Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Hockey: Independiente de Coronel Dorrego aceptó, mejoró y tuvo recompensa con el ascenso

El Rojo dio el salto a la Zona Campeonato, la elite de la ABH. La palabra de Macarena Flores y Jesús Sassi, pilares del logro.

 

Fotos: Independiente de Coronel Dorrego y Archivo-La Nueva.

 

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa)

 

   "Desde el año pasado nos había quedado la espina de no haber ascendido, nos faltó muy poquito: primero no ascendimos por un punto y después por diferencia de dos goles. Pero bueno, rápidamente entendimos que por ahí no era el momento", explica Macarena Flores, jugadora y pilar fundamental de Independiente de Dorrego.

   Y continúa: "Capaz era ascender por ascender y después no poder mantener una cierta regularidad, tampoco hubiera estado bueno. Lo entendimos y enseguida nos pusimos en mente volver a intentarlo y poder mejorar en algunos aspectos".

   Siempre es difícil pedir o exigir resultados, pero sí siempre o casi, se puede pedir que no se deje de intentarlo, que se luche por lo que uno sueña. Y eso hizo el Rojo dorreguense, que luego del traspié en 2021 volvió mejor y más fuerte y consiguió el ascenso a la Zona Campeonato del hockey de la Asociación Bahiense y ahora -además- va en busca del título en la Zona Ascenso.

   Pero ese gran logro para este club que se sumó a la ABH en 2018, fue consecuencia no sólo de levantarse y volver a intentarlo sino de aprender, corregir y mejorar.

   "Hoy -explica Flores- el club está mucho más organizado: tenemos todas la áreas bien cubiertas, en coordinación de lo que es formativa y competitivas", reconoció la dorreguense.

   "A la vista está que las cosas se han hecho bien y por suerte pudimos lograrlo. La emoción todavía perdura pero enseguida ya hay otros objetivos: ahora vamos por meter playoffs en las cuatro categorías que sería el broche de oro", señaló la exjugadora y parte fundamental de la época dorada de Atlético Monte Hermoso.

   Justamente en esa época fue que Maca tuvo los primeros contactos con el club para poder darle impulso a la actividad. Aunque los viajes entre Bahía (donde estudiaba) y la carga de seguir jugando en Monte lo imposibilitaba.

   Unos años después sí arrancó a recorrer el camino que hoy la llevaron a ascender a la elite del hockey de la ABH.

   "Desde que llegué a Independiente, primero como entrenadora de formativas hace 10 años, fui pasando por muchos procesos. Este año teníamos varios objetivos: poder jugar un Regional con club y lo pudimos hacer y también poder ascender. Estoy en una institución que continuamente se está poniendo objetivos y cumpliendo", contó.

   ¡Llegó Jesús !

   Dentro de esos cambios propuestos, hubo uno muy notorio que fue la llegada de Jesús Sassi como entrenador del equipo de Primera y Quinta División.

   "Haber incorporado a Jesús también fue clave con sus aportes. Es un fenómeno desde lo deportivo y lo humano. Vino con toda su experiencia y su sabiduría y le aportó muchísimo a lo que el equipo ya tenía", explicó la capitana.

   "Vino con ese plus que tiene el Negro -agregó- y fue muy bien aceptado en lo grupal y en lo deportivo. Eso hizo que se lograra una comunión muy fuerte. Rápidamente como entrenador se sintió cómodo y parte de este objetivo que teníamos todos que era ascender. Todas las partes fueron encajando y se logró", resumió Maca.

   Jesús, quien también dirigió a Maca en Monte, aporta su mirada y cómo fue llegar a Independiente.

   "Me encontré con un club con gente que tiene muy en claro su deseo porque la actividad crezca, sin ningún tipo de presión ni de tiempos. Se trata de hacer un trabajo ordenado, a conciencia y que de a poco vaya avanzando. Tanto la subcomisión como los padres son gente que está muy presente y eso te da muchas ganas. Cuando tenés gente que siempre te está respaldando es muy importante y eso te hace sentir muy cómodo", señaló el entrenador.

Jesús Sassi, entrenador de Independiente y del Seleccionado de Caballeros.
 

   Al momento, el club cuenta con 130 chicas en la actividad teniendo en cuenta todas las categorías siendo protagonista en la Línea Completa: ganó la fase regular en Primera, Sub 21 y Sub 19.
Además, en marzo disputó por primera vez un Campeonato Regional C en Junín, otro logro histórico para la institución.

   "Es un grupo de chicas muy comprometidas, más allá de sus responsabilidades. Estamos contentos porque se nos dio el ascenso, pero nosotros siempre propusimos que había que tener como norte ese objetivo pero íbamos a trabajar para crecer, consolidar un plantel para tratar de potenciar a las más chicas y por suerte se nos está dando todo", agregó Jesús.

   Otro hito fundamental para el desarrollo y crecimiento de la actividad en el club fue la concreción de la cancha de césped sintético  el año pasado.

   "El salto de infraestructura es muy grande, pero lo tenemos que respaldar nosotros los entrenadores con el trabajo organizado. Un sintético no es determinante de nada si atrás de eso no hay organización y un proceso de captación de jugadoras. Porque podés tener una buena Primera, pero si no tenés buenas menores, en tres o cuatro años empieza a tambalear todo. Estamos tratando de fortalecer todas las líneas. La cancha es espectacular porque sumó una superficie real, antes las chicas se entrenaban en una cancha de fútbol 5", señaló Sassi.

Maca, el motor

   Hace una década, Macarena y muchas otras personas creyeron y hoy les toca disfrutar de este presente.

   "Maca es el motor de todo. Arrancó con un grupo de nenas, nada más. Yo calculo que La Turca (como yo le digo), debe mirar para atrás sin poder creer todo lo que se consiguió. Parte de todo lo que se ha logrado es porque Maca es un motor fundamental, nunca bajó los brazos y sigue adelante; hoy con su trabajo, su familia, sus hijos, no falta nunca y siempre está  muy presente con las jugadoras desde lo humano. A nosotros nos favorece un montón nuestro trabajo", reconoció el DT.

   Y cuando Macarena mira el camino recorrido, afloran los sentimientos.

   "A mí me emociona mucho, capaz sea porque estoy un poco grande y el final en el deporte está cada vez más próximo. Pero darme vuelta y ver la historia de Independiente me emociona; también me pasa en la cancha, ver que estoy jugando con chicas que dirigí en Décima, mientras jugamos un Regional o logramos un ascenso... ".

   "Que nos hayan aceptado en su club, con su historia, sus colores y su pasión. No es fácil encajar cuando venís de otro club y a mí realmente me emociona, incluso ahora me estoy emocionando. No lo puedo creer. Esto es de todas las partes, dirigentes, el grupo de padres y madres que son maravilloso, sin duda que nada de esto se hubiera logrado sin ellos, porque nos apoyan en cada decisión, siempre se ponen a la par, las jugadoras, todos. Es un grupo muy ambicioso que se apropia rápido de los objetivos y lucha por ellos", enfatizó Macarena.

   Los resultados están a la vista...

“Esto nos motiva a seguir trabajando el doble”

   Pese a la alegría y emoción de haber logrado el ascenso, Independiente todavía está en carrera por el título (el otro finalista o ganador del playoff, conseguirá el segundo ascenso) de la Zona Ascenso en Primera.

   "El Negro no nos deja disfrutar mucho ja, ja. Terminamos de ascender y al rato nos estaba retando porque se venían los playoffs. Las que lo conocemos sabemos que es así y está buenísimo. Sin dudas ahora el objetivo son los playoffs y después será no descender. Nos esforzaremos el doble para poder mantener la categoría a fin de año", reconoció Macarena.

   Una vez que este torneo culmine, el Rojo podrá medirse ante los equipos con más logros e historia dentro de la ABH.

   "Esto nos motiva a seguir trabajando el doble. Sabemos que va a ser difícil y nos vamos a encontrar con enormes equipos de muchísima trayectoria. Pero bueno, tendremos que seguir apoyándonos, mejorar y copiar esas grandes cosas que han hecho otros clubes que le permitieron crecer. Creo que un plus que tenemos las jugadoras que tuvimos la chance de jugar en Monte y conseguir cosas tan importantes, es que venimos con una mochila de conocimiento enorme. En lo deportivo, en lo institucional, en la disciplina, en la conducta y esas cosas nos la dio Monte y eso nos sirvió para poder volcarlo en Independiente", cerró Flores.