Los puertos de Bahía Blanca y el Gran Rosario muestran las dos caras de una misma moneda

15/1/2022 | 06:30 |

Mientras la participación de las terminales del Up River en el total de granos embarcados registró la cifra más baja en 23 años, los muelles locales batieron récords durante 2021.

Adrián Luciani
aluciani@lanueva.com

   Pese a estar separados por más de 750 kilómetros, los puertos de Bahía Blanca y Gran Rosario se encuentran,  hoy más que nunca, estrechamente vinculados.

   Si bien una sana competencia los ha unido desde el inicio mismo de su existencia, ambos nodos logísticos trabajan ahora más ligados como consecuencia de la bajante extraordinaria del río Paraná.

   Desde al menos 2019 desde estas páginas se viene mencionando el creciente completamiento de bodegas que se realiza en Bahía Blanca como consecuencia de la pérdida de calado en las terminales del Up River, y todo parece indicar que esta situación no perderá intensidad en los próximos meses.

   Durante 2021 volvió a verse claramente como, al menos para algunos cereales y en determinados momentos del año, Bahía Blanca sirvió de “rueda de auxilio" para permitir la salida de las exportaciones comprometidas.

   Esta misión no hizo más que reafirmar el rol estratégico que posee la estación marítima bonaerense, mucho menos vulnerable que sus similares fluviales en cuestiones de calado.

   Las cifras del año pasado muestran ambas caras de una misma moneda.

   En el caso de Bahía Blanca, y pese al impacto de la pandemia, las terminales exportaron en 2021 casi un 40 por ciento más que en 2020, lo que muestra a todas luces el resultado de un año histórico.

   Según un reciente informe elaborado por el Centro de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, el volumen exportado de cereales, oleaginosos y subproductos en 2021 llegó a 13,15 millones de toneladas, mostrando una importante suba interanual del 36,9%.

   El relevamiento también destacó que por la bajante del río Paraná el completamiento de bodegas en las terminales bahienses creció un 30 por ciento con relación al promedio histórico, con el maíz como principal grano exportado, dentro de un proceso de expansión que se viene manifestado desde 2017.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “En el período bajo análisis, el promedio de carga de maíz por buque se ubicó en 27.946 Tn, es decir, un 30% más que el promedio histórico. Incluso, el completamiento llegó a picos del orden de las 36.700 toneladas”, consignó el informe.

   Dificultades en Rosario

   Pero así como las primeras cifras finales de 2021 mostraron un excepcional incremento de las cargas transportadas en los puertos de Bahía Blanca y Quequén, el panorama resultó muy diferente para las terminales fluviales del Gran Rosario.

   Según un reciente estudio de la Bolsa de Comercio rosarina, producto de la peor bajante del río en más de 50 años, la participación de esos puertos en los embarques totales de granos, aceites y subproductos argentinos cayó en 2021 a su menor porcentaje en casi un cuarto de siglo. 

   El relevamiento realizado por Emilce Terré y Guido D’Angelo estima embarques de granos, aceites y subproductos desde las terminales que se encuentran entre Arroyo Seco al sur y Timbúes al norte por un total de 69,8 millones de toneladas, con 225 mil toneladas menos que el año anterior.

   “En volumen, dicho tonelaje resulta el más bajo desde la sequía de 2018, pero, como porcentaje del total, hay una discrepancia: 4 años atrás todos los nodos portuarios argentinos vieron resentir sus cargas por el mismo motivo, manteniéndose el share del nodo santafesino.

   “Este año, en cambio –agregaron los autores del trabajo--, el causante del magro resultado es geográficamente delimitado por lo que la caída de los embarques desde el Gran Rosario coincide con un incremento en las toneladas totales de granos, aceites y subproductos despachadas desde Argentina hacia el exterior, que alcanzaron estimativamente 93,9 millones de toneladas, un 5% por encima del 2020”.

   A raíz de lo anterior, la participación del Gran Rosario en los despachos totales caía de 78% en 2020 a 74% en 2021, el menor registro desde 1998.

   En ese entonces, los muelles al norte y al sur de Rosario cargaban menos de 30 Mt en el año.

   Como contracara, el share de las terminales oceánicas de Bahía Blanca en los embarques totales alcanzó un récord histórico de 14%, 3 puntos porcentuales por encima del año anterior.

   “Desde el nodo del sur bonaerense se embarcaron más de 13 millones de toneladas de granos y subproductos en el 2021, el mayor tonelaje en su historia”, señaló el trabajo de la BCR.

   Ahora la bajante continúa castigando a los puertos del Gran Rosario y los buques cargar un 30% menos de lo habitual debido al extremado bajo nivel del río, indicó la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM).

   En un buque del tipo Handymax esto representa unas 13.000 toneladas menos y en un Panamax la pérdida de 16.000 toneladas.

   Incluso, de no mediar cambios significativos a corto plazo, la situación volverá, por tercer año consecutivo, a generar problemas logísticos, complicando el embarque de la cosecha gruesa.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias