Vacunación, presencialidad y economía en la previa electoral

19/6/2021 | 07:00 |

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva. en la capital provincial.

Archivo La Nueva.

Por
Ricardo Salas

   A pocos días de la llegada formal de la temporada de invierno 2021, se sabe que la pelea contra la pandemia seguirá siendo difícil ya que la experiencia indica que en los meses de temperaturas frías las enfermedades respiratorias crecen exponencialmente en el número de contagios. En ese contexto, nuevamente el debate de la presencialidad en las escuelas selló la agenda política semanal en la Provincia. 

   El anuncio del gobernador Axel Kicillof acerca de la vuelta escalonada a las clases presenciales en el ámbito del conurbano dejó a no pocos intendentes macristas sin su reclamo  político más fuerte en medio de la segunda ola de la pandemia. 

   Hace tiempo, la modalidad de las clases escolares -presenciales o virtuales- se transformó en la piedra de la discordia política.  Con la vuelta a las aulas en todo el GBA, Kicillof neutralizó en gran medida ese debate y le arrebató a los jefes comunales alineados en Juntos por el Cambio  buena parte de un reclamo que se había transformado en bandera. 

   Sin emabrgo, en algunos distritos del interior provincial donde gobierna la oposición se despotricó contra la medida gubernamental al considerar que la decisión “discrimina” a varios municipios. 
Ante las críticas, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, apuntó una vez más con munición gruesa contra los referentes “amarillos” opositores durante la pandemia y a la utilización de la crisis sanitaria como elemento para realizar campaña política de cara a las elecciones legislativas de este año.  

   A tono, también la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, concretó una nueva “aparición quirúrgica” cuando pidió que se deje “la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política”, cuando llegó hasta La Plata para apuntalar la campaña Buenos Aires Vacunate. 

  “No hay nada que les venga bien. Pasaron del discurso de que no hay vacunas a estar en contra de que hayan vuelto parcialmente las clases en el AMBA y no todavía en todos los distritos del interior”, grafican desde el oficialismo del Frente de Todos.  

   Antes, senadores y diputados del arco opositor decidieron públicamente exigirle al gobernador que abandone la improvisación en materia educativa por, supuestamente estar utilizando “arbitrarios criterios epidemiológicos”, según la conveniencia del partido gobernante, dejando de lado y sin clases presenciales a miles de alumnos bonaerenses que “casualmente” viven en municipios mayoritariamente gobernados por JxC. 

   También, desde el ala amarilla parlamentaria piden que la Provincia deje de “tirar tiros al pichón” en términos mediáticos, al cruzar declaraciones del jefe de Gabinete de la administración Kicillof, apenas Bianco se retiró de la Legislatura tras presentar el séptimo informe ante la “Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la Emergencia” que integran diputados y senadores bonaerenses. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

    Y mientras en el PRO se agudiza la disputa por las precandidaturas y por el momento parece que falta quién tome la sartén por el mango, desde el Ejecutivo de calle 6 remarcan que Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, “representan lo mismo”, en referencia a lo que consideran el modelo de ajuste neoliberal implementado por el anterior gobierno. 

   Mientras tanto Kicillof apuesta a que la campaña de vacunación se intensifique rápidamente: es que el operativo de inmunización provincial y la reactivación de la obra pública son los ejes centrales de la Gobernación tanto a la hora de “plebiscitar” su gestión en medio de la emergencia sanitaria como al momento de ofrecer noticias alentadoras de reactivación económica en la previa de la campaña electoral. 

   En los últimos días, los ministros de Hacienda y Finanzas, Pablo López, y de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, se reunieron en “modo virtual” con autoridades del Banco Mundial donde dialogaron sobre la ejecución de los préstamos vigentes y sobre las posibilidades de nuevo financiamiento en infraestructura social, económica y en programas sociales para los desafíos que impone la “pospandemia” en la PBA. 

   Claramente, la nueva ola de Covid-19 agrava la crisis social y económica que ya venía a los tumbos durante la gestión macrista, y “la pandemia y la economía” se van consolidando como  los focos de la cruzada electoral que se avecina.  Observadores partidarios creen que, en ese contexto, se evaluarán las “tasas de vacunados y de mortalidad” porque ahora el plan de vacunación contra ha tomado vigor y la intención gubernamental es llegar a septiembre próximo con un altísimo nivel de inmunizados.  

   Entonces, mientras el oficialismo del Frente de Todos bonaerense hablará de “un Estado presente”, referentes opositores criticarán al Gobierno por no hacer “lo único que tenían que hacer: comprar vacunas y aplicarlas rápidamente” entre la población. 

   Obviamente desde lo discursivo se volverán a escuchar voces reflejando, “la cuarentena eterna, la presencialidad escolar, una economía destruida, pobreza e indigencia que suma gente de a millones” y la incidencia de la “vacunación VIP de funcionarios y militantes” en plena pandemia, entre otros argumentos electorales.

   En paralelo, en la órbita legislativa seccional se empiezan a reformular estrategias para lo que viene: abrir espacios para la renovación en las listas de candidatos a diputados provinciales por la Sexta Sección, tanto en el oficialismo como en la oposición. 

   Dentro de un imaginario pelotón de los más activos por el FdT, se destaca, por ejemplo, el exintendente de Tornquist, Gustavo Trankels, al mando de Vialidad Nacional y con mucha sintonía en las terminales nacionales de esa área comandada por el ministro Gabriel Katopodis. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias