Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Vecinos de La Falda, por el entubado del arroyo Napostá

Una obra demandada por años por los vecinos de los barrios aledaños al cauce.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Hace 55 años, en octubre de 1967, la sociedad de fomento del barrio La Falda elevó al gobernador bonaerense, general Francisco Imaz, un pedido para la realización del entubado del arroyo Napostá.

   Obra demandada desde al menos una década atrás por varias entidades, los vecinos de la Falda aprovecharon la realización del denominado “Operativo bahía Blanca”, para manifestar en persona al mandatario provincial y a sus ministros la ejecución de esta obra hídrica.

   En su pedido se retomaban los argumentos esgrimidos en 1958 por la sociedad de fomento del barrio Napostá, donde se mencionaba que el arroyo conformaba “un foco infeccioso”, usado como vaciadero de basura, por los propios bahienses, donde proliferaban moscas y ratas, “situación que pone en peligro la salud de quienes viven en las cercanías del curso de agua y de la población en general. Por otra parte se invocaban razones de orden edilicio, ya que “con sus recovecos poblados de yuyales y tamariscos el curso de agua daba una nota de abandono para una ciudad progresista como la nuestra.

   “Realizado el entubado, el arroyo se convertirá en una magnífica avenida, con recreos infantiles, plazoletas y otros elementos para darle realce. Por otra parte, esa calle descongestionaría el tránsito vehicular de 12 de Octubre, Corrientes y las adyacencias de la estación Sud, cuarteles y salidas a las rutas. “Una avenida debidamente urbanizada sobre el cauce obraría el milagro de trasladar a un sector poco desarrollado parte de la intensa vida de su centro comercial”, se añadía.

   El entubado del Napostá comenzó finalmente en 1978, a la altura de calle Estados Unidos, y con punto final de intervención en el puente de calle Casanova. La obra vial planteada sobre el mismo jamás se concretó y solo en algunas partes de su recorrido se materializaron un par de paseos.