Avances en la digitalización

Seguros: ¿Cuáles son los segmentos que incrementaron la demanda durante la pandemia?

10/7/2021 | 06:30 |

Como en épocas de crisis —aunque ninguna como la actual — hogar, salud y vida vuelven a ser prioridades para las familias. “La protección de elementos tecnológicos es una de las más requeridas”, dijo Hernán Pelayes, gerente de Seguros Rivadavia.

Más allá de la inédita crisis actual, estar asegurado frente a riesgos que afecten nuestro patrimonio es la mejor inversión / Fotos: Jano Rueda-La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   Tras un freno obligado en la primera fase de la cuarentena por la pandemia del Covid-19, el sector asegurador comenzó una recuperación que se ha ido consolidando en los últimos meses. Aún en medio de una crisis inédita, existe una razón para ello.

   “Estar asegurado frente a los diversos riesgos que pueden afectar nuestro patrimonio es la mejor inversión que se puede hacer, sobre todo en tiempos económicos difíciles, donde restituir un activo perdido por un siniestro puede costar mucho si no se tiene una cobertura adecuada”.

   Así lo entiende Hernán Pelayes, gerente del Centro de Atención Bahía Blanca de Seguros Rivadavia.

“La pospandemia será distinta, ya que habremos capitalizado lo aprendido sobre las distintas formas de trabajo durante este tiempo”, dijo Pelayes.

   En tal sentido, las mayores demandas vuelven a ser las históricas relacionadas con la protección de la vida, con un asterisco para el cuidado de la salud; de la familia y del patrimonio.

   “Siguiendo el mismo hilo, en nuestro país podemos decir que la demanda sobre seguros de vida es creciente, más allá que hay que seguir trabajando para generar conciencia en este sentido”, agregó.

   Pelayes extendió la demanda a las pólizas relacionadas con el cuidado de la salud respecto de elevados costos médicos, así como una semejante en el rubro automotores, que se está recuperando en forma progresiva a los niveles de la prepandemia.

“Naturalmente que, por efecto rebote, coberturas también solicitadas son las de actividades comerciales en relación a las aperturas. Respecto de los particulares notamos una mayor demanda de seguros para el hogar, lo que denominamos combinado familiar”, sostuvo.

   —Para muchas actividades, la pandemia significó un antes y un después. ¿De qué manera afectó a los seguros?

   —De un tiempo a esta parte el sector viene adaptándose rápidamente a los cambios que los clientes demandan en términos de servicio. Por ejemplo, con la incorporación de tecnología puesta a disposición de los productores asesores de seguros para que puedan gestionar de manera eficiente sus carteras. Por esto se ha permitido transitar en forma sólida el contexto de pandemia.

   “Claramente podemos afirmar que la pospandemia será distinta, ya que habremos capitalizado lo aprendido sobre las distintas formas de trabajo en este tiempo”.

   —¿Existe una nueva normalidad para el sector?

   —No respecto de la venta de seguros. Su canal principal es a través del productor asesor, pero lo que sí podemos decir es que hoy se han incorporado distintos medios, en los cuales el productor y las compañías gestionamos la venta y la atención de clientes. Uno de ellos es WhatsApp.

   —¿Con un número menor de actividades por la pandemia existe menos margen de riesgos?

   —Los riesgos están presente en todo momento y no disminuyen. Es un aspecto en el que aún hay que trabajar mucho en nuestro país para concientizar a la sociedad respecto de la existencia de los distintos riesgos y para los cuales se pueden tomar coberturas de seguros.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   —¿De qué manera influye el home office en la industria del seguro? 

   —La adaptación fue positiva, muy rápida y permitió que se siga operando prácticamente con normalidad. Entiendo que esta modalidad de trabajo llegó para quedarse, lo que hace repensar el futuro.

   “Otro tanto sucedió con la digitalización. Fue muy bueno, ya que permite optimizar procesos, facilitar la gestión del productor para la venta y administración de su cartera. Mediante una app, los clientes tienen el certificado de cobertura con la póliza vigente actualizada; digo, en el caso de automotores”.

   —¿Se venden más seguros para proteger elementos tecnológicos?

   —Sí. Esto está relacionado con la cobertura del hogar que se vio incrementada en la pandemia, ya que allí se amparan los dispositivos electrónicos portátiles como notebook y celulares entre otros.

   —¿Estos parámetros se repiten en Bahía Blanca?

   —En el mercado asegurador existen diversas zonas de riesgo y eso hace que las variables puedan ser distintas entre las capitales y las ciudades del interior del país. En nuestro caso, que operamos en Bahía Blanca y la zona, se reportaron indicadores similares a la media nacional.

   —¿Existen demoras en el pago de siniestros por la pandemia? ¿O son los plazos lógicos?

   —No hay retrasos. Los pagos a los clientes son a 15 días, a partir de que se conforma la liquidación y se presenta la documentación correspondiente. Eso no se vio afectado con la pandemia.

   —¿Cuál es tu opinión del mercado bahiense?

   —Es una plaza muy importante. Y competitiva en términos de oferta, ya que operan las principales aseguradoras del mercado nacional y cuenta, además, con un alto grado de profesionalismo, tanto por el recurso humano que trabaja en las compañías como de los productores asesores de seguros.

   “¿El mercado asegurador? Se ha vuelto muy competitivo a partir de la evolución de productos que ampliaron coberturas para los distintos riesgos que se demandan, tanto en el ramo automotor como en el resto. Esta evolución beneficia a los clientes, ya que pueden contar con un producto a medida de sus necesidades”.

“Protección a medida que se extiende la crisis sanitaria”

   De acuerdo con la Asociación Civil de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina, desde el inicio de la pandemia subió un 30 % la contratación de seguros de vida en la Argentina.

   “Semana a semana crece la demanda de estos productos y el mercado ofrece nuevas coberturas, teniendo en cuenta la coyuntura y la necesidad de la población de sentirse protegida a medida que la emergencia sanitaria se extiende y provoca incertidumbre”, dijo Fabián Hilsenrat, vicepresidente de Avira.

   Con respecto al mantenimiento de las coberturas de salud durante los primeros meses de la pandemia, una encuesta —de la consultora Ipsos— reveló que el 79 % de los argentinos que contratan seguros de vida manifestó la voluntad de mantenerlos; mientras que el 8 % quería suspender las pólizas por un tiempo; otro 8 % pensaba demorar sus pagos y un 5 % manifestó su intención de darlas de baja de manera definitiva. (nbsbancosyseguros.com).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias