Fallo del Tribunal Criminal N° 2

Condenas por un robo frustrado que terminó a los tiros

16/6/2021 | 10:54 |

Carlos Álvarez, quien se había fugado de una comisaría de Villa Rosas, y Roy Alejandro Altamiranda recibieron 6 años de prisión.

   Dos personas con antecedentes, que protagonizaron un violento intento de robo a fines del año pasado, que incluyó disparos al menos contra vecinos que los denunciaron, fueron condenados a 6 años de prisión.

   Se trata de Carlos Alberto Álvarez (uno de los que se había fugado de la comisaría de Villa Rosas) y Roy Alejandro Altamiranda, quienes fueron sentenciados por el Tribunal en lo Criminal N° 2, tras la investigación que llevaron adelante los fiscales Eduardo Quirós y Paula Pojomovsky.

   El hecho se produjo el 18 de diciembre último, en un depósito ubicado en la calle Líbano 1257.

   Álvarez y Altamiranda, según quedó probado para la Justicia, habían intentado sustraer elementos del interior del citado inmueble, luego de escalar un paredón perimetral de 3 metros de altura. 

   La intervención de vecinos, que escucharon ruidos y vieron la maniobra, puso en fuga a los delincuentes, que fueron perseguidos por los civiles hasta la llegada de la Policía.

   En ese trayecto, los ladrones realizaron disparos contra los denunciantes que, por milagro, no hirieron a nadie.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Álvarez fue capturado en el techo de una vivienda, luego de que se desprendiera de un handy que tenía la frecuencia policial y una pistola 9mm.

   Altamiranda, en tanto, pasó por otra propiedad privada, también tenía un arma del mismo calibre.

   En un momento se topó con un oficial, quien le dio la voz de alto pero no solo la desoyó sino que le apuntó, con lo cual el uniformado realizó al menos un disparo en dirección al piso. Finalmente fue reducido en Pampa Central al 1200.

   En el acta, finalmente, quedó registrado el secuestro de dos pistolas con varias municiones -al menos una de ellas robada a un policía de la Local-, dos handys con la frecuencia policial, guantes, herramientas y celulares, entre otros elementos.

   Ambos fueron condenados como coautores penalmente responsables del delito de robo agravado por el uso de arma de fuego apta para el disparo en grado de tentativa y portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal agravada por registrar antecedentes penales por delitos con el uso de armas.

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias