Necesita colaboración de los vecinos

La Cooperadora de Bomberos, camino al 80º aniversario

27/2/2021 | 06:57 |

Fernando Varese, presidente de esa asociación civil desde 2012, se refirió al pasado, presente y futuro.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   “La cooperadora ha sido muy importante para el desarrollo de la actividad y de la ciudad en sí, porque siempre estuvo presente cuando se la necesitó para dar repuestas a la población”.

   De esa forma, Fernando Varese, presidente de la Asociación Civil Cooperadora de Bomberos de Bahía Blanca desde 2012, se refirió al presente y pasado de esta entidad que, con mucho ingenio y una administración muy ordenada, logra colaborar y aportar recursos a personal esencial para la seguridad.

   “Los bomberos llegaron a la ciudad en 1910. En 1939 comenzaron a faltarles herramientas e insumos y por eso se decidió ayudarlos de alguna manera. De esa forma comienza a gestarse la necesidad de contar con una cooperadora, que toma forma oficial el 13 de noviembre de 1943”, señaló Varese, de amplio recorrido en funciones sociales.

   Y añadió: “Hasta ese momento se seguían usando los carros, por lo cual siempre se llegaba a destiempo a los siniestros. Había que modernizarlos de algún modo, pero no se contaba con recursos. Hemos atravesado épocas muy difíciles y la última fue durante esta pandemia, que verdaderamente nos dejó muy limitados”.

   Varese llegó a la presidencia de la Cooperadora por su pasión de generar actividades para el bienestar de la población.

   “Cuando me mudé a Villa Delfina, en la década del '80, fui uno de los fundadores del cuartel de esa zona, luego de integrar la sociedad de fomento. Estábamos al medio de los bomberos de White y del Cuartel Central, que no daban abasto. Y en esos tiempos, en el barrio no había calefacción natural, por lo que se usaban las estufas a querosén, que eran muy inflamables y se producían muchos incendios”.

   “De tanto insistir, logramos que se conformara el cuartel 6 de septiembre, ubicado en Villa Ressia, y comenzamos a trabajar para conseguir una autobomba y luego para generar las condiciones de trabajo ideales”.

   En 1983 comenzó su relación con Eduardo Alimenti, quien estuvo al frente de la Cooperadora durante 47 años. 

   “Nos llamó para que nos incorporemos a su plan de trabajo. Y así fue. No fue fácil reemplazarlo, porque era un todo un emblema dentro de la entidad. En 2011 la cooperadora estaba venida abajo y me hice cargo, junto con un grupo de vecinos, para revertir la situación”, comentó.

   Actualmente, como la gran mayoría de las entidades sin fines de lucro, la Cooperadora tiene un problema: la falta de renovación en la comisión. 

   “Cuesta que gente joven se acerque a dar una mano, a sumar ideas. No todos quieren ceder tiempo de su vida personal”, señaló.

   Otra dificultad es que en Bahía Blanca se construyeron más de 4 mil edificios y el número de bomberos no creció en la misma proporción.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Hoy estamos con la misma cantidad de bomberos que hace 15 años atrás, cuando todos sabemos lo que se expandió la ciudad en ese lapso. El ingeniero Castelli, en los años 90, decía que a Bahía Blanca le faltaban 1.200 hidrantes. Hoy deben faltar 2.500 con todo lo que creció”.

   “Lo mismo sucede con la vida útil de las autobombas. Contamos con algunas que ya son viejas. Lo ideal es tener modelos 2010 para arriba, porque las necesidades son cada vez mayores”.

   Aún con esas falencias, Varese remarcó el trabajo realizado en el peor suceso que sufrió la ciudad en los últimos años: el incendio del banco Nación.

   “La cooperadora estuvo allí presente, proveyendo cosas y atendiendo a las más de 100 personas que se desempeñaron durante casi 17 horas”.

   La cooperadora se sustenta por un porcentaje de una tasa Ambiental y por lo que aportan los propios vecinos, a través de bonos contribución. 

   “Por eso, 2020 fue durísimo, ya que nuestros ingresos disminuyeron muchísimo. Hemos tenido épocas gloriosas, en las que se sorteaba una casa en la avenida Alem”.

   Una de las cuestiones en la que está trabajando la Cooperadora es en el Cuartel Central, ubicado en Castelli 469, a muy pocas cuadras del microcentro.

   “Ya queda chico y está en un lugar complicado. Es un edificio que tiene 60 años, cuando la ciudad era otra y las necesidades eran distintas. Hay que empezar a planificar una mudanza, a algún lugar más apropiado. No digo que tenga que ser mañana, pero sí hay que tenerlo en agenda. No pasa por una decisión nuestra, sino que tiene que ver con una decisión política”.

   Según Varese, son pocos los que reconocen el trabajo de los Bomberos, que arriesgan su vida permanentemente.  

   “Por eso, el ingenio de esta comisión directiva es notable, para hacer rendir los pocos recursos que tenemos. Bomberos es una institución que merece más apoyo y reconocimiento. Hoy se subestima mucho su función. Sólo se lo valora cuando se lo requiere, pero es muy difícil poner las cosas en condiciones para que la respuesta sea la adecuada. Hay toda una logística previa muy grande y, sobre todo, costosa”.

   Este año, la Cooperadora tiene previsto utilizar algunas fechas emblemáticas para generar actividades que le permitan recaudar. 

El cuartel Alberdi pudo ser refaccionado gracias a la Cooperadora

   “Vamos a sacar un bono contribución para celebrar los 80 años, en el que pensamos sortear un automóvil. A ese le sumaremos otro para recordar la llegada de los bomberos oficiales a Bahía, que fue un 11 de abril de 1910”.

   Si la pandemia lo permite, en julio planean organizar algún evento para el Día Nacional de la lucha contra el fuego y en septiembre para el Día del Bombero en la provincia de Buenos Aires.

   “También queremos generar charlas o cursos de prevención de incendios en sociedades de fomento, clubes o escuelas para evitar accidentes que son fácilmente evitables”, cerró Varese. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias