Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Larsen, al Mundial con Las Leoncitas: “Estoy feliz; es una locura todo esto”

La montehermoseña jugará la cita mundialista con el Seleccionado Sub 21, en Sudáfrica. “Obviamente que quería estar en esta lista, pero trataba de tomármelo con calma y disfrutar de todo el proceso”, dijo.

gol. María Emilia Larsen celebra su tanto con el Seleccionado Mayor de la ABH, en el Campeonato Argentino. Foto: Prensa ABH

   Por Mikel Iñurrartegui / minurrategui@lanueva.com
   (Nota publicada en la edición impresa)

 

   “Estoy feliz, es una locura todo esto. Es como que no me doy cuenta todavía adónde llegué".

   Así transitó María Emilia Larsen las primeras horas luego de enterarse que era una de las jugadoras convocadas para jugar el Mundial Junior con la Selección Argentina de hockey sobre césped Sub 21.

   La jugadora de Atlético Monte Hermoso fue elegida por el entrenador Fernando Ferrara para afrontar la cita mundialista en Sudáfrica, del 1 a 12 de abril.

   "Trabajé y entrené mucho para esto. Soy muy autoexigente, entonces eso hace que trate de que me salgan todas las cosas bien", contó Mari, desde Buenos Aires.

   Las Leoncitas, que integrarán el Grupo C, comenzarán su participación el domingo 3 de abril contra Corea (a las 12:30) y luego se enfrenarán ante a Uruguay el martes 5 (desde las 6).

   El certamen fue postergado por la pandemia en diciembre de 2021.

   Para entonces, Mari no había sido citada, al igual que la bahiense Candela Esandi (exSociedad Sportiva hoy en River), quien estuvo presente en gran parte del proceso de preparación y del que también participaron, en distintos momentos, las bahienses Eugenia Etulain (Sportiva) y Yazmín Pallottini (ex-El Nacional y hoy en San Fernando).

   "Cuando me llamaron para venir a entrenar en el verano traté de tomármelo con calma, porque no estaba en la primera lista. Obviamente que quería estar, pero igual trataba de disfrutar de todo el proceso y aprovecharlo para crecer. Si no se daba, también iba a estar contenta, había trabajado mucho para estar. Cuando me dieron la noticia fue hermoso", admitió Larsen.

María (izquierda), junto a su compañera Juana Fernández Miranda. Foto: Instagram María Emilia Larsen.
 

   Todo gran logro tiene su trabajo silencioso detrás y este no es la excepción, ya que para poder meterse en la lista definitiva, Mari le agregó mucho sacrificio y esfuerzo a su talento natural. Y para eso encontró un puntal fundamental en Monte.

   "Tuve la suerte de tener buenos entrenadores. Estos últimos dos años pude conocer a Ricky (NdR: Ricardo Mora), que es nuestro entrenador del club (ver nota aparte), y él me brindó todo su conocimiento y tiempo. Si quería ir a entrenar a la mañana, él iba. O también si quería hacer algo antes o después de los entrenamientos. Tenía muchas ganas de ayudarme y se notó. Estoy muy agradecida con él", señaló la jugadora del Atlético, quien también forma parte del Seleccionado Mayor de la ABH.

   Casi sin proponérselo y lejos de que esto genere una presión extra, a Mari le toca ser parte de la continuidad de un legado que une a Atlético Monte Hermoso y al hockey de la ABH con los Seleccionados nacionales. Desde Yiyo Juárez y Gabriela Ludueña, pasando por Bianca Donati, Valentina Costa Biondi y Bárbara Dichiara. Algo que Mari vivió desde muy cerca, mientras crecía y se desarrollaba junto con la actividad.

   "Yo me crié estando en la cancha, o me entrenaban o veía entrenar a Yiyo, Gaby y a todas; después tuve la posibilidad de jugar partidos. La verdad que empezás a verlo, no sé como si algo normal, pero sí pensás que si ellas pudieron llegar estando en Monte, yo también puedo", contó Larsen.

"Mi yo de 7 años está gritando por dentro", publicó Mari en su Instagram junto Valen Costa Biondi, Bárbara Dichiara y Bianca Donati. De Monte a la Selección.

 

   "Lo empezás a ver como posible -agregó-. Veía que todo el esfuerzo de ellas dio frutos y pensaba 'bueno, si yo me esfuerzo también puedo llegar'", señaló la delantera, quien también tuvo un paso por El Nacional.

   En cuanto a legado, el último Mundial Junior disputado marcó un gran hito para la disciplina de nuestra ciudad y la región.

   En el certamen disputado en Chile durante 2016, Argentina salió campeón del mundo con tres jugadoras de la ABH en el equipo: Dichiara, Donati y María Azul Rosetti (El Nacional).

Mari y Bárbara tras un entrenamiento en el CeNARD.
 

   Justamente Bárbara, compañera en Monte y coterránea, fue quien acompañó a Mari en su estadía en Buenos Aires y también  fue una de las primeras en felicitarla.

   "Barbi me acompañó desde la primera vez que vine acá y estuvo superpendiente de mí. Ni bien supe la noticia fui a almorzar con ella y me dijo que me relaje, que por algo estaba ahí, y que empiece a disfrutar. Estuvo siempre y también soy una agradecida de cómo se portó conmigo", dijo María Emilia.

Pensando en Sudáfrica

   Ya con la lista definida, el elenco albiceleste ultimará detalles para viajar hacia Potchefstroom, en Sudáfrica.

   —¿Lo vivís de otra forma estos días ya sabiendo que estás convocada?

   —Sí, ahora se entrena más tranquila, empezás a disfrutar un poco más y ya pensando en ponernos objetivos para el Mundial. Hay que disfrutar todos estos días porque después ya nos vamos.

   Tras la cancelación a fin del año pasado a causa de una nueva ola de COVID-19 que afectaba a gran parte del mundo, Las Leoncitas comenzaron su preparación en enero con una serie de concentraciones en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo.

   Luego, mantuvieron los entrenamientos y le sumaron una serie de amistosos contra Inglaterra y Bélgica, cuando ambos seleccionados participaron de la FIH Pro League en Buenos Aires contra Las Leonas. Así como también contra el combinado argentino mayor y algunos equipos del Metropolitano.

   —¿Cómo lo viste al equipo en estos partidos de preparación pensando en el Mundial?

   —Lo veo muy bien, con una fortaleza bastante especial por todo lo que pasaron en los Juegos Panamericanos (NdR: el equipo debió ser reemplazado de emergencia debido a un brote de COVID-19 en el micro que trasladaba a la delegación, que debió ser aislada en su totalidad). Así que lo veo muy bien en ese aspecto y desde lo deportivo también.

   —Con el Mundial tan cerca, me imagino que ya empezás a soñar lo que será ponerte la camiseta, escuchar el himno...

   —Sí, cada vez que me pongo a pensar.... no, no sé,¡es una locura todo! No hay palabras para describir todo lo que esta pasando por mi cabeza. Trato de disfrutarlo, soy una persona muy exigente que por ahí no disfruta, pero estoy tratando de corregir eso para lograr disfrutar todo esto.


“En algún momento lo iba a lograr porque era su objetivo”

Ricardo Mora, DT de Monte.
 

   Ricardo Mora llegó a Atlético Monte Hermoso a principios de 2019 y en los últimos años fue clave para el logro conseguido por Larsen.

   "Mari no aflojó nunca. Era muy fuerte de cabeza y sabíamos que, más allá de que ella era una de las mas chicas, sino se le llegaba a dar en este momento, sin dudas que ella en algún momento lo iba a lograr porque tenía ese objetivo. Nosotros solo la acompañamos, cuando tienen ganas es mucho más fácil. Estamos todos muy contentos porque otra jugadora de Monte pueda estar ahí, cumpliendo un sueño", admitió Ricky, quien arribó al albirrojo luego de trabajar en Chile.

   Justamente, dos excompañeros de Ricardo en aquel país, también aportaron su granito de arena para este objetivo. Se trata de Ricardo González (psicólogo deportivo), Javier Gutiérrez (nutricionista), quienes trabajaron junto a Ricardo y el preparador físico de Monte, Fernando López.

   "Entre todos tratamos de acompañarla, pero más allá de todo esto, acá el producto de esto son sus ganas, y además de su talento, la constancia que tiene. Lo más importante es eso: el perseverar, continuar en la búsqueda", opinó Mora.

   "Ella está muy convencida de lo que quiere y tiene la posibilidad de que el talento la ayuda. Yo estaba convencido de que si no era ahora, iba a ser más adelante. Nos pone muy contentos porque es un esfuerzo muy grande el que hacen", enfatizó el técnico de Atlético.

   —¿En qué trabajaron este tiempo?

   —Más que nada apuntando a que ella con su autoexigencia no podía disfrutar, entonces buscamos que encontrara las cosas buenas que tienen y que son muchas. Lo que queríamos era que ella pudiera entender su potencial y que obviamente errores iba a haber y hay, como en todas las personas. Entonces estar focalizados en cómo corregir esos errores para mejorarlos y que esa autoexigencia no la lleve a frustrase. Cuando uno disfruta lo que hace lo toma con más calma y fuimos por ese lado.

   —¿Cómo la definirías como jugadora?

   —Cada vez que agarra la pelota le pedimos que vuele, porque ella tiene un gran talento que es correr igual casi igual de rápido con la bocha que sin ella. Tiene una virtud para desplazarse con la bocha que a otros les cuesta mucho más. Además es hipercompetitiva, entonces cuando uno es competitivo y ambicioso saca todo lo que tiene. Igual, lo más importante de ella es la parte humana, que es super responsable. Eso hace que se potencie más. Está constantemente buscando detalles para poder mejorarlos. Eso la ayuda a ir todos los días avanzando, que ella misma quiera más.