda de Almagro. 

   Graciela estuvo cerca de quedar eliminada cuando le tocó responder cuántos años tiene el actor Mariano Martínez. Pero finalmente, logró imponerse y el día de mañana va por los dos millones de pesos. 

   El participante que compitió contra Graciela, un vendedor ambulante de remeras en Once,  también sorprendió al jurado cuando se animó a bailar salsa en el estudio. Según contó el conductor, su sueño es tener una barbería y con el millón quería comprarse un auto para trabajar de chofer.