Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

El Puerto sigue acaparando cereal y cosechando elogios

El volumen en toneladas exportadas pasó de 14.560.354 a 15.529.791 en nueve meses de este año, comparado con igual período de 2021.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   El movimiento de mercaderías en el ámbito de actuación de la ría de Bahía Blanca sigue arrojando un balance positivo en comparación con lo sucedido en 2021.

   En nueve meses del presente ciclo, comparado con el año anterior, el total de lo exportado muestra un crecimiento del 6,7 por ciento, tomando como referencia a los granos, subproductos, aceites, cargas varias, químicos e inflamables y mercaderías vía terrestre.

   El volumen en toneladas pasó de 14.560.354 a 15.529.791, lo que genera una variación positiva y la perspectiva para lo que resta del año sigue siendo muy buena.

   Precisamente el puerto whitense recibió este año un alto volumen de maíz y podría repetirse hasta el primer semestre del 2023.

   Esto queda reflejado en los números: en 2021, el promedio de carga de maíz por buque en el puerto de Ingeniero White fue de 27.946 toneladas, un 30% más que el promedio histórico (21.500 Tn/buque).

   Incluso el completamiento llegó a picos del orden de las 36.000 toneladas. Hasta octubre de 2022, el completamiento promedio se ubicó en 27.166 Tn/buque.

   De todas maneras, las condiciones climáticas serán determinantes en los próximos meses tanto para el maíz como el girasol y la soja.

   “Nos encaminamos al tercer año Niña consecutivo. Si bien dicho evento ocurre con muy poca frecuencia, suele generar menores lluvias a las esperadas en el subcontinente latinoamericano, provocando efectos alcistas sobre los precios de los granos”, asegura un estudio del área Económica de la BCP.

   Sudamérica aporta en su conjunto, aproximadamente, el 60% de la producción global del complejo sojero y más del 40% de las exportaciones de maíz.

   En este contexto, el productor argentino comienza a diseñar las estrategias para una campaña gruesa con muchas expectativas, aunque atado a las condiciones climáticas.

   En función de estas estrategias agronómicas, comienzan a armarse los programas de embarques, no solo para los próximos meses, sino también para la campaña nueva.

    En dicho marco los precios sobre el puerto de White, empiezan a incrementar su prima sobre Rosario. No es solo un desafío productivo lo que presenta la futura campaña 2022/23, la logística también lo será. 

   Como viene sucediendo desde 2020, el río Paraná continúa en niveles muy bajos. Según el Instituto Nacional del Agua (INA), es la peor baja desde 1944.

   De concretarse los pronósticos de un nuevo año niña, el escenario seco podría agravarse. En este contexto, es altamente probable que los programas de embarques de maíz vuelvan a darle mayor importancia a nuestro  puerto (para el completamiento de carga).

   La relevancia que cobra el puerto no es de este último tiempo, sino que viene observándose en los últimos años, particularmente a partir de 2020, cuando se comenzaron a hacer visibles los efectos de la bajante del río Paraná.

   Bahía Blanca mostró estar a la altura de las circunstancias, se logró un crecimiento en el completamiento de un 26% superior a su historia reciente sin tener problemas de cupos de relevancia.

   A los efectos propios de la bajante del Paraná, se le suma una participación de los embarques de maíz cada vez mayor. En nueve meses de 2022, comparado con igual período de 2021, el crecimiento fue del 6,9 por ciento (pasó de 5.393.746 a 5.765.780 toneladas). 

   El trigo creció un 21,5% (2.339.129 a 2.842.539 toneladas), la cebada un 24,3% y el aceite de girasol un 7,2%.

   En lo químicos e inflamables sobresalió el fueloil (123%), Octeno (53%), Hexeno (39%) y Soda cáustica (27,4%).

    En 2021, los embarques del cereal fueron récord: 7,1 millones de toneladas, lo que representó una suba interanual del 37%.

   En los primeros 8 meses del 2022, los envíos sumaron 5,5 millones de toneladas (+26% i.a). 

   Los principales destinos del maíz son: Vietnam (1.438.603), Corea del Sur (1.299.776) y Malasia (576.720).

   Brasil, en tanto, sobresalió por la compra de trigo, con 1.253.749 toneladas.