Reino Unido: Johnson está bajo presión por una fiesta en su residencia en pleno confinamiento

11/1/2022 | 14:30 |

Hubo una fiesta celebrada en el jardín de Downing Street, la residencia oficial del Gobierno británico, en mayo de 2020.

Foto: 20Minutos

   El primer ministro británico, Boris Johnson, enfrentó hoy pedidos de explicaciones por parte del Parlamento sobre una fiesta celebrada en el jardín de Downing Street, la residencia oficial del Gobierno británico, en mayo de 2020, en pleno confinamiento.

   La Policía Metropolitana también informó que ya está en contacto con la Oficina del Gabinete para conocer los informes sobre posibles infracciones a la cuarentena por coronavirus en Downing Street el 20 de mayo de 2020.

   Un correo electrónico que se filtró ayer a la prensa reveló una invitación a un cóctel al aire libre a más de 100 empleados de la residencia oficial, la primera evidencia de una celebración cuando el resto del país tenía prohibido reunirse con más de una persona.

   El opositor Partido Laborista, logró finalmente hoy una sesión de preguntas de carácter urgente en la Cámara de los Comunes, solicitando al primer ministro conservador que hiciera una declaración ante los diputados.

   Pero el primer ministro no estuvo presente y fue por el director general de finanzas Michael Ellis.

   En ese sentido, Ellis explicó que la investigación está siendo "dirigida por alguien que es un modelo de independencia e integridad", haciendo referencia a la funcionaria pública Sue Gray, que actualmente se desempeña como segunda Secretaria Permanente en la Oficina del Gabinete.

   Justificó al primer ministro, alegando que se vio afectado por el coronavirus y se lo toma muy en serio e insistió en que confía en su "integridad y honor".

   Angela Rayner, líder adjunta del Partido Laborista junto a Keir Starmer, por su parte, declaró en el Parlamento que Johnson "puede huir, pero no puede esconderse" de las acusaciones sobre la realización de la fiesta.

   "Si el primer ministro estaba allí, seguramente lo sabía. La invitación fue enviada a 100 empleados, muchos de los cuales formaban parte de su personal de más alto nivel, y se organizó con antelación, por lo que ¿el primer ministro conocía el evento de antemano y dio su permiso para que se llevara a cabo?", se preguntó la diputada.

   Para Rayner dijo que la ausencia de Johnson hoy en la Cámara de los Comunes por este tema urgente "dice mucho".

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Es increíblemente decepcionante, pero no sorprendente, que el primer ministro a quien le hice esta pregunta no esté aquí hoy a pesar de no tener compromisos oficiales", apuntó.

   Más temprano, Starmer, acusó en un tuit al primer ministro de "mentir al público británico".

   Las críticas a Johnson también llegaron de miembros de su propio partido, pero que prefirieron no identificarse.

   "Ha perdido toda autoridad sobre el tema de las restricciones del coronavirus. Le mintió al Parlamento. Le mintió al público", dijo un parlamentario conservador a la BBC sobre el primer ministro.

   Antes de la publicación del correo electrónico que invitaba a la fiesta ya habían salido a la luz imágenes de Johnson sentado en el jardín junto a su esposa y Martin Reynolds, asistente del primer ministro y autor del correo, frente a una mesa de quesos y vinos.

   Sin embargo, el Gobierno insistió en su momento que se trataba de una reunión de trabajo, pero el correo electrónico deja claro que es una reunión de índole social, lo cual es mucho más difícil de explicar, dijo el canal ITV News, el primer medio en publicar el mail.

   "¡Acompáñenos a partir de las 6 pm y traiga su propia bebida!", decía el mensaje enviado por Reynolds, quien invitaba a disfrutar del buen clima y a tomar unas bebidas manteniendo el distanciamiento social.

   Según ITV News, alrededor de 40 miembros del personal se reunieron en el jardín esa noche, comiendo y bebiendo junto al primer ministro y su esposa.

   Hasta ahora, el primer ministro se ha negado a comentar sobre las acusaciones de que él y su esposa Carrie asistieron a esa fiesta, alegando que se lo impide una investigación ya abierta sobre denuncias previas de incumplimiento del confinamiento en Downing Street.

   El correo revelado sigue a una serie de acusaciones sobre las reuniones que realizó el personal del Gobierno durante los momentos más graves de la pandemia, mientras el Reino Unido era el país más golpeado y con más muertes por coronavirus de Europa.

   Según una recopilación de la BBC, el personal de Downing Street y funcionarios del Gobierno celebraron reuniones sociales en diferentes fechas mientras regía el confinamiento.

   Estas incluyen desde una reunión con miembros del personal de Downing Street con Carrie Johnson en el departamento donde vive junto a primer ministro, despedidas de un asistente de la residencia hasta un concurso de Navidad para el personal el año pasado. (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias