Cifras récord para el maíz en Bahía Blanca por la bajante del Paraná

17/7/2021 | 06:30 |

Ya se conocen los primeros números del impacto que produce en la estación marítima local el menor calado de los puertos del Gran Rosario. Se estima que la situación continuará, como mínimo, el resto del año.

Fotos Rodrigo García y Pablo Presti - La Nueva

 

Adrián Luciani
aluciani@lanueva.com


   Si bien desde hace meses se viene hablando de los beneficios que genera en el área portuaria bahiense la bajante extrema del río Paraná, recién ahora comienzan a conocerse cifras concretas de un proceso que ya se está tornando crónico y que pone de manifiesto la vulnerabilidad del sistema de transporte fluvial en la zona del up – river.

   Como contrapartida, la pérdida de calado en los puertos del Gran Rosario no hace más que destacar el rol estratégico que para Argentina poseen los muelles locales, los cuales cubren cada vez que son requeridos, buena parte de las necesidades del sector agroexportador.

   En tal sentido, en el norte se habla de pérdidas superiores a los 300 millones de dólares por el completamiento de bodegas que debe realizarse en el sur, y se cuestiona la necesidad de pagar falso flete (el producto de igual costo de transporte en un viaje con más carga versus ese mismo costo de viaje con menos toneladas, o sea la diferencia de mayor costo unitario por las toneladas efectivamente transportadas).

   Sin embargo, cabría preguntarse qué sucedería con esa carga si no hubiese puertos aptos en el sur bonaerense. Seguramente esos granos saldrían por Brasil, como ocurre con los derivados de oleaginosas, porque la mayoría de las plantas procesadoras están en Santa Fe y no en esta región.

   Ahora, con el paso de los días, la situación en el Paraná ha empeorado y el río apenas permite salir barcos con 29 pies de calado cuando lo normal son 34 pies.

   Esto, como se dijo, se traduce en una mucho mayor actividad en Bahía Blanca, donde el promedio de toneladas de maíz cargadas por buque pasò de 21/22 mil a 26/27 mil.

   La situación también se ve reflejada en el precio de pizarra que se paga el maíz en Bahía Blanca con relación a Rosario, con una diferencia de + u$s 15 dólares por tonelada para nuestra ciudad debido a la necesidad de los exportadores de que el grano se entregue en el puerto local.

   También, en términos generales, podría asegurarse que el semestre del maíz en el puerto bahiense es histórico, superando incluso las marcas tope logradas el año pasado, donde también se destacó.

   Además, se espera que el pico de la bajante del Paraná se produzca en septiembre, con lo cual esta situación se va a mantener, como mínimo, todo el año.

   Días atrás, la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca dio a conocer un informe donde señala que desde la primera semana de mayo comenzaron a observarse los efectos en el puerto, con un incremento de las toneladas cargas, sobre todo para maíz.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Según el estudio publicado en el sitio especializado http://argenports.com/ en el período del 3 de mayo al 4 de julio pasado, el promedio de carga de maíz por buque se ubicó en 26.000 Tn, es decir, un 21% más que el promedio histórico.

   Incluso, la entidad señaló que el completamiento llegó a picos del orden de las 28.000 Tn (+30%) en las semanas de mayor impacto de la bajante.

   A modo de resumen, si se considera un completamiento promedio histórico de 21.500 toneladas, en los meses de mayo y junio de 2021, los buques que llegaron al puerto de Bahía Blanca cargaron 4.500 toneladas más de maíz que lo habitual.

   En términos globales, durante el período bajo estudio se embarcaron 1.405.852 toneladas de maíz, con un incremental por sobre el completamiento promedio histórico de 215.358.

   En cuanto al aspecto comercial y los precios, el informe de la Bolsa de Cereales señaló que en ese período en Bahía Blanca se pagaron u$s 11 dólares más por tonelada que en Rosario (220 contra 209).

   Sin embargo, en el caso del poroto de soja, las consecuencias de la bajante en el puerto bahiense no se mostraron tan marcadas como para el maíz.

   Para la oleaginosa, el completamiento promedio histórico se ubicó en 23.000 toneladas, mientras que, en el periodo analizado, cada buque tuvo una carga promedio de 26.000.

    “En el caso del trigo, la mayor proporción de los buques que zarpan desde el puerto de Bahía Blanca se dirigen a Brasil en embarcaciones de menor porte, con lo que el origen de la carga se da en la región.

   “Por ello –agregó el trabajo--, la bajante del río Paraná no tiene efectos significativos para este cereal”.

   Para graficar el aumento de los embarques desde Bahía Blanca resulta importante señalar que un reciente estudio realizado por la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que mientras desde el up – river representaron el 75% del total (la menor participación desde al menos los últimos cuatro años),  en el sur llegaron el 22% del total, es decir, la proporción más alta desde 2018.

   Un dato no menor es el desempeño del ferrocarril en este proceso, el cual ha incrementado proporcionalmente la carga transportada.

   Esto vuelve a poner sobre el tapete la necesidad de mejorar el sistema ferroviario que desde el norte llega al puerto local, aspecto que no ha tenido un acompañamiento del Estado proporcional al que tuvo en el Norte durante los últimos años.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias