Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Larreta justificó la prohibición del lenguaje inclusivo en las aulas: “Con la ‘E’ fuimos para atrás”

El jefe de Gobierno porteño dijo que las nuevas medidas fueron tomadas después de registrar un retroceso en las pruebas de lectura. “Les pedimos a los docentes que respeten el diccionario”.

Horacio Rodríguez Larreta

   El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, defendió la decisión de prohibir el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires. "Con la 'E' y la 'X' fuimos para atrás en las pruebas educativas en lengua y escritura", expresó al presentar el nuevo plan de alfabetización. 

   Sostuvo que la medida apunta a "simplificar la forma en la que los chicos aprenden y se mostró tajante al asegurar que: "Los docentes tienen que respetar las reglas del idioma español cuando están al frente del aula y en sus comunicaciones.  En la escuela hay que respetar el idioma español. Hay que ordenar el uso de la ‘e’, de la ‘x’, de la ‘@’”, insistió.

   La resolución de la cartera educativa que conduce Soledad Acuña prohíbe que los docentes usen la "e", la "x" o el "@" dentro de las aulas. Ya no se podrá decir "chiques" o escribir "todxs" frente a los alumnos. El argumento es que, en el contexto de la emergencia educativa generada por la pandemia y el aislamiento, las expresiones del lenguaje inclusivo se volvieron una barrera que dificulta el aprendizaje de la lectoescritura. 

   En ese marco, Larreta explicó que "esto mismo ya se hizo en Uruguay, Francia y algunos otros países y detalló: "En base a la experiencia y los resultados de las evaluaciones es que estamos convencidos de que para promover el aprendizaje a leer y escribir, tienen que dominar las normas del idioma español tal cual es". 

   No obstante, aclaró que "está la decisión de cada uno cómo a lo largo de su vida se adaptan eso (lenguaje inclusivo) y el uso que quieran darle". 

   Por su parte, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró que la decisión del Ejecutivo de la Ciudad "no busca perseguir ni sancionar" a los docentes. "Es una norma vigente y como toda norma vigente, se tiene que cumplir. No estamos persiguiendo ni casa de brujas, queremos enseñar mejor para que los chicos aprendan", detalló Acuña. 

   Además, la funcionaria declaró que "la prioridad es que los chicos puedan aprender para que puedan decidir", razón por la que necesitan "sacar las trabas en los aprendizajes". 

   "La utilización incorrecta del lenguaje español, las pautas con las que nos comunicamos, hace que los chicos tengan trabas. Esto es algo que venimos dialogando con los directores de las escuelas", puntualizó y detalló que en según las evaluaciones que realizaron en el nivel secundario "7000 estudiantes no pudieron completar siquiera el 20 % de los ejercicios de la prueba de lengua" y que "esto significa que no pueden identificar lo que están leyendo".